Home » Actualidad » Querida Emuna

Querida Emuna: Reparando Hogares Rotos

.
04/09/2011 | por Emuna Braverman

¿Cómo hago para que mi alejado hijastro honre a su padre?

Querida Emuna,

Mi hijastro tiene 32 años, está casado, tiene un hijo y viene otro en camino. Desde el divorcio de sus padres en 1991 él se puso del lado de su madre (ella destruyó su familia por cometer adulterio). Tomaría dos páginas describir todas las cosas terribles que mi esposo tuvo que vivir, mientras que aún tenía que pagar por la universidad y las bodas de todos. Actualmente mi esposo tiene prohibida la entrada a la casa de su hijo y no puede ver a su nieto lo cual le causa un enorme dolor. Su hijo además se las arregló para difundir chismes de que su padre no quiere verlo a él o a su hijo. Mi pregunta es: ¿Puedo enviarle un email a mi alejado hijastro como recordatorio de que honrar a su padre es uno de los mandamientos más importantes? Y si no, ¿Qué puedo hacer para cambiar esta situación?

-- Familia Quebrada

Querida Quebrada,

Dados los detalles de la historia relatada aquí, no pienso que enviarle un email a tu hijastro ayudaría a reparar la relación. "Recordarle" sobre la mitzvá de honrar a su padre seguramente lo enojará más y se pondrá a la defensiva. Reprimenda dada en forma de recordatorio de que cierta actividad en particular es uno de los mandamientos más importantes es rara vez, y posiblemente nunca, efectiva. Más frecuentemente es molesta y destructiva.

Trágate tu orgullo y acércate a tu hijastro con amor.

Así que, ¿hay algo que puedas hacer para cambiar la situación? Si es que hay alguna esperanza, vendrá a través de tragarte tu orgullo y acercarte a tu hijastro con amor. No importa si él es el que está equivocado o no. Es la naturaleza de la relación padre-hijo, que el padre quiere más la relación, quiere más al hijo y está más perturbado cuando la relación no está funcionando. y por lo tanto, es el padre (quien es mayor y presumiblemente más maduro) quien tiene que hacer el trabajo de reparación, te guste o no. Si tú y tu esposo quieren esta relación, tienen que borrar su lista de errores percibidos (y posiblemente reales), y solamente enfocarse en el amor. Prueben con mensajes telefónicos, mensajes de texto y emails como "Nos encantaría verte; ¿Cuándo andas por aquí?". "Estoy organizando una cena especial de cumpleaños para tu padre; ¿Puedes venir?". "Compré este lindo regalo para tu hijo; ¿Cuándo podemos llevarlo?". "Preparé tus galletas favoritas; ven a casa para el postre". Y así. Sean creativos e incesantes. No puedo prometer que funcionará. Solamente sé que una estrategia positiva (junto con rezos llenos de lágrimas) tiene una posibilidad de ser efectiva, mientras que tu estrategia negativa inicial no tiene ninguna.

-- Emuna.

Articulo Relacionado: El Día del Padrastro

Querida Emuna,

¿Cuán lejos tiene que ir uno para honrar a un padre? Si una madre está destruyendo tu matrimonio, si lo que sea que des o hagas no es suficiente, si hay poca apreciación y muestras de afecto por una hija, si cuando expresas tu necesidad de consideración y respeto cae en oídos sordos, ¿Qué debes hacer? A pesar de todo, amo a mi madre y me gustaría que ella me diera algo de amor antes de que deje este mundo. Dicen que tengo un problema. ¿Lo tengo?

-- Hija Herida

Querida Herida,

Como le digo a muchos de mis corresponsales, es muy difícil dar consejo con tan pocos detalles. Así que solamente puedo decir unas cuantas generalidades:

1) Lo más probable es que tu madre no va a cambiar. La única pregunta es “si tú puedes” – si tú puedes encontrar una forma de tratarla a ella con amor y respeto sin importar lo que haga. Pero debes comenzar por dejar de lado toda expectativa o esperanza de una conducta diferente por parte de ella.

La mitzvá de honrar a tus padres no requiere soportar abuso, ya sea físico, emocional o verbal.

2) La mitzvá de honrar a tus padres no requiere soportar abuso, ya sea físico, emocional o verbal. Si ese es el tono de las conversaciones, puedes decir, “Mamá, te quiero pero este no es el tipo de conversación que puedo tolerar” y ponerle fin a la conversación. No solamente puedes, sino debes – por tu propia salud emocional y por la de tu familia. Tu matrimonio es tu primera prioridad y debes preservarlo, a cualquier costo.

3) Dicho eso, recuerda que cualquiera sea la conducta de ella, tienes una deuda de gratitud con tu madre. Y no quieres tener que vivir con remordimientos. Esto NO significa que puedes hacer o que podrías hacer que la relación sea diferente de lo que es. Ni tampoco significa, como lo dije antes, que debes soportar abuso u otra conducta destructiva. Simplemente significa que si puedes hacerlo (y es definitivamente difícil), deberías tratar de cultivar una actitud de aceptación. “Esta es la madre que Dios me dio, esta es la relación en que Él me puso; voy a tratar de sacar lo mejor de ella”. Puede implicar cortar contacto durante un tiempo; puede significar simplemente mantener tu boca cerrada y sólo sonreír; puede significar escuchar con comprensión sobre su vida y no hablar de la tuya. Aún así no será fácil, y como mencioné antes, la supervivencia y la preservación de tu matrimonio tienen prioridad, pero si puedes, trabaja en la aceptación. Las relaciones padre-hijo perfectas solamente existen en las novelas y en las películas (¡Y ni siquiera en todas ellas hoy en día!).

-- Emuna.

Articulo Relacionado: A Mamá, Con Amor

Querida Emuna,

Mi hija ha estado saliendo con su novio judío durante varios años. Ellos se conocieron en una prestigiosa universidad a la que ambos asistían. La familia del chico adora a mi hija. Ellos tienen casi 30 años. Yo veo los años pasar y ninguna señal de matrimonio por delante. Lucho por sellar mis labios y no decir nada. ¿Debería sugerir algo? ¿Cuándo y cómo?

-- Madre Ansiosa

Querida Madre Ansiosa,

Sé que es difícil mantener tu boca cerrada pero pienso que en situaciones como esta, las sugerencias de los padres rara vez empujan a sus hijos al matrimonio, y pueden incluso, provocar la reacción opuesta. Dado que es tu hija sobre quien estamos discutiendo, tú puedes, sin embargo, hacer un suave sondeo. ¿Acaso ella está feliz con el status quo? ¿Quiere casarse con él? ¿Lo han hablado? ¿Quiere él realmente casarse? ¿Hay un lapso de tiempo definido? Posiblemente tendrás que ayudarla a aclarar sus prioridades y sus necesidades. Ella puede decidir fijar un lapso de tiempo límite para la relación, puede sentir que la situación está bien como está, o puede decidir terminarla. Debes tener en cuenta que lo que tú quieres es el mejor resultado para tu hija, lo cual no es necesariamente sinónimo de matrimonio con este chico. Y es posible que una conversación abierta y franca sea un alivio para todos.

-- Emuna




linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram