Home » Judaismo » Preguntas clásicas » Halajá

¿Cuál es la bendición que recitamos por las bananas?

.
31/07/2022 | por Rabino de Aish

Me enseñaron que la bendición que se dice antes de comer una fruta es boré prí haetz (‘Quien crea el fruto del árbol’) Sin embargo, la bendición para las bananas es la misma que decimos por los vegetales: boré prí haadamá (‘Quien crea el fruto de la tierra’). Estuve preguntando a varias personas y nadie pudo responderme cuál es la razón. Alguien me dio una respuesta descabellada: "porque crecen hacia abajo". ¿Cuál es la razón de la distinción?

Sí, las bananas son una famosa excepción a la regla de que por las frutas se recita boré prí haetz (‘Quien crea el fruto del árbol’). Las bananas parecen tener una mención de honor en todas las guías de bendiciones que se reparten en las escuelas. Además, las bananas tienen una gran cantidad de potasio y vitamina C. 

¿Cuál es la razón? La razón emana de la definición de lo que es un árbol para la ley judía. Hay una amplia gama de opiniones entre los comentaristas antiguos. Sin embargo, el consenso es que un árbol se define como una planta que sobrevive de año a año y produce frutos cada año. Cualquier planta que muere en el invierno y deba ser plantada cada año no es un árbol.

Presta atención que la definición citada no depende de la altura del árbol o de la consistencia que tenga su tallo. Sin embargo, los arbustos de menos de unos 30 centímetros, como el de los arándanos, no se consideran árboles (The Laws of Brachos por R. B. Forst, pp. 281-2; ver Mishná Brurá 203:3).

En base a esto, el Shulján Aruj (203:3) legisla que la bendición (brajá) por un "muzish" (banana en árabe) es boré prí haadamá. Dado que la planta de banana produce una sola cosecha, la ley judía la considera una planta. Lo mismo ocurre con otras plantas cuyas ramas mueren de año a año, como el arbusto de frutillas.

En contraste, por la mayoría de los frutos rojos comestibles que crecen en arbustos de baja estatura, como los arándanos, se bendice boré prí haetz

Aunque los arbustos bajos no se consideran árboles por completo, casi todas esas plantas que se cultivan en la actualidad crecen en arbustos grandes, por lo que se las considera árboles. (Respecto a las frambuesas hay debate y son una excepción porque sus ramas sólo dan frutos dos veces (Vezot habrajá, pág. 375 y nota al pie 59)).



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram