About the Author


Yael Zoldan


Este Rosh HaShaná, no pido demasiado

Falta tan poco para el nuevo año, que me siento aliviada de saber que este año no pido demasiado.

Los pensamientos de una niña después de Tishá BeAv

Puede ser que ya no esté en llamas, pero todavía no lo arreglamos.

Tishá B’Av y la alegría

En la terrible y maravillosa paradoja del judío en el exilio, estamos permanentemente agradecidos y felices. Y, temporalmente, terriblemente tristes.

Januca: el despertar de la fuerza

En un mundo oscuro, tú debes ser la luz.

Un dolor diferente

De duelo por el mundo saludable en el que crecí.

La luz eterna del pueblo judío

En un mundo oscuro, tú debes ser la luz.

Lo que Dios debe sentir

Lo sé, porque soy madre.

Y El Ganador Es...

Mi hijo estaba compitiendo con su mejor amigo, y yo estaba preocupada.

Esas Pequeñas Luces

Januca nos recuerda que no somos iguales al resto.

La Vendedora Telefónica

A veces tienes que dejar el guión a un lado.

Mi Fantasía de Disfraces de Purim

Este año mi familia se unirá a las filas de aquellos parangones de virtud, los modelos a imitar de la eficiencia creativa: Aquellos que celebran la festividad de manera temática.

Una Remembranza Sagrada

Shavuot fue el día en que mi abuela llegó a Auschwitz.

La Magia de Pesaj

Pesaj está llegando y yo perdí de vista lo más importante.

Related Articles

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram