Home » Actualidad » Sociedad

Ama a Tu Vecino

.
27/04/2011 | por AishLatino.com

Un trágico incendio une a una comunidad muy diversa.

Para Soraya Stevens, las niñas de la familia Vanegas que vivían sobre la lavandería en North Lawrence agregaban algunas sonrisas a su tarea de lavar y secar la ropa.

Algunas veces, ella y su hija de 7 años de edad, Saniah, pasaban el tiempo jugando con las pequeñas de la familia Vanegas. “Ellas simplemente se veían felices”, cuenta ella.

Luego ella escuchó sobre el incendio en el edificio el jueves. “¿Están bien las niñas?”, preguntó.

Le tomó media hora recuperar la compostura luego de escuchar que las hermanas, Andrea de 13 años y Susana de 9, habían muerto. Las niñas fallecieron en su departamento junto con su hermano, Saul Preza de 19, y su madre, Morena Vanegas, de 46. Además, cerca de dos docenas de personas desalojadas por el fuego permanecen sin hogar.

Tres niños y una joven madre de una familia latina local murieron repentinamente en un furioso incendio. Las impactantes noticias golpearon fuertemente al área de Five Towns/Far Rockaway en Nueva York el pasado jueves. ¿Cómo reaccionaron las comunidades judías circundantes a esta tragedia?

Dentro de las características esenciales y básicas que definen al pueblo judío están “rajmanim” y “gomlei jasadim”, sentir y actuar en forma misericordiosa y benevolente (Tratado Yevamot, 79a). Como consecuencia del fatal incendio, los activistas de la comunidad local fueron acosados con e-mails, mensajes de texto y llamadas preguntando sobre cómo ayudar.

Un e-mail de una madre ocupada en la víspera de Shabat destaca las expresiones de empatía y bondad que se generaron:

Se me sale el corazón por esta familia. Me gustaría prestar mis talentos para aliviar su carga. Puedo compartir mi tiempo, conocimiento y apoyo, puedo cocinar para ellos y recolectar ropa. Hablo español, así que puedo, si Dios quiere, ayudarlos a abrirse camino en el sistema. Mi número de celular es _______. Por favor, siéntanse libres de dárselo a la familia. Me pueden llamar mañana en la noche en cualquier momento después de que termine Shabat. Shabat Shalom y ¡sigan trabajando así de bien!

Ofrecimiento de donaciones (dinero, ropa y comida) vinieron torrencialmente desde el amplio espectro de la comunidad judía. Individuos, jóvenes y ancianos. Familias de todos los tamaños. Escuelas judías y sinagogas. Todos dieron un paso adelante para ayudar en algo, de alguna manera.

”Nuestro amor por la humanidad no debe excluir ninguna nación o individuo”

La Dra. Annette Szafranski, una psicóloga del distrito escolar local, me pidió que participara en una sesión de apoyo emocional y psicológico en la escuela primaria donde las dos niñas menores habían asistido. Profesores, administradores y profesionales de la salud mental se reunieron, buscando formas de dar desahogo a sus sentimientos. Estaban todos ansiosos de saber cómo era la mejor forma de ayudar a sus pequeños estudiantes a enfrentar la brutal pérdida. Las repercusiones de una tragedia de esta magnitud pueden gatillar muchos temas físicos, emocionales y cognitivos en los compañeros de escuela.

¿Qué dices cuando tus alumnos preguntan: ¿Cómo pudo pasar una cosa como esa? ¿Están en el cielo? ¿Pueden venir a visitarnos? ¿Quién va a preparar los almuerzos para los hermanos que sobrevivieron? ¿Quién prepararía la comida si le hubiera pasado a mi mamá? Tuve un sueño realmente aterrador anoche - ¿Se va a hacer realidad? ¿Debemos mantener el escritorio vacío en la sala? Si tengo dinero para donar ¿a quién debo dárselo? ¿Puedo reunirme con mi consejero hoy en vez de esperar a mi cita regular de los miércoles?

Por supuesto, todos nos agradecieron cuando la sesión concluyó. Eso era lo que se debía hacer desde el punto de vista profesional. Pero fueron los comentarios privados al salir los que me hicieron tomar nota. Personas de diversas etnias y culturas expresaban sentimientos similares: “Muchísimas gracias por venir. Es alentador saber que la comunidad se preocupa”.

¿Qué constituye una comunidad? ¿Son acaso los límites geográficos? ¿Códigos postales? ¿Linaje compartido? ¿Creencias y comportamientos similares? ¿Metas comunes?

Si bien cada uno puede tener su propia opinión en relación a cómo definir “comunidad”, yo voy a dejar que las reflexiones de 200 años de antigüedad del Rabino Pinjas Eliyahu de Vilna hablen por sí solas:

“La mitzvá de 'amar a tu vecino' significa que debemos amar a todas las personas, sin importar a qué nación pertenecen o que idioma hablan. Porque todos los hombres fueron creados a imagen y semejanza de Dios… Nuestro amor por la humanidad no debe excluir ninguna nación o individuo. Ya que el hombre no fue creado sólo para sí mismo, sino que, todos los hombres existen el uno por el otro”. (Sefer HaBrit, Sección 3, Discurso 13).



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram