Home » Actualidad » Sociedad

El insulto a Mayim Bialik

.
06/07/2022 | por Slovie Jungreis-Wolff

Somos maestros descartando a las personas basándonos sólo en superficialidades externas.

Mayim Bialik, la estrella de "The Big Bang Theory" y coanfitriona de "Jeopardy", describió recientemente en su podcast cómo es recibir comentarios injustificados. Con más de 30 años en la industria del entretenimiento, ella escuchó muchas opiniones sobre su persona, incluyendo una muy hiriente: "La gente te dice exactamente lo que piensa. Como cuando me dijeron: 'Te vi en una revista. Estoy confundido. Te veías bonita'. Recibo muchos comentarios similares".

¡Ay!

A pesar de todos sus años de éxito, de ser aceptada en Harvard y Yale a los 17 años, y ser una destacada neurocientífica, los comentarios que Mayim recibió eran sobre un error de percepción respecto a su apariencia.

Justin Long, un actor que apareció en el podcast de Mayim, observó que las celebridades reciben un trato singular. "Esta es la única profesión en la que la gente puede decirte cosas que te insultan profundamente, pero lo hacen con una gran sonrisa".

Pero no sólo las estrellas de Hollywood reciben comentarios despectivos o insultos respecto a su apariencia, con o sin una sonrisa. Puedes estar en una oficina, manejando tu auto o en una gran reunión familiar, y es probable que alguien haga un comentario que te lleve a pensar: ¿realmente escuché lo que me parece que escuché?

Vivimos en una cultura que idealiza las apariencias perfectas. No tienes que ser una celebridad famosa para sentir la presión. Las redes sociales sólo alimentan el fuego. Las fotos retocadas y un intercambio constante de experiencias de vida crean la apariencia de una vida perfecta que está lejos de la verdad. La presión por lucir impecables crea una expectativa que es imposible de cumplir. Agrega a esto la libertad de comentar sobre otros en línea, donde muchos sienten que tienen derecho de ser hirientes o insultar. Juzgamos a los demás por su apariencia y por superficialidades, y creemos que podemos decirles exactamente cómo los percibimos.

Ver la verdadera belleza

La sabiduría judía provee una valiosa idea respecto a cómo debemos ver a los demás.

El profeta Samuel salió a buscar al próximo rey de Israel. Él llegó a Beitlejem y se encontró con los apuestos y carismáticos hijos de Ishai. Uno era más apuesto y vibrante que el otro. Samuel estaba seguro de haber encontrado al líder real de la nación. Ishai le presentó a sus siete hijos, pero Dios los rechazó a todos.

Aparentemente Samuel no los percibía de la forma correcta.

Dios le dijo: "No observes su apariencia ni su altura, pues yo los he rechazado, porque no es como la persona lo ve. El hombre ve lo que es visible a los ojos, pero Dios ve el corazón" (Samuel I, 16:7).

Donde Samuel veía perfección, Dios veía defectos de carácter. El hombre o la mujer más bello que habla con arrogancia y empuja a los demás, se convierte en el más espantoso.

Miles de años antes de Instagram, Dios nos dijo que miráramos más allá de la superficie y viéramos el alma interna.

Miles de años antes de Instagram, Dios nos dijo que miráramos más allá de la superficie y tomáramos conciencia del corazón y del alma que hay adentro. Es muy fácil descartar a alguien sin ni siquiera llegar a conocerlo, basándonos solamente en superficialidades externas. Dejamos de lado a personas buenas y perseguimos a aquellas que pensamos que tienen la clave de la belleza y la perfección. Y perdemos por completo la magia y la belleza interior, la posibilidad de sentir la alegría que brinda la amistad verdadera.

Nadie hubiera podido imaginar que David, el simple pastor, se convertiría en el líder del pueblo judío, la cabeza de la dinastía davídica, el dulce escritor de los Salmos que nos dan fuerza y consuelo hasta el día de hoy.

Muchos admiradores le escribieron a Mayim para decirle que la aman tal como es. La verdadera belleza es un alma buena, un corazón generoso, una persona que tiene profundidad y vive con coraje.

A fin de cuentas, ¿por qué seremos recordados? ¿Por tus rasgos perfectos, la medida de tu ropa o tus publicaciones en las redes sociales? ¿O por tu sonrisa, tu bondad y compasión, tu calma y el valor que demuestras ante cada desafío que la vida te presenta?

No aceptes la percepción de Hollywood respecto a lo que es la belleza. No permitas que otros definan tu legado.

Tratemos de ver la profunda interioridad de la persona que tenemos frente a nuestros ojos. Y recordemos también enfocarnos en nuestra belleza interior.




linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram