Home » Israel y mundo judío » Mundo judío

Dave Chappelle y los "judíos del espacio"

.
03/11/2021 | por Benjamín Elterman

Cuando un comediante ofende a las minorías, debe pedir disculpas o enfrentar el fin de su carrera por la cultura de cancelación. Pero, ¿por qué los chistes ofensivos contra los judíos pasan por debajo del radar?

Probablemente escucharon hablar de la controversia que rodea a The Closer, el nuevo programa especial de Dave Chappelle en Netflix. El actor fue criticado por ser transfóbico, provocó indignación y una huelga muy publicitada de los propios empleados de Netflix.

También deben haber escuchado que dentro de los 72 minutos del programa hubo intercalados dos chistes sobre los judíos, completamente fuera de lugar.

El primero:

En la idea de mi película, encontramos que estos alienígenas son originalmente de la tierra, que pertenecen a una antigua civilización que logró efectuar viajes interestelares y partieron de la tierra hace miles de años. Se fueron a otro planeta y allí les fue muy mal, por lo que regresan a la tierra y deciden que quieren apoderarse del planeta. Es una trama bastante buena, ¿verdad? Yo la llamo "los judíos del espacio".

Aquí hay mucho para ofenderse. Los judíos no se fueron de Israel buscando un clima más tropical ni viviendas más baratas. Fuimos conquistados, masacrados y destruidos, y los sobrevivientes fueron exiliados como una minoría permanente durante los siguientes dos mil años. Pero bueno, es tan sólo una comedia, no una lección de historia.

Pero entonces, 30 minutos más tarde, Chappelle vuelve a la carga:

En Carolina del Sur había un hombre negro que durante la época de la esclavitud de alguna manera logró que su "amo" le diera la libertad. Y cuando su amo le dio la libertad también le dio un terreno. Pero resulta que esta persona era brillante. Tenía buena visión de negocios y un don para la agricultura. Él cultivó esa parcela de tierra con mucho éxito y ganó mucho dinero, y aquí es donde la historia se vuelve muy loca. Cuando ganó todo ese dinero, esta persona compró esclavos… No sólo tenía esclavos, sino que criaba esclavos. Y empleó tácticas que eran tan crueles que incluso los blancos que tenían esclavos le decían: "eh, mi hombre". Era un tipo salvaje, pero lo hacía sólo porque eso era lo que hacía la gente exitosa en ese momento … ¿Cómo puede una persona que pasó por la esclavitud perpetuar el mismo mal en una persona que se parece a ella? Es increíble. Y, sorprendentemente, están haciendo una película sobre él. Irónicamente… se llama "Los judíos del espacio".

Chappelle insinúa que después de sobrevivir el Holocausto, probablemente el mal más espantoso que ocurrió en el mundo en la era moderna, los judíos están provocando el mismo mal a los palestinos, todavía en un grado mayor. No es una acusación nueva. Sólo me gustaría que si Chappelle quería perpetuar el moderno líbelo de sangre, hubiera encontrado una manera más graciosa de hacerlo. Honestamente, el chiste es bastante forzado.

Sólo me gustaría que si Chappelle quería perpetuar el moderno líbelo de sangre, hubiera encontrado una manera más graciosa de hacerlo.

¿Vale la pena enojarse por esto? No lo sé. La mayor parte de la rutina fue dominada por la reacción de Chappelle a las acusaciones de transfobia que surgieron tras su programa especial anterior en Netflix. En esa reacción, Chappelle entretejió en su comedia matices, humanidad y un nivel más profundo de comprensión de la cultura de cancelación. Creo que genuinamente él desea abrir la discusión y no atacar ni condenar a la comunidad trans.

Pero ese matiz está completamente ausente en sus chistes sobre los "judíos del espacio".

El segundo punto, y quizás el más problemático, habla de un problema mayor respecto al antisemitismo en nuestra cultura en general. Aunque hubo críticas por chistes antisemitas, generalmente estas no surgen de fuentes no judías. Y esta no es la única vez que un comediante recibe pase libre para su humor antisemita. Durante el lanzamiento de la vacuna contra el coronavirus, Israel realizó esfuerzos sin precedentes y vacunó a la mitad de su población en un tiempo récord. Poco después, en las noticias del fin de semana del programa de humor SNL, Michael Che hizo su infame broma: "Supongo que se trata de la mitad judía". Durante el conflicto de Israel y Hamás en mayo del 2021, tanto Trevor Noah de The Daily Show como John Oliver de Last Week Tonigth, criticaron injustamente a Israel e ignoraron los hechos, el contexto y simplificaron demasiado el conflicto. Desde entonces, ninguno de los comediantes mencionados ha pedido disculpas.

¿Por qué cuando un comediante ofende a las minorías termina disculpándose o enfrenta el final de su carrera por la cultura de cancelación, pero una broma contra los judíos aquí y allá pasa desapercibida?

Golpear hacia abajo, golpear hacia arriba

Creo que la respuesta llegó poco después del segundo chiste sobre los judíos del espacio. Allí Chappelle compartió su experiencia la primera vez que lo acusaron de ser transfóbico.

…desde entonces, cada vez que hablé con alguien de la comunidad siempre repiten los puntos que mencioné en ese artículo. El que menos me gusta, odio esta frase, es que ellos dicen que "golpeé hacia abajo".

"Golpear hacia abajo" se refiere a que alguien con poder critica a alguien menos aventajado, mientras que "golpear hacia arriba" implica burlarse de alguien que es más poderoso. La idea es que, en la comedia, si alguien se burla de los menos afortunados parece un bully, un 'acosador'. Por eso Chappelle fue acusado por sus chistes transfóbicos. Pero cuando se burla de los judíos, eso se considera como "golpear hacia arriba".

¿Por qué?

Los judíos consistentemente fueron minorías durante los últimos dos mil años. En los Estados Unidos, son sólo el 2,6% de la población, pero de acuerdo con una estadística del FBI del crimen en el año 2019, los judíos fueron víctimas de más del 60% de los crímenes de odio en los Estados Unidos. ¿Quizás es porque los judíos son ricos? Pero de acuerdo a dos grandes estudios*, entre el 16 y el 20 por ciento de las familias judías ganan menos de $30.000 al año, y alrededor del siete por ciento de las familias judías ganan menos de $15.000. Comparen eso con la tasa nacional de pobreza registrada en el censo del 2020, que reveló que el 11,4% de la población de los Estados Unidos vive en la pobreza.

Tal vez es porque se considera que los judíos ocupan de forma desproporcionada puestos de poder. Los asesores presidenciales como Henry Kissinger, Jared Kushner, Antony Blinken, Janet Yellen y Merrick Garland comprenden sólo una pequeña lista de los judíos influyentes del pasado y del presente de los Estados Unidos. Claramente eso debe ser una prueba de que ser judío implica que puedes aceptar algunas "piedras y flechas" de comediantes nocturnos. ¿Pero acaso el éxito de una minoría dentro de una minoría deja al resto de esa minoría vulnerable a críticas infundadas, a la ira oculta detrás de un chiste y a la perpetuación de mentiras? Yo pienso que no.

¿Quizás los judíos deben unirse para tratar de cancelar a estos comediantes de la forma que lo harían por un chiste transfóbico o racista? Históricamente, no me parece que alguna vez haya resultado algo bueno de silenciar el discurso de los demás.

¿Acaso debemos lanzar una campaña de hashtag en las redes sociales para difundir la conciencia de que en verdad a los judíos les "pegan para abajo" desde los pasillos de la comedia? No, los judíos siempre nos esforzamos por superar los obstáculos a diferencia de identificarnos como víctimas. ¿Quizás los judíos deben unirse para tratar de cancelar a estos comediantes de la forma en que lo harían por un chiste transfóbico o racista? Históricamente, no me parece que alguna vez haya resultado algo bueno de silenciar el discurso de los demás.

¿Deberíamos insistir en que la comedia no debe seguir "golpeando hacia arriba" ni "golpeando hacia abajo"? Eso no es realista, además… ¿Cuántos chistes de "¿por qué el pollo cruzó la calle?" podemos llegar a inventar? Entonces, ¿cuál es la respuesta?

Hay tres niveles de calidad cuando hablamos. El nivel más bajo es hablar sobre otras personas. La ley judía prohíbe hablar negativamente de otras personas y eso es lo que llena los más bajos tabloides y las revistas de chismes: ellas giran exclusivamente en torno a las vidas de las personas.

El siguiente nivel es hablar de eventos o cosas. Deportes, películas, autos. Esto no es particularmente elevado, pero por lo general no se está derribando a alguien (a menos que te enfoques en los actores o los jugadores, entonces estás de regreso en el nivel más bajo).

Finalmente están los temas más elevados, las ideas. La religión, movimientos, educación, política (cuando se habla de política y no de los políticos de forma personal). Cuando nos enfocamos en ideas, elevamos nuestro discurso, nuestra conciencia y nuestro entendimiento de la vida.

Cuando usamos la comedia para atacar personas, ya sea "hacia arriba" o "hacia abajo", podemos crear estigmas, reforzar prejuicios y concretizar generalizaciones.

Cuando la comedia se enfoca en lo absurdo de algunas ideas, llegamos al sketch de Abbot y Costello: "Quién está en primera base", una celebración de los malos entendidos. La icónica rutina del Loro muerto de Monty Python, sobre un hombre desesperado por convencer al dueño de una tienda de mascotas de que su pájaro está muerto, suena real a cualquiera que alguna vez haya intentado cancelar un plan telefónico o recibir un reembolso de su dinero del encargado de servicio al cliente de cualquier compañía de cable. Incluso la comedia racialmente motivada de Chris Rock, Key & Peele, y gran parte de la obra de Dave Chappelle, satiriza la naturaleza más profunda de las relaciones raciales más que los propios estereotipos.

Pero cuando usamos la comedia para atacar personas, ya sea "hacia arriba" o "hacia abajo", podemos crear estigmas, reforzar prejuicios y concretizar generalizaciones. Aunque los comediantes mismos no estén repletos de odio, sus palabras pueden dar tácitamente permiso a un miembro del público para avivar sus sentimientos de odio.

Pero cuando la comedia ataca las ideas, entonces puede trascender las barreras, involucrar a todas las mentes sin convertir a nadie en el centro del ridículo. Dave Chappelle alcanzó ese nivel muchas veces en su carrera. Sólo desearía que estuviese dispuesto a hacerlo por los judíos en vez de seguir el camino más fácil.

Por lo tanto, Dave, por favor deja de golpear (ya sea para arriba o para abajo) a mi pueblo.


*Ver la investigación de Pew 2013 y la "Annual Survey on American Jewish Opinion" de AJC, 2017  
 



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram