Home » Israel y mundo judío » Mundo judío

Misioneros Imposibles

.
29/06/2008 | por AishLatino.com

El encuentro entre la comunidad judía y la cristiana ha tenido una historia larga y carente de gloria.

Los "Judíos por Jesús" - probablemente el grupo misionero más conocido, que tiene como misión la conversión de los judíos - ha adoptado una nueva campaña de publicidad. Ha conseguido a un sobreviviente del Holocausto para convencer a los judíos que acepten al mesías cristiano.

Este grupo, que posee sin lugar a dudas convicciones profundas y muchos recursos, ha comprado espacios de publicidad en diversos medios de comunicación para mostrar la tierna cara de una anciana mujer judía que pasó parte de los años de guerra en un campo de concentración. Ella le implora al lector: "Antes de juzgar mis creencias, escuchen mi historia", y después procede a hablar acerca de su preferencia por el cristianismo. También se presenta un vídeo que muestra trenes y cuerpos con voces de sobrevivientes del Holocausto que se apegaron al cristianismo. Versículos de la Biblia aparecen en la pantalla y al espectador se le pide que diga un rezo aceptando a Jesús. Y luego se ven las palabras "Mazal Tov" en la pantalla.

El encuentro entre la comunidad judía y la cristiana ha tenido una historia larga y carente de gloria. Desde la retórica crueldad de los antiguos clérigos (el apóstol Juan declaró que los judíos habían nacido de "su padre el diablo"; Cristosom de Antiocus dijo que "asesinaban a su propia descendencia para servir a los demonios", etc.) y los líderes protestantes (como Martín Lutero, quien dijo que el diablo "a través de los judíos, sus santos... maldice a Dios y al hombre), hasta los pogroms, los libelos de sangre, la "identidad cristiana", y la generación en años recientes de sitios de Internet antisemitas. También el "Príncipe de la Paz" ha estado muy dedicado en proveer al Pueblo Judío de todo menos paz.

Así como un renombrado jugador de basketball y teólogo nos recordó los judíos somos personas obstinadas, y una de nuestras posturas más relevantes es nuestro rechazo a deshacernos de nuestra herencia religiosa. Esto incluye la convicción de que el Mesías aún no ha venido - una creencia que parecería no dañar a nadie pero que ha resultado por siglos en odio y violencia de parte de innumerables cristianos. El Holocausto mismo puede ser entendido, en parte, por el odio religioso hacia los judíos que estaba enraizado profundamente en las tierras europeas.

Por otro lado, desde el Concilio Vaticano II hasta la candidatura de Liberman, las relaciones entre cristianos y judíos han mejorado. Tanto la iglesia católica, como muchas iglesias protestantes, han rechazado el antisemitismo, y eso ha sido apreciado profundamente por los judíos. Pero el pasado no puede más que continuar informándonos sobre el presente.

Los judíos han sufrido a manos de los cristianos mucho más allá de lo que podamos pensar, y a pesar de ello el judaísmo sigue siendo una religión totalmente diferente del cristianismo.

Con su nueva campaña, los "Judíos por Jesús" cínicamente dejan de lado el sufrimiento judío en un esfuerzo para negar la separación entre las creencias. Para un judío consciente de su judaísmo nada puede ser tan insultante y monstruoso como eso.

El mundo religioso judío de hoy en día está muy fraccionado. Existen diferencias teológicas e ideológicas profundas entre los judíos, pero hay una creencia en común que comparten tanto los ortodoxos, como los conservadores, los reformistas y los reconstruccionistas, y esta creencia es "que la aseveración de que el Mesías llegó en la persona de Jesús de Nazaret es simplemente incompatible con el judaísmo".

Esta es la razón por la cual la declaración de los grupos misioneros de que uno puede ser un buen judío aceptando la creencia fundamental del cristianismo - sólo uno puede ser "completo" si acepta a Jesús como el Mesías - es un anatema para la comunidad judía.

Como miembros de una fe que se abstiene del proselitismo y aconseja el "acercamiento" sólo para ayudar a nuestros hermanos y hermanas a acercarse a nuestra herencia religiosa, la mayoría de nosotros nos fastidiamos cuando otros apuntan a nuestros correligionarios para la conversión. Y el fastidio se transforma en irritación, incluso en cólera, cuando tácticas que conducen al desvío son empleadas, cuando "compartir la buena noticia" se convierte en "succionar al desinformado", cuando grupos como "Judíos por Jesús" adoptan las fiestas judías, los símbolos y costumbres como los talitot y los tefilin (filacterias) haciendo un gran esfuerzo para convencer a los judíos de que ser un buen judío puede incluir - y en verdad requiere - adoptar el cristianismo.

Y cuando ellos van más lejos aún, en sus intentos de seducir a los judíos de su herencia ancestral, y buscan nombrar el Holocausto - un evento terrorífico que se alimentó completamente del fecundo medio de una Europa sumergida en siglos de antisemitismo cristiano - sus esfuerzos se mueven lentamente pero inequívocamente, más allá de los límites de la irritación y entran en el reino de lo grotesco.

Con Agradecimiento a las Fuentes Am Ejad.



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram