Home » Ciclo de vida » Nacimiento

El día en que naciste: 8 maneras de celebrar tu cumpleaños judío

.
23/11/2022 | por Yvette Alt Miller

Consejos para convertir tu cumpleaños judío en un momento de significado y crecimiento.

Además de la fecha de nacimiento acorde al calendario "regular", secular, cada uno tiene un cumpleaños de acuerdo con el calendario hebreo. (Haz clic aquí para descubrir cuándo es tu cumpleaños hebreo). Estas dos fechas sólo coinciden cada 19 años.

En nuestro cumpleaños hebreo, todo lo que hacemos tiene aún más importancia. El Talmud describe que cuando la malvada nación de Amalek atacó a los israelitas, el pueblo judío colocó en el frente de defensa soldados que cumplían años ese día. Esto implica que su cumpleaños era un día de suerte para los soldados, y podía ayudarlos a que sus esfuerzos tuvieran resultados favorables. (Talmud de Jerusalem, Rosh Hashaná 3:8)

El cumpleaños hebreo es un día de potencial para crecer, actuar y reflexionar. Es la conmemoración del aniversario del mayor milagro de nuestra vida: el momento en que Dios nos colocó sobre la tierra, equipados con nuestra propia misión individual en la vida. Los cumpleaños son una oportunidad para hacer un balance, reflexionar y ajustar la dirección en la que nos dirigimos al embarcarnos en un nuevo año.

A continuación, hay diez formas tradicionales de conmemorar el cumpleaños judío para ayudarte a aprovechar el potencial y el significado del día.

1. Decir gracias

Al igual que en las celebraciones del cumpleaños secular, los cumpleaños judíos tradicionales son un momento adecuado para compartir buena comida y objetos nuevos, pero el enfoque es diferente. En nuestro cumpleaños hebreo, el énfasis está en dar las gracias a Dios por lo que tenemos.

La primera fiesta de cumpleaños que se menciona en la Torá es el banquete que el Faraón realizó para sí mismo en Egipto (Génesis 40:20). La fiesta egoísta del faraón, en la cual no hubo ningún reconocimiento del rol que tiene lo Divino en nuestras vidas, es un ejemplo de cómo NO se debe celebrar un cumpleaños hoy en día.

En cambio, el cumpleaños hebreo es un momento muy poderoso para decirle gracias a Dios y reconocer que sin la participación de lo Divino, no estaríamos aquí. En el día de tu cumpleaños hebreo, trata de encontrar un momento para agradecer por el mejor regalo que existe: otro año de vida.

2. Come o viste algo nuevo

Muchos judíos tienen la costumbre de comer un fruto "nuevo" fresco (algo que no se ha comido por lo menos durante un año), y vestir una prenda nueva, lo que nos da la oportunidad de recitar la tradicional bendición por una experiencia nueva: Shehejeianu.

Baruj Atá Adonai Eloheinu Mélej HaOlam, shehejeianu vekiemanu vehiguianu lazman hazé.

Bendito eres Tú, Dios nuestro, Rey del universo, por habernos mantenido vivos, sustentarnos y traernos a este momento.

3. Haz un balance del último año

Nuestro cumpleaños es una gran oportunidad para detenernos y revisar el último año, identificar maneras en las que nos gustaría crecer y cambiar. El día de tu cumpleaños hebreo, trata de encontrar un momento tranquilo para revisar los últimos 12 meses y pensar sobre qué estas orgulloso y en qué áreas podrías necesitar mejorar. También es un buen momento para dedicarse a una plegaria personal.

4. Dar caridad

Cada año, en Iom Kipur recitamos la eterna fórmula triple judía para el cambio: tzedaká (caridad), tefilá (plegaria) y teshuvá (arrepentimiento) son la manera de quebrar los hábitos del año que concluye y crear un nuevo camino para el nuevo año.
Los cumpleaños hebreos son otra oportunidad para usar esta fórmula para el cambio. Después de hacer un balance del último año y decidir de qué manera vivirás diferente en el nuevo año, considera comprometerte a dar una suma de dinero para caridad. Este es tu día para ser una persona más elevada, más espiritual. Expresa esto compartiendo con otros lo que tienes.

5. Lee un libro o un artículo judío

Los cumpleaños judíos son un momento tradicional para estudiar textos judíos. El gran sabio Abraham Shmuel Sofer (1815-1871) dirigió la renombrada Ieshivá de Presburgo en Hungría. (En alemán fue conocido como Rav Samuel Schreiber, y en ídish es famoso por el título de su libro más famoso, Ketav Sofer, o "los escritos del Escriba"). Cuando cumplió 50 años, celebró su cumpleaños judío concluyendo un riguroso curso de estudio judío, y enseñando lo que había aprendido en una gran clase pública.

Él escribió: "He aquí que he celebrado mi cumpleaños… y he agradecido públicamente a Dios por habernos permitido vivir y sustentarnos hasta este momento… Y en ese día, el día que Dios me creó, hice un sium (celebración que marca la finalización del estudio de un volumen del Talmud)… que Él esté conmigo como estuvo con nuestros sagrados padres para incrementar la Torá y glorificarla".

Si bien no todos podemos ser eruditos tan elevados como Rav Sofer, sí podemos aprender de su ejemplo y celebrar nuestro cumpleaños judío estudiando textos judíos y, si podemos, enseñando a otros lo que hemos aprendido.

6. Cumple una mitzvá

Además de estudiar textos judíos en honor a su cumpleaños, Rav Abraham Shmuel Sofer pasaba su cumpleaños judío pensando sobre su comportamiento durante el último año. Su yerno escribió que una vez vio a Rav Sofer llorando y le preguntó qué le pasaba. Rav Sofer le explicó que era su cumpleaños número 54, y que había comprendido que era capaz de efectuar todavía más buenos actos de lo que estaba acostumbrado.

Esto es un ejemplo inspirador. No importa tu edad, siempre hay algo más que podemos hacer. Rav Sofer era un gigante en erudición de la Torá y observancia judía, sin embargo él aprovechaba sus cumpleaños judíos como oportunidades para un enorme crecimiento. Podemos seguir su ejemplo y agregar nuevas mitzvot y tomar nuevas resoluciones en nuestro cumpleaños. Este año, en tu cumpleaños judío, considera asumir un nuevo compromiso, ya sea encender las velas de Shabat, anotarte para una clase de judaísmo, donar entre el 10% y el 20% de tus ingresos para caridad, o cualquier otro rito judío. Hacer eso asegurará que el nuevo año esté todavía más lleno de bendiciones y de crecimiento espiritual que el año previo.

7. Tu propio Salmo

Algunos judíos acostumbran a recitar un Salmo especial en su cumpleaños judío. El Libro Bíblico de Salmos está compuesto de 150 plegarias breves e increíblemente bellas. Su poesía ayuda a dar voz a nuestros pensamientos y plegarias más profundos. En tu cumpleaños judío, considera recitar el Salmo que corresponde al nuevo año que acabas de comenzar en tu vida: agrega un uno a tu edad actual, y di ese Salmo el día de tu cumpleaños judío.

Algunos judíos también acostumbran a decir ese Salmo especial cada día del nuevo año, aprovechando el poder espiritual de su cumpleaños jkudío durante todo el año.

8. Dar bendiciones a los demás

La tradición judía enseña que en los días especiales, cuando podemos acceder a niveles más elevados de santidad, debemos aprovechar nuestro elevado estado mental para rezar por otros. Por ejemplo, es habitual que las novias y novios recen por otras personas en el día de su boda. Los cumpleaños judíos también ofrecen una oportunidad para pensar y rezar por otras personas.

Puedes darles bendiciones para que tengan salud, éxito, que encuentren un esposo, o cualquier otra necesidad. Pasar en tu día especial un tiempo pensando en otros y rezando por ellos, es una forma muy poderosa de aprovechar para bien tu cumpleaños, y puede elevar tu día acercándote a tu familia y a amigos, así como a Dios.




linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram