Home » Familia » Recetas de cocina casher

Desayunos para los domingos invernales

.
20/01/2022 | por Elizabeth Kurtz

Algunas de mis recetas favoritas que tu familia adorará.

Los días de nieve, domingos, feriados y cualquier otro día, es excelente comenzar con un buen desayuno. Siempre que tengo tiempo, prefiero preparar un desayuno delicioso y abundante. En el invierno prefiero opciones más sustanciosas y para los desayunos de verano me gustan más las frutas y ensaladas. Estas recetas son más adecuadas para el invierno.

BEIGUEL CON HUEVO Y SALMON AHUMADO

Foto de "Food Network"

Rinde 8 porciones

Esta receta es una adaptación de lo que mi suegra les prepara a sus nietos. Esta versión usa un beiguel con todas las especias, que es más sustancioso que el pan sencillo, acompañado con salmón ahumado y salsa holandesa. Si lo prefieres, puedes usar un aderezo César comprado. Gracias a Pioneer Woman por esta receta.

  • 6 cucharadas de mantequilla láctea con sal, derretidas
  • 4 beiguels, cortados por la mitad
  • 8 huevos medianos
  • Sal gruesa y pimienta negra fresca molida

Salsa holandesa:

  • 16 cucharadas de mantequilla láctea sin sal
  • 3 yemas de huevo grandes
  • El jugo de 2 limones, y más si es necesario
  • ½ cucharadita de pimienta de cayena
  • Sal gruesa

Para decorar: 

  • 225 gramos de salmón ahumado, rebanado
  • ¼ taza de cebolla morada picada
  • 2 cucharadas de cebollín picado
  • 2 cucharadas de alcaparras, escurridas

Herramientas especiales: 1 cortador redondo de 5 centímetros

Para preparar el beiguel con el huevo en el centro: precalentar el horno a 190°C. Forrar una fuente para horno con papel encerado. Pincelar el papel con 2 cucharadas de la mantequilla derretida.

Con un cortador redondo de 5 centímetros, agrandar el hueco del centro de cada beiguel. Guardar los pedazos que se cortan. Pincelar la parte que se cortó de los beiguels y los trozos cortados con 2 cucharadas de la mantequilla derretida.

Colocar los beiguels con el lado cortado hacia abajo en la fuente para horno ya preparada. Acomodar también los pedazos cortados de beiguel, con el lado cortado hacia abajo. Con la palma de la mano, presionar los beiguels sobre la fuente de horno. Esto ayudará a asegurar que estén bien apoyados sobre la fuente para que los huevos no se escurran antes de estar cocidos.

Pincelar la parte de arriba de los beiguels y los trozos con las 2 cucharadas de mantequilla restantes. Cascar un huevo en cada uno de los hoyos de los beiguels. Sazonar los huevos con sal y pimienta. Hornear de 11 a 14 minutos, dependiendo de cómo te gusten los huevos. Con 11 minutos tendrán la yema líquida, mientras que 14 minutos darán una yema completamente cocida.

Para la salsa holandesa: en una olla pequeña, derretir la mantequilla hasta que chisporrotee.

Batir las yemas a velocidad baja para permitirles combinarse. Mientras la maquina está encendida, comenzar a verter lentamente la mantequilla caliente en un chorro delgado y constante. Una vez que se incorporó toda la mantequilla, comenzar a agregar de inmediato el jugo de limón. Asegúrate que la salsa aún está líquida y se mueve fácilmente por las cuchillas. Si no es así, agregar un poco más de jugo de limón, revolver y batir nuevamente. Agregar la pimienta de cayena y una pizca de sal. Probar y ajustar el aliño si es necesario. Transferir a una jarra para servir y cubrir con papel aluminio hasta el momento de usarla.

Para decorar: Colocar los beiguels y los trozos de beiguel en una fuente para servir. Acomodar el salmón alrededor de los beiguel y decorar con la cebolla morada, cebollines y alcaparras. Servir con salsa holandesa caliente o aderezo césar comprado a un costado.

ENSALADA PANZANELLA

Foto de "The Kitchn"

Rinde 5 porciones

Yo preparo una versión de esta ensalada para el almuerzo de Shabat. Esta receta es adecuada para un buen desayuno si se le agrega huevos duros y queso feta. Aderezar justo antes de servir.

  • 5 tazas de pan francés en cubos
  • 3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • Sal gruesa y pimienta negra molida fresca

Aderezo:

  • ½ taza de aceite de oliva extra virgen
  • ¼ taza de jugo de limón fresco
  • 1 cucharada de mostaza Dijon
  • 1 cucharada de alcaparras molidas
  • 2 cucharaditas de condimentos “everything bagel”

Ensalada:

  • 500 gramos de tomates cherry, en mitades
  • 4 pepinos persas, en rebanadas delgadas
  • 3 paltas (aguacates) grandes, en cubos
  • ½ cebolla morada, en rebanadas finas
  • 15 hojas de albahaca frescas, partidas
  • ½ taza de queso feta rallado o queso fresco
  • 4 huevos duros, en mitades

Para la tostada: precalentar el horno a 200°C. Forrar una fuente para horno con papel encerado.

Colocar los cubos de pan en la fuente para horno ya preparada, rociar con el aceite y sazonar con sal y pimienta. Hornear hasta que estén tostados, 10 a 15 minutos. Dejar enfriar completamente.

Para el aderezo: en un bol grande, batir aceite de oliva, jugo de limón, mostaza, alcaparras y el sazonador “everything bagel”.

Para la ensalada: agregar al aderezo los tomates, pepinos, palta (aguacate) y cebollas y mezclar. Agregar los cubos de pan y albahaca y mezclar otra vez. Dejar a temperatura ambiente por unos 20 minutos antes de servir. Decorar con el queso feta y los huevos cocidos.

MUFFINS MATUTINOS DE LIMÓN Y ARÁNDANOS

Rinde 12 porciones

Limones y arándanos es una combinación perfecta para cualquier postre o bocadillo. Estos muffins están todo el tiempo en mi congelador, a menos que se acaben antes de que pueda guardarlos. Se pueden preparar parve y guardarlos en el frízer hasta tres meses.

Muffins:

  • ½ taza de mantequilla láctea sin sal, a temperatura ambiente (o margarina)
  • 1 taza de azúcar granulada
  • 2 huevos grandes
  • 1 cucharadita de extracto de limón natural
  • 1 ½ taza de harina multipropósito
  • 1 ½ cucharadita de polvo para hornear
  • 1 cucharadita de sal
  • La cáscara rallada de 1 limón
  • Una pizca de nuez moscada fresca molida
  • ½ taza de suero de leche bajo en grasa o ½ taza de leche no láctea más 1 cucharadita de vinagre blanco
  • 1 taza de arándanos

Migas:

  • 1 ¼ taza de harina multipropósito
  • ½ taza de mantequilla láctea sin sal, derretida (o margarina)
  • ¼ taza de azúcar granulada
  • ¼ taza llena de azúcar rubia ligera
  • ¼ cucharadita de sal

Para los muffins: precalentar el horno a 160°C. Forrar una fuente para muffins con capacillos (pirotines).

En el bol de una batidora de pie con el batidor plano, combinar la mantequilla y el azúcar hasta que esté ligero y esponjoso. Agregar los huevos, de a uno a la vez, raspando los bordes y el fondo del bol después de cada adición. Agregar el extracto de limón y mezclar para incorporar.

En un bol pequeño, combinar la harina, polvo para hornear, sal, ralladura de limón y nuez moscada y batir 30 segundos para distribuir uniformemente la levadura. Con la batidora andando a velocidad baja, agregar la mitad de la mezcla de harina a la mezcla de mantequilla, luego agregar el suero de leche y seguir con el resto de la mezcla de harina, mezclando hasta que apenas esté incorporado. Con una espátula de goma, darle a la mezcla unas cuantas vueltas rápidas para asegurar que no queden grumos de harina. Incorporar los arándanos. Llenar cada muffin hasta tres cuartos de altura.

Para las migas: en un bol grande, combinar la harina, mantequilla, azúcar granulada, azúcar rubia y sal utilizando una cuchara de madera o los dedos. Seguir trabajando la mezcla hasta que la mantequilla se absorba completamente y la mezcla comience a aglomerarse.

Esparcir 1 cucharada de migas sobre cada muffin. Hornear hasta que los muffins recuperen su forma cuando los aplastas suavemente, unos 15 a 20 minutos.

LOS PANQUEQUES DE MI MAMÁ -- ¡SIN DUDA LOS MEJORES!

Rinde 6 porciones

¡Estos son los MEJORES panqueques del mundo! Mi mamá es famosa por ellos y cada nieto espera con ansias visitarla para prepararlos con ella. Hay unos cuantos secretos para preparar estos increíbles panqueques. Primero, debes usar suero de leche y debes prepararlos una noche antes de cocinarlos. Dejarlo reposar toda la noche permite que el suero de leche active un excelente sabor en la mezcla. Además, no hay que mezclar en exceso. Salen gruesos, pero puedes agregar más suero de leche o leche si la mezcla está demasiado espesa. Usa mantequilla real, porque tiene mejor sabor. Y, finalmente, usa la mezcla sobrante para hacer crepes, agregando más leche a la mezcla para hacerla más líquida. Disfruta y ¡de nada! No comparto esta receta con cualquiera 🙂

  • 2 tazas de harina multipropósito
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 cucharadita polvo de hornear
  • ½ cucharadita bicarbonato de sodio
  • 2 – 2 ½ tazas de suero de leche (dependiendo cuan gruesos o delgados te gusten los panqueques. Yo los prefiero delgados, así que uso más de 2 tazas)
  • ¼ taza de crema ácida
  • 2 huevos
  • 3 cucharadas de mantequilla derretida

Cernir la harina, azúcar, sal, polvo de hornear y bicarbonato en un bol grande. La mayoría de las recetas no requieren cernir, pero me he dado cuenta de que los panqueques salen más ligeros.

Derretir la mantequilla en el microondas en una taza medidora de vidrio grande, de 4 tazas. Dejar enfriar un poco, luego agregar los huevos y la crema ácida. Batir bien con un tenedor para incorporar, luego agregar el suero de leche. Agregar los ingredientes líquidos a los secos y mezclar para que todo esté combinado, pero no mezclar excesivamente. Está bien si tiene un poco de grumos. Dejar reposar por lo menos 10 minutos o más (toda la noche también funciona).

Calentar la plancha a fuego medio-alto y engrasar ligeramente.

Asegurarse que la plancha está muy caliente rociando una gota o dos de agua en ella, si chisporrotea está lista para la mezcla. Verter como ¼ de taza para cada panqueque. La primera tanda siempre se demora el doble que los siguientes. Asegurarse de que el calor de la plancha se mantenga constante y no se caliente demasiado, porque los panqueques pueden quemarse rápidamente. Cuando estén ligeramente dorados, unos 3 minutos para la primera tanda, voltearlos y terminar de cocinar, otros 2 minutos.

Servir con jarabe de maple real.

Se puede agregar arándanos o plátanos rebanados a cada panqueque mientras se cocina en la plancha, antes de ser volteado.

SHAKSHUKA MARROQUÍ SAZONADA

Foto de "Minimalist Baker"

Rinde 5-6 porciones

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla morada, en cubos
  • 1 pimiento rojo, en cubos
  • 2 cucharaditas de ajo picado
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • ½ cucharadita de comino
  • Una pizca de hojuelas de ají (chile)
  • 1 cucharadita de sal gruesa
  • ¼ cucharadita de pimienta negra molida
  • 1 lata (400 gr) de tomates picados
  • ½ taza de garbanzos enlatados, colados y lavados, opcional
  • Un puñado de perejil fresco, picado (1 cucharadita de perejil seco)
  • 1 puñado de cilantro fresco, picado (1 cucharadita de cilantro seco)
  • 4 huevos grandes
  • ¾ taza de queso feta, rallado u otro queso suave
  • Aceitunas Kalamata sin carozo, opcional

Precalentar el horno a 180°C.

Calentar una sartén grande que se pueda meter al horno o una sartén de hierro fundido a fuego medio-alto. Agregar aceite. Cuando el aceite esté caliente, agregar la cebolla morada y el pimiento y cocinar hasta que estén tiernos, unos 5 minutos. Agregar ajo, pimentón dulce, comino, hojuelas de chile, sal y pimienta y cocinar hasta que esté completamente caliente, como 1 minuto. Agregar los tomates picados y bajar el fuego, dejar hervir unos 5 minutos. Agregar los garbanzos y dejar hervir la mezcla otros 3-4 minutos. Si la mezcla se pone muy seca se puede agregar un poco de agua a medida que sea necesario. Con la ayuda de una cuchara, hacer un hoyo en el medio de la mezcla, haciendo espacio para los huevos. Partir los huevos en pequeños platos individuales y colocarlos suavemente dentro de los hoyos.

Llevar la shakshuka al horno unos 5-8 minutos, dependiendo de cuan líquidos desees los huevos. Retirar del horno y esparcir perejil y cilantro fresco y el queso desmigajado y aceitunas. Disfrútalo acompañado con un pan delicioso.




linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram