Home » Judaismo » Preguntas clásicas » Halajá

Dar la mano al género opuesto

.
17/02/2019 | por Rabino de Aish

¿Se puede dar la mano al género opuesto?

La semana pasada tuve una reunión de negocios con una mujer judía ortodoxa que educadamente se negó a darme la mano. ¿Cuál es la razón?

Maimónides cita Deuteronomio 22:13 como la prohibición bíblica de todo contacto físico placentero entre un hombre y una mujer (a excepción de quienes están casados o son parientes cercanos). Esto incluye abrazar y besar.

Dar la mano es un área gris, dado que pueden darse distintas situaciones en donde no siempre se considera un "contacto físico placentero". Sin embargo, puede conllevar un placer sexual, sólo que estamos insensibilizados a él a causa de la embestida de las imágenes sexuales en la prensa actual. Por desgracia, perdimos la sensibilidad a la sutileza de un toque o un besito en la mejilla. Pero la energía está allí. Recuerdo que leí que después de darle la mano a un presidente de los Estados Unidos una mujer dijo que fue "la experiencia corporal más placentera que tuve en la vida".

En consecuencia, la mayoría de las autoridades judías no permiten dar la mano al género opuesto.

En el caso en que alguien ya extendió la mano, algunos rabinos son permisivos y permiten devolver el saludo para evitar avergonzar a la otra persona, especialmente cuando uno ya está casado.

En general, es mejor evitar esta situación de antemano. La persona ortodoxa que es saludada con una mano extendida simplemente puede ofrecer una amplia sonrisa y simular no haberse dado cuenta. En una reunión donde esta situación es común, uno puede encargarse de tener ambas manos ocupadas.



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram