Home » Familia » Ser padres

Ingeniería Hogareña

.
06/07/2009 | por AishLatino.com

Muchos de nuestros colapsos como padres son debidos a nuestra propia falta de planificación.

En el libro del Rabino Abraham Twerski, Positive Parenting, hay un capítulo dedicado a la ingeniería hogareña que discute un crucial y descuidado aspecto de ser padres con un gran número de implicancias.

Un aspecto de la ingeniería hogareña es convertir nuestros hogares en un reflejo de nuestros valores. Por ejemplo, si tenemos el televisor encendido día y noche, no importa que valores profesemos mantener, los valores que están formando a nuestra familia provendrán de esa "caja" (o pantalla plana).

Por supuesto que el tipo de matrimonio que presentamos a nuestros hijos es un aspecto de esto también. ¿Estamos creando una atmósfera de alegría, armonía y seguridad en la que nuestros hijos pueden florecer?

Y el tipo de cena de Shabat que presentamos, (si es que presentamos una del todo), es un aspecto de esa ingeniería hogareña. ¿Estamos calmados? ¿Estamos bien vestidos? ¿La comida que servimos tiene un toque especial? ¿Intentamos tener una conversación estimulante que motive a nuestros hijos a participar (no una acerca de la última liquidación en su tienda de ropa favorita)?

Estas son reflexiones profundas y significativas de ingeniería hogareña y requieren serio pensamiento y puesta en práctica.

Pero hay otros tipos de ingeniería hogareña que implican cosas que hacemos para mantener nuestras vidas más simples, nuestros hogares más cómodos y más “amigables para el usuario”.

Si queremos un hogar con objetos bellos y frágiles, debemos hacer ciertas elecciones. Ya que no queremos estar gritándoles a nuestros hijos todo el tiempo o dudar acerca de tener invitados, podemos mover esas cosas a estantes más altos o aceptar el destrozo encogiendo los hombros. Si no podemos hacer ninguna de las dos, nos estamos poniendo en una situación de fracaso. ¡Necesitamos tomar nuevamente el curso de ingeniería hogareña!

Si nos vamos de viaje y nuestros hijos pasan varias horas seguidas dentro del auto, ¿Por qué estamos tan sorprendidos cuando pelean?

La ingeniería hogareña no es solamente para el hogar. Si quieres una salida a comer afuera elegante, no lleves (repito, no lleves) a tus niños pequeños. Si quieres llevar a tus hijos, comienza por un restaurante que sea adecuado para familias y esté preparado para que se derrame agua, para que la cara de alguien esté cubierta de ketchup – y probablemente partes de su ropa también, y para que otro niño esté dando vueltas por todo el lugar. Los niños exploradores saben lo que hablan – tienen que estar preparados.

Muchos de nuestros colapsos como padres (¡me refiero a nosotros no a nuestros hijos!) son debidos a nuestra propia falta de planificación, nuestra propia falta de ingeniería hogareña cuidadosa.

Si nos vamos de viaje y nuestros hijos pasan varias horas seguidas dentro del auto, ¿Por qué estamos tan sorprendidos cuando pelean? ¿Por qué los acusamos de arruinar nuestras vacaciones familiares? Fue nuestra elección. Los ingenieros hogareños deben planificar viajes más cortos con más paradas, más colaciones, más sobornos… y escoger sitios que los niños disfrutarán.

Cuando viajamos a Washington hace unos veranos atrás, el Museo del Espionaje fue un gran éxito. La Biblioteca del Congreso con el denso y obligatorio recorrido guiado no lo fue. Y los Monumentos ni siquiera fueron considerados.

Cada familia, por supuesto, es diferente. Y los paseos y eventos deben ser diseñados para sus intereses únicos y especiales. Y claramente debe haber un balance entre las necesidades de nuestros hijos y nuestras propias necesidades (sí, los padres también tienen necesidades).

Pero queremos evitar situaciones de conflicto y frustración cuando sea posible, ya que, ¡habrá suficientes que no podremos evitar!

Nosotros nunca hemos tenido un televisor en nuestro hogar. A pesar de que me parece mal tener uno por razones morales y educacionales, yo decidí no tener uno por una razón diferente. Yo me imaginé las peleas. “Yo quiero este programa”. “No, yo quiero ese otro”. “Hoy es mi turno”. “No, es mi turno”. “Él se robó el control remoto”. Y decidí que quería mantener eso fuera de mi hogar. Una pelea menos. Mi ingeniería hogareña personal.

Tenemos también un hogar lleno de libros y a pesar de que a muchas de mis hijas les gustaría vender los libros para comprar zapatos, me he mantenido firme. No solamente son importantes para mí, sino que me imagino que si siempre están ahí, eventualmente alguien, incluso uno de mis lectores más obstinados, tomará alguno de ellos.

Actuando oportunamente, podemos realizar pequeños ajustes en nuestro mundo para que nuestra vida y la vida de nuestros hijos sea mejor y más fácil – y nunca debemos apegarnos más a nuestras cosas que a nuestros hijos.
 

 



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram