Home » Israel y mundo judío » Medio oriente

Carta abierta a Roger Waters

.
09/10/2015 | por AishLatino.com

Boicoteando la mentalidad estrecha y la intolerancia de un genio creativo.

Querido Sr. Waters,

Estoy escribiendo esta carta para informarle que lo siento mucho. Odio tener que involucrarme en este tema del Boicot, pero he decidido terminar mi relación con usted y con Pink Floyd.

Cuando era adolescente, Dark side of the moon de Pink Floyd fue mi álbum favorito por décadas… hasta que escuché Wish you were here, también de Pink Floyd. Y el video de The wall sigue siendo el video musical más genial que he visto.

A pesar de que es difícil dejar todo esto tan súbitamente, la verdad es que no tengo otra opción.

Verá, me veo forzado a hacer esto porque usted ha pasado de ser un genio musical a ser una atracción de circo de propaganda antisemita y anti Israel. ¿Por qué digo esto?

Quizás fue el concierto del 2010, en el cual usted mostró imágenes de un bombardero B52 lanzando bombas con la forma de un Maguén David, las cuales venían seguidas de signos de dinero.

El globo en forma de cerdo de Roger Waters, pintado con una Estrella de David.El globo en forma de cerdo de Roger Waters, pintado con una Estrella de David.

O quizás fue la entrevista del 2013, en la cual usted utilizó la antigua mentira sobre que los medios de comunicación estadounidenses tienen instrucciones de no criticar a Israel.

¿Y qué hay del concierto de julio del 2013 en Bélgica, en el cual apareció en el escenario un globo con forma de cerdo con un Maguén David pintado, mientras usted vociferaba “Pónganlo contra la pared, ese parece judío”, y mientras vestía una larga chaqueta de cuero negro con una banda de brazo color rojo y blanco que recordaba a un uniforme nazi?

¿Usted cree que me sentí mejor cuando respondió a las críticas diciendo que: “Algunos de mis mejores amigos son judíos”?

Como fanático de Pink Floyd, no puedo ignorar sus incansables esfuerzos para transformarse en la figura símbolo de los esfuerzos del movimiento BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones) para socavar la legitimidad del Estado judío, reprendiendo públicamente a todos, desde los Rolling Stones a Neil Young, y llamando a que cancelen sus conciertos en Israel.

Y quién puede olvidar su afirmación —en un testimonio ante la ONU, ni más ni menos— sobre que Hamás desea una “paz permanente con Israel”. ¿Acaso usted no ha leído el acta constitutiva de Hamás, la cual hace un llamado a la completa aniquilación de Israel? ¿Y cómo explica que luego de la retirada voluntaria por parte de Israel de Gaza en el 2005 Hamás haya respondido lanzando miles de misiles a Israel, apuntando a hogares, escuelas y buses?

¿Y qué hay de la comparación que usted hizo entre Israel y la Alemania Nazi, cuando dijo que “los paralelos con lo que ocurrió en Alemania en los años 30 son demasiado obvios”?

¿De verdad? ¿Dónde están los campos de labores forzadas y las masacres nocturnas? ¿Dos tercios de la judería europea exterminada? Eso es genocidio. ¿La mitad de la población de Darfur —3 millones de personas— asesinados o expulsados? Eso es genocidio. ¿Pero la población árabe de los territorios, la cual ha crecido desde ser menos de un millón en 1967 a más de cuatro millones hoy en día? Si Israel está cometiendo genocidio, entonces se trata del genocidio menos efectivo de la historia.

Ignorando el verdadero Apartheid

Al ser una figura pública cuya música siempre ha buscado la paz, la libertad y la tolerancia, ¿no cree usted que es absurdo atacar desvergonzadamente sólo a la única democracia funcional del Medio Oriente? ¿Por qué no le preocupa el régimen de Assad, el cual ha asesinado a cientos de miles de sirios con armas químicas, lo cual implica 10 veces más víctimas que el total combinado de todas las guerras árabes israelíes?

El concierto de Roger Waters utiliza imágenes al estilo nazi.El concierto de Roger Waters utiliza imágenes al estilo nazi.

¿Dónde están sus conciertos de apoyo para el pueblo Kurdo, quienes se encuentran peleando por sus vidas en contra de ejércitos terroristas en su propia tierra nacional? ¿Dónde están sus comentarios editoriales defendiendo a las millones de mujeres árabes que son tratadas como ciudadanas de segunda clase en el apartheid de géneros de Arabia Saudita?

Ni siquiera me voy a molestar con responder a sus muchas mentiras, incluyendo el mito de que la población de Israel está constituida principalmente por “inmigrantes provenientes de Europa”. ¿Acaso usted nunca escuchó sobre los cientos de miles de judíos que fueron expulsados de los países árabes y que fueron forzados a dejar todas sus posesiones?

¿Usted pregunta retóricamente si el pueblo palestino tiene “derecho a votar”? La respuesta, como sabrá, es que aún están esperando que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, quien se encuentra en el décimo año de su período de cuatro años, llame nuevamente a elecciones.

Usted ejerció presión para que se cerrara la planta de SodaStream en Cisjordania. ¿Le importan al menos un poco los cientos de satisfechos trabajadores palestinos que dijeron que “Si me preguntas a mí, deberían haber miles de plantas de SodaStream en esta zona”?

Estimado Sr. Waters, usted ha demostrado consistentemente ser menos pro-palestino y más anti-Israel.

Doble estándar

Sr. Waters: Estoy cansado de verlo utilizar las redes sociales para regañar a los músicos por visitar Israel. La música se trata de construir puentes, no de erguir murallas. Cómo respondió Alan Parsons ante su no solicitada crítica pública por presentarse en Israel: “Los músicos no conocen fronteras, y yo tampoco las conozco”. ¿No es eso lo que debería esta diciendo usted cuando habla sobre Israel?

Pero a pesar de todo, usted no tiene ninguna intención de detenerse, y recientemente atacó a Jon Bon Jovi por realizar un concierto en Israel. El más grande éxito de Bon Jovi, Livin' on a Prayer (Viviendo en un rezo), podría perfectamente ser la consigna no oficial del pueblo judío, el cual ha estado luchando por su supervivencia en contra de los antisemitas (como usted) durante 4.000 años.

Livin' on a Prayer podría perfectamente ser la consigna no oficial del pueblo judío.

Como resultado de sus esfuerzos de boicot, me veo forzado a comenzar con mi propio boicot. Incluso si recibiera una entrada gratuita para su extremadamente caro concierto, no asistiría porque me encuentro oficialmente boicoteándolo. La próxima vez que vea El mago de Oz, me rehusaré a sincronizarlo con Dark side of the moon… porque estoy boicoteándolo.

Estoy boicoteándolo por promover la falsa noción de que los judíos controlan Hollywood, de que los judíos controlan los medios de comunicación, y de que los reclamos de Israel ante el programa nuclear iraní son meramente una “táctica de distracción” del verdadero objetivo de Israel de imponer un “régimen colonial de apartheid”.

Lo voy a extrañar, Sr. Waters. Pero afortunadamente aún tengo a los Rolling Stones, a Lady Gaga, a Justin Bieber y a los cientos de artistas que han tocado increíbles conciertos en Israel a pesar de sus ataques de doble estándar al Estado judío.

¡No siempre puedes tener todo lo que quieres!

Firma, tu ex fanático. 



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram