Home » Ciclo de vida » Buscando pareja

4 pasos para encontrar a tu alma gemela

.
12/01/2023 | por Aleeza Ben Shalom

4 pasos para ayudarte a clarificar si se trata de tu alma gemela.

¿Cómo pasas de saber que alguien te agrada a querer casarte con esa persona? El camino de las citas no es igual para todo el mundo. El 'mapa de ruta' de las relaciones nos ayuda a tener claridad. Una vez que logras la claridad necesaria, puedes llegar a entender qué funciona para ti y qué no.

Aquí hay algunos consejos que pueden ayudarte a llegar a ese momento:

1. Ten claros tus valores

Lo primero que tienes que hacer es tener claros cuáles son tus valores. Tus valores son lo que quieres en otra persona y lo que necesitas en una relación para que pueda funcionar.

Cuando sales con alguien, tienes que descubrir cómo va a encajar esa persona en tu vida y cómo podrán construir una vida juntos. Algunos buenos valores para buscar pueden incluir el hecho de que sea una persona orientada al crecimiento, accesible y apasionada por el judaísmo. Define cuáles son tus 5 o 10 valores primordiales. Piensa qué clase de personalidad, cualidades como bondad y paciencia, y situaciones específicas en los que sientes que tienen que estar de acuerdo, por ejemplo respecto a tener hijos, dónde quieren vivir, estilo de vida, etc.

Si los valores de la otra persona son abrumadoramente positivos, pero le faltan cosas en una o dos áreas, es posible que de todos modos desees considerar la posibilidad de que sea una buena pareja para ti.

2. ¿Qué te molesta?

Cuando estás en una relación, nada es perfecto. Cada relación tiene sus “imperfecciones perfectas”. Si no hay nada que te molesta, considera eso como una potencial alerta roja. Puede que estés obnubilada por el enamoramiento. A menos que seas la persona más tranquila y equilibrada que todo el tiempo está bien con todo el mundo, no verás tu relación como perfecta todo el tiempo.

Las cosas que te molestan pueden ser que tu cita se escarba los dientes, que tiene un tono de voz muy agudo, que es más bajo que tu ideal o que carece de ciertos modales de etiqueta. Quizás tiene el molesto hábito de aclarar demasiado su garganta o no tiene la familia cálida a la que siempre soñaste entrar. Si tiene la mayoría de tus valores y puedes dejar pasar esas cosas pequeñas que te molestan, esa puede ser la persona correcta para ti. Recuerda que nunca te gustará esa característica, pero escoges vivir con ella por todo lo bueno que existe en la relación.

3. Ten claros tus miedos

Cuando se trata de las relaciones, todos tenemos miedos. A veces estamos en una relación con alguien que provoca que nuestros miedos se disparen. Y a veces hay relaciones en las que la otra persona calma nuestras preocupaciones respecto a estar con ella. Debemos aprender un poquito sobre nuestros miedos. Los miedos pueden incluir una ruptura sin razón, casarse con alguien que no sabe dominar su enojo o el prospecto de divorcio.

Pregúntate si esta relación te despierta grandes miedos. Intenta llegar al fondo de qué es lo que despierta esos miedos. Puede que no sea la otra persona sino que surja de otra fuente (por ejemplo, de un trauma infantil), a lo que debes atender.

Si tu pareja despierta ese miedo, determina hasta qué punto eso te molesta. Si el miedo aparece de forma consistente y sientes inestabilidad, entonces es algo que claramente tienes que resolver. Si tienes problemas de ansiedad, depresión o estrés y te resulta difícil navegar las relaciones, probablemente tendrás que escarbar más profundo con terapia.

4. Bonos extras

¿Qué son los extras? Son los beneficios que no esperabas de tu pareja. Si comienzas a sopesar tus opciones, entonces los extras pueden pesar más que alguno de tus valores y puedes llegar a comprometerlos. Si no es una persona demasiado buena y sus valores no concuerdan con los tuyos, es un gran "no". Tienes que estar feliz con los valores que tiene tu pareja. Eso es esencial.

Los extras no pesan en la relación. Sólo es agradable que existan. Si la persona es bondadosa y paciente y puedes pasar por alto una o dos pequeñas molestias, entonces escoges el paquete. Extra: ¡sabe tocar guitarra! Ahora tienes un beneficio extra, pero tu decisión principal debe estar basada en los valores que trae a la mesa, no en los beneficios extra.

Cuando lo positivo supera enormemente a lo negativo sobre la otra persona, sabes que es una buena persona para ti.

Espero que esta lista te de claridad para encontrar a la persona correcta y llevar tu relación al siguiente nivel.



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram