Home » Actualidad » Sociedad

2068

.
16/08/2009 | por Rav Yaakov Salomon

Hacia donde vamos – si es que no nos focalizamos.

Jake ayudó a Mike con su Jet-Pack y cuatro minutos más tarde ellos aterrizaron suavemente en la entrada de centro comercial. El pálido sol de enero apenas movía el termómetro de gran tamaño encima de la entrada del centro comercial. Los dos jóvenes ingresaron rápidamente.

"Mi Abuelo dijo que cuando él era niño, como hace 60 años, los expertos predijeron que la Tierra sufriría de algo que ellos llamaron 'recalentamiento global'".

"Bien, quienquiera que haya creído eso seguro no vivió en este lugar", contestó Jake.

Ellos disfrutaron leyendo sobre "los viejos tiempos" cuando la gente todavía creía en dietas para perder peso, doctores para curar enfermedades, y algo llamado Internet para ver noticias y entretenimiento.

Los muchachos entraron en una Tienda Retro y curiosearon por la sección de nostalgia. Ellos disfrutaron leyendo sobre "los viejos tiempos" cuando la gente todavía creía en dietas para perder peso, doctores para curar enfermedades, y algo llamado Internet para ver noticias y entretenimiento.

"Me imagino que la vida era más simple en ese entonces", dijo Mike. "El siglo recién comenzaba, las primeras Torres Gemelas habían sido destruidas, y la gente probablemente sólo buscaba una existencia sencilla. ¡Imagínese, sin transcloxilotación interplanetaria, sin Jet-Packs, y sin barras nutritivas de pavo congelado!

"Suena aburrido", exclamó Jake. "¿Pero sabes lo qué realmente me pregunto? ¿Cómo era la vida incluso antes de eso?"

"¿¡Quieres decir, en el siglo 20!?"

"Sí. Debe haber algo escrito sobre aquellos tiempos remotos".

"Vayamos a preguntarle al viejo Sr. Humphreys", dijo Mike. "Él conoce todo lo que hay en esta tienda".

Humphreys se había encariñado con los muchachos desde que ellos visitaron la Tienda Retro por primera vez dos años antes. Él estaba impaciente por satisfacer su curiosidad, pero la clase de información que ellos buscaban ya no estaba disponible en los anaqueles o pantallas.

"No existe", dijo el anciano. "La mayor parte de la gente ya no se preocupa mucho por el siglo 20. Parece que el mundo no existía antes de las Crocs".

"¿CROCS?", gritaron los jóvenes. ¿"Qué son Crocs"?

"Ah, no importa. Sólo díganme que tipo de preguntas tienen sobre el siglo 20. Tal vez pueda contestarles yo mismo. Mi papá vivió en esa época y él me contó todo acerca de ello".

"Nada en particular, Sr. Humphreys", contestó Jake. "Sólo queríamos saber como era la vida en ese entonces".

"Mmm... veamos... Bien, en primer lugar, Papá siempre nos decía que en ese entonces los niños solían mostrar mucho respeto por sus padres. Ellos nunca los interrumpían, ellos les decían donde iban, y de vez en cuando se ponían de pie cuando sus padres entraban al cuarto. En algunos casos, los niños incluso buscaban el consejo de sus padres en cuanto a relaciones, religión, y opciones de carrera".

"¡Increíble!, Sr. Humphreys", dijo Mike. "Yo siempre sospechaba que mis padres sabían sobre aquellas cosas. ¡Sólo que nunca pensé en preguntarles!".

"Bueno, tal vez deberías preguntarles Mike"

"¿Qué más, Sr. Humphreys? ¿Qué más decía su papá?", preguntó Jake.

"Una vez él dijo que en aquel tiempo la gente era considerada con los sentimientos de los demás".

"¿De verdad? ¿Cómo lo hacían?".

"Bueno, no estoy seguro, pero parece que mucha gente no necesariamente se ponía en primer lugar. Ellos ofrecían el asiento a sus compañeros de viaje en trenes y buses, conducían sus automóviles más lento para permitir que otros vehículos o peatones transitaran, ellos regaban el pasto de sus vecinos, y utilizaban su tiempo libre y su dinero extra para ayudar a los demás. Cosas así, yo creo".

"No lo entiendo, Sr. Humphreys", dijo Jake. "¿Por qué harían ellos aquellas cosas?".

"Gradualmente, las personas comenzaron a preocuparse solamente por si mismas".

"Miren, niños, sólo recuerdo lo que mi padre me dijo. No esperen que yo entienda por qué. Pero calculo que todo comenzó en los años 60. Esto era el amanecer de la edad de la libre expresión y la autosatisfacción. La música - siempre un reflejo de la cultura - comunicaba un mensaje que dio paso a la generación del 'YO'. Gradualmente las personas comenzaron a preocuparse solamente por si mismas".

"¿No es ahí cuándo nacieron los Beatles", preguntó Mike?"

"Hey, ellos no eran los únicos, ya lo saben. La Guerra de Vietnam era enormemente impopular en ese entonces, y cada uno en el mundo expresó su opinión sobre ello. Cuando se iniciaron los años 70 existía una atmósfera de indulgencia excesiva e importancia individual. Las restricciones fueron removidas. Antes de que te dieras cuenta, el encaprichamiento, la infidelidad, y la inmoralidad se transformaron en el comportamiento normal esperado".

"Ah… y yo que pensaba que la sociedad siempre fue así. Espera a que los demás chicos oigan esto. ¿Qué más recuerda usted?"

"¡Bueno, mi papá dijo que él personalmente conoció a varias personas que no estaban completamente seguras de sus opiniones en todo momento! ¡Ellos planteaban sus creencias o sentimientos sobre política, moralidad, o verdad, o cualquier cosa, pero reconocían que quizás ellos estaban equivocados!".

"¿Pero Sr. Humphreys, cómo puede ser? ¿No sería una demostración de debilidad o vulnerabilidad expresarle a alguien que puedes estar equivocado?".

"Sí, yo también lo pensé. Pero de alguna manera la gente lo hacía de todos modos. Muy extraño".

"Totalmente, Sr. Humphreys. Nunca hemos oído nada como esto", dijeron los muchachos. "¿Algo más que usted recuerde?"

"Probablemente no era algo común, pero oí sobre algunos niños de aquel entonces que no encontraban necesario estar constantemente entretenidos en cada momento que estaban despiertos".

"¡IMPOSIBLE!", exclamó Mike. "Cada persona que he conocido alguna vez requiere el estímulo constante de la membrana glandular micosis. ¡Esto es parte del código genético descubierto por Spears, Hilton y Lohan en 2037! ¡Aprendimos sobre esto en la clase de Simetría el año pasado!".

"Sí, sí, por supuesto, Mike. Estoy tan familiarizado con el descubrimiento del código genético como lo estas tú. Estoy seguro de que esto no era la norma, pero al parecer algunos niños fueron capaces de retrasar la necesidad de la satisfacción inmediata. Ellos sólo esperaban, pienso, hasta un momento después, cuando recibirían su recompensa o respuesta".

"Increíble", dijo Jake.

"Ahora, no tomen mi palabra muchachos, pero si la memoria no me falla, había ciertos individuos que, pase lo que pase, siempre decían la verdad, incluso si eso los afectaba a ellos mismos en el proceso".

"Sr. Humphreys, por favooooor", interrumpió Mike. "¿Sólo porque somos niños, usted nos toma por completos tontos? ¿Realmente piensa que creeríamos que la gente solía decir la verdad? ¡Leí en algún sitio que aquella clase de comportamiento se detuvo en la época de la Revolución Industrial!".

"Supongo que así fue, Mike. Pero Papá sabía de algunas excepciones - los retrógrados - quiénes todavía pensaban que la verdad era importante. Hoy en día suena muy gracioso, yo creo".

"Seguro. Supongo que la gente en aquel entonces no entendía que la vida se trata sólo de la supervivencia... pase lo que pase", dijo Jake.

"Hey chicos, la gente de entonces también pensaba que la nicotina, el colesterol, y la música fuerte eran elementos dañinos para la salud. ¿Qué sabían ellos?", dijo el Sr. Humphreys.

Ellos se rieron de la estupidez de las generaciones pasadas.

Los muchachos almacenaron la trascripción textual de las memorias de Sr. Humphrey del siglo 20 en su BDM interno (Bancos de Datos de Medula) y estaban listos para marcharse. Ellos recogieron sus Jet-Packs y se dirigieron hacia el Transporto para abandonar la Tienda Retro.

Ellos se desplazaron hacia la salida principal del centro comercial. De repente ellos oyeron pasos apresurados. Era el Sr. Humphreys, con una gran sonrisa en su cara.

"Muchachos", él les dijo. "¿Consiguieron todo lo que buscaban?".

"¡Seguro, Sr. Humphreys, fue perfecto!"

"Bien... muy bien. Pero...cof...cof... Creo que olvidaron decir, ¡Gracias!".

"Ah! ¡Bueno!" se rieron los muchachos. "ESO fue REALMENTE gracioso, Sr. Humphreys ¡Para morirse de la risa!"

Y se fueron riendo alegremente todo el camino a casa.




linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram