Home » Parashá » Basico » Sabiduría milenaria y psicología moderna

El espacio para crecer

.

Toldot (Génesis 25:19-28:9 )

por Rav Dr. Mordejai Schiffman

Murray Bowen fue uno de los pioneros en el campo de la terapia familiar. Él señala que las familias tienen un sistema de interconexión psicológica. Por ejemplo, cuando un miembro de la familia se pone ansioso, esto tiende a tener un efecto "bola de nieve" emocional en los otros miembros de la familia. Para el bienestar y la salud psicológica, es importante que los individuos de la familia no estén demasiado fusionados con los pensamientos, las emociones y las acciones de otros miembros de la familia. Lo ideal es la diferenciación del "yo", donde cada individuo es capaz de experimentar y equilibrar tanto la intimidad como la independencia con los otros miembros de la familia.

Como señaló Rav Jonathan Sacks en su ensayo "Sobre clones e identidad", de los patriarcas, Itzjak fue el menos individualizado. No sabemos demasiado sobre su vida, pero lo que conocemos parece ser paralelo y repetir muchos de los eventos y de los actos de Abraham. Ambos tuvieron que dejar su tierra y entrar a la tierra de los filisteos debido a la hambruna. Ambos le dijeron a Avimélej que sus esposas eran sus hermanas. Para acentuar el paralelo, la Torá nos dice que Itzjak incluso volvió a cavar exactamente los mismos pozos de agua que había cavado Abraham, e incluso les dio exactamente los mismos nombres que les había dado Abraham. Parece haber una falta de diferenciación por parte de Itzjak.

Aparentemente, no había suficiente agua de los pozos que volvió a cavar Itzjak a partir de los que había cavado Abraham, por lo que Itzjak dio un paso de individuación e iniciativa al cavar un nuevo pozo. Pero la Torá nos dice que este primer intento le presentó muchas dificultades. Los habitantes de Guerar proclamaron que el agua del pozo les pertenecía a ellos. Lo que llevó a una disputa. En consecuencia, Itzjak llamó a ese pozo "Esek" (disputa), debido a la pelea que tuvo lugar. El segundo intento de Itzjak de cavar un pozo tampoco fue exitoso. También provocó controversia con los habitantes de Guerar, por lo que lo llamó "Sitná" (odiado), por el odio y la enemistad que provocó. Finalmente el tercer intento de Itzjak fue exitoso y no hubo disputa, Itzjak llamó a este pozo "Rejovot" (amplitud, expansión), lo cual connota paz, libertad y espacio. Itzjak fue capaz de crear un lugar para sí mismo diferenciándose de los filisteos y creando su propio lugar dentro de su narrativa familiar.

Sin embargo, lo que no queda claro es por qué el tercer intento fue exitoso mientras que los dos primeros no lo fueron. El Jafetz Jaim sugiere que la Torá nos está enseñando una lección de determinación y perseverancia: si al principio no tienes éxito, inténtalo una y otra vez. Rav Norman Lamm sugiere otra perspectiva en nombre de su tío, Rav Iosef Baumol. Si prestamos atención, hay una diferencia textual fundamental entre los dos primeros pozos y el tercero. En los dos primeros pozos, los versículos relatan que fueron los siervos de Itzjak quienes los cavaron. Pero en el tercer pozo, dice que lo cavó Itzjak, no sus siervos.

Si bien hay lugar a delegar, en la vida hay actos que para que tengan éxito debe realizarlos la persona misma. Si bien Abraham sirvió como un modelo importante para Itzjak, había llegado el momento de que Itzjak comenzara a diferenciarse y creara su propio camino. Su travesía no podía transferirse a otros. Era algo que Itzjak necesitaba experimentar por sí mismo. Él necesitaba cavar el nuevo pozo, no sus sirvientes. Una vez que asumió la responsabilidad y actuó, fue capaz de tener el mérito de recibir Rejovot, el espacio para florecer y crecer por sí mismo.




linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram