Home » Actualidad » Sociedad

4 formas de ver las cosas desde una nueva perspectiva

.
26/12/2021 | por Debbie Gutfreund

Cambia tu perspectiva, cambia tu vida.

Cuatro hombres ciegos estaban parados frente a un elefante e intentaban descubrir qué era lo que había frente a ellos. El primero tocó la trompa y dijo: “Esto es una serpiente gruesa”. El segundo tocó la pata del elefante y comentó: “Este es el tronco de un árbol”. El tercer hombre puso sus manos sobre un lado del elefante y dijo: “Sin dudas esto es una pared”. El cuarto tocó el rabo y proclamó que era una cuerda. En vez de escucharse y compartir sus perspectivas, los ciegos comenzaron a discutir y pelear sobre qué era lo que estaba frente a ellos. Cada uno había descubierto una porción de la verdad, pero necesitaban de los demás para “ver” toda la imagen.

Muchos vamos por la vida viendo el mundo sólo desde nuestro punto de vista. Es un desafío ser capaces de dar un paso atrás y ver la vida a través de los otros de otra persona, pero cuando lo hacemos, comprendemos que también nosotros vemos sólo una parte de un cuadro mucho más grande.

Aquí hay cuatro formas en que podemos llegar a ver las cosas desde una nueva perspectiva.

1. No sigas la estela del bote. Por lo general confiamos en nuestras experiencias pasadas y en nuestros recuerdos para ver nuestro presente, pero enfocarse en el ayer es como guiarnos usando la estela de un bote. Por supuesto que hay lecciones que podemos aprender del pasado, pero cada día es un nuevo día. Nadie es hoy la misma persona que era ayer.

El momento presente tiene mucho para enseñarnos si prestamos atención a quiénes somos y qué hacemos en este momento. No tenemos que definirnos a nosotros ni a nuestras vidas por nuestro pasado. Observa el vasto océano de posibilidades y mira hacia adelante el camino que se abre frente a ti. La estela sólo nos dice dónde hemos estado.

2. Da un paso atrás y encuentra un horizonte. El estrés restringe nuestro enfoque y lleva a que en los momentos en los que más necesitamos perspectiva, nos resulte difícil ver cualquier cosa excepto el problema que tenemos adelante. Es más fácil enfrentar nuestros desafíos cuando damos un paso atrás para poder expandir nuestro foco. Por eso a menudo escuchamos el consejo de salir a caminar cuando no podemos encontrar la forma de superar los obstáculos. Pero incluso sin una caminata, mirar por la ventana y encontrar un horizonte puede abrirnos los ojos a una nueva perspectiva. Los horizontes nos recuerdan espacios abiertos y nuevas ideas.

3. Enmarca tu día con una perspectiva positiva. Cuando nos despertamos por la mañana, muchos revisamos de inmediato nuestros emails y redes sociales. Incluso si no encontramos ningún mensaje negativo o estresante, buscar de inmediato nuestro teléfono significa que moldeamos el comienzo de nuestro día con las imágenes, las demandas y las opiniones de otras personas. En cambio, aunque sea sólo por un minuto, podemos cerrar los ojos, respirar profundo y agradecer por un nuevo día. Entonces podemos preguntarnos: "¿Cuál es la versión ideal de mí que me veo siendo hoy?" Sólo formularnos esta pregunta nos da una dirección e intención clara antes de comenzar el día.

Asimismo, al final del día, antes de dormirnos, nos podemos preguntar: "¿Qué fue lo mejor que me pasó hoy?" Si lo hacemos cada noche, entonces repasaremos mentalmente todas las cosas por las que estamos agradecidos ese día. Esto enmarca nuestra perspectiva de cada día con energía positiva y gratitud.

4. No creas todo lo que piensas. La persona promedio tiene entre doce y sesenta mil pensamientos por día. Por lo general, el ochenta por ciento de nuestros pensamientos son negativos, y el noventa y nueve por ciento son repetitivos. Como puede decir cualquiera que haya intentado el experimento de “trata de no pensar en el elefante blanco”, mientras más intentamos controlar o resistir nuestros pensamientos, más poderosos parecen volverse. Lo que resistimos persiste.

Pero esto no significa que tengamos que creer todo lo que pensamos ni aceptar nuestros pensamientos como una realidad. Podemos preguntarnos: ¿Este pensamiento realmente es verdad? ¿Es útil? ¿Hay otra forma en que podría ver esta situación?

Estas herramientas nos pueden ayudar a adquirir una nueva perspectiva y ver una realidad más matizada y compleja. También pueden ayudarnos a cambiar nuestra atención y enfocarnos en tener más consciencia del mundo que nos rodea. Es mucho lo que nos perdemos cuando olvidamos que hay innumerables formas de aprender, de ver y de crecer. Y hay tanto que veremos cuando levantemos nuestros ojos hacia el horizonte de nuestras vidas y abramos nuestra mente a las personas y espacios que nos rodean.





LO MÁS VISTO EN AISHLATINO.COM.

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram