Home » Actualidad » Sociedad

En recuerdo de Sir Evelyn de Rothschild

.
16/11/2022 | por Yvette Alt Miller

El patriarca de la familia de banqueros falleció a los 91 años.

Cuando oí por primera vez la triste noticia de que Sir Evelyn de Rothschild, miembro de la famosa familia de banqueros judíos y ex director del banco mercantil de su familia en Londres, había muerto el 7 de noviembre del 2022 a los 91 años, llamé por teléfono a mi madre.

El primer trabajo de mi madre fue en el banco de Sir Evelyn y ella tiene cálidos recuerdos del amable hijo del dueño del banco, quien estaba aprendiendo el oficio y muy pronto se convertiría en el nuevo director del banco. Él y su familia eran muy populares entre los empleados, siempre dispuestos a conversar, a dar un trabajo a otro judío cuando había pocos bancos que estaban dispuestos a hacer lo mismo.

Cuando mi madre se graduó en 1958, estaba más calificada que cualquier otra joven de su clase, sin embargo la rechazaron en todos los puestos bancarios a los que se presentó como postulante. Para los judíos era sumamente difícil conseguir un trabajo. "El único banco dispuesto a darme una oportunidad fue el de los Rothschild", dijo mi madre.

Durante generaciones, la familia de Rothschild produjo activistas con visión de futuro y reformadores sociales, incluyendo al difunto Sir Evelyn.

Nacido para ser un activista judío

Sir Evelyn de Rothschild nació en 1931. Su infancia se vio marcada por el incremento del acoso y la persecución a los judíos en toda Europa, lo que afectó directamente a muchos de sus familiares que vivían por todo el continente. La madre de Sir Evelyn fue Yvonne Lydia Louise de Rothschild, descendiente de una familia de banqueros judíos de Amberes. Ella y su esposo, Anthony de Rothschild, vivieron una vida de lujo, dividiendo su tiempo entre Londres y Ascott, su bella casa de campo.

Sin embargo, los judíos en Europa estaban en peligro, por lo que Yvonne y Anthony entraron en acción. Cuando Hitler subió al poder en 1933, Yvonne ayudó a fundar una sociedad para ayudar a las mujeres judías de Alemania. Ella trabajó incansablemente reuniendo fondos y creando conciencia, además de llevar a cientos de niños judíos alemanes a Gran Bretaña y a Israel.

Durante la Segunda Guerra Mundial, ellos convirtieron su hermosa casa de Ascott en un hospital y un refugio para los veteranos, porque habían bombardeado su hogar en Londres. Ascott también se convirtió en un depósito de artículos evacuados de museos y sinagogas de todo Londres para ser preservados y custodiados.

El origen de la familia Rothschild en un gueto

El banco Rothschild se originó en el siglo XVIII en el gueto judío de Frankfurt, Alemania. En esa época, los judíos estaban confinados a un pequeño gueto que rodeaba el borde oriental de la ciudad. La historiadora Natalie Livingstone describe el mundo en el cual vivían estos judíos:

…el Judengasse, o la calle de los judíos (que era la calle principal del gueto) y (un judío) podía esperar vivir su vida dentro de sus confines. Los judíos de Frankfurt nacieron entre las casas densamente pobladas del Judengasse, rezaban en su sinagoga y hacían las compras en su mercado. Estudiaban, trabajaban y morían allí… A lo largo de los siglos, sin tener otro lugar a donde ir, los edificios se vieron obligados a crecer hacia arriba, y comenzaron a construir voladizos sobresalientes para aprovechar al máximo el sitio habitable dentro del mismo espacio reducido". Había poca luz solar y "el aire denso y lleno de humo y las alcantarillas abiertas dificultaban la respiración". ("The Women of Rothschild: The Untold Story of the World’s Most Famous Dynasty", por Natalie Livingstone. John Murray - 2001).

Los judíos sólo tenían permitido salir del gueto durante el día, con la excepción de los días de las festividades cristianas, cuando las puertas del gueto permanecían cerradas. Todos los cristianos de Frankfurt tenían el derecho de detener a cualquier judío que encontraran fuera del gueto y gritarle: "¡Jud, mach mores! - ¡Judío, cumple con tu deber!". El desafortunado judío estaba obligado a quitarse el sombrero y dar un paso al costado. Al restringirles la posibilidad de trabajar en la mayoría de las industrias, muchos judíos se dedicaban a prestar dinero.

El Judengasse, la calle judía en Frankfurt.

El patriarca de la familia Rothschild fue Amschel Moses, un comerciante que era famoso por su inmensa piedad. Él trabajaba como asistente de un Rabino local, ayudándolo a distribuir cada semana fondos para los pobres. Un día, cuando no pudieron encontrar el dinero recolectado para la distribución semanal de caridad, Amschel suministró los fondos faltantes de su propia cuenta, una aparente confesión de que él había sido quien había tomado el dinero. Posteriormente, cuando apareció el dinero, Amschel explicó que él no quería que los pobres sufrieran por no recibir su asignación semanal, y que estaba dispuesto a que la gente pensara que él era un ladrón antes que ver a los judíos pobres de Frankfurt quedarse sin nada.

Amschel Moses Rothschild

Amschel falleció en 1757. Su lápida lo describe como "Un hombre que cuidó el tiempo prescripto para el estudio de la Torá".

Cuando Amschel murió, su hijo Mayer estaba estudiando en una ieshivá. Al convertirse en la cabeza de la familia, Mayer dejó sus estudios y fue a trabajar como aprendiz en una firma bancaria de Hanover. Eventualmente Mayer, junto con su esposa Gutle, construyeron su propia casa de préstamos, mientras seguían viviendo en el gueto de Frankfurt.

A pesar de su riqueza, vivían en una casa pequeña en la que ellos y sus diez hijos dormían en la misma habitación. Los cinco hijos de Mayer fundaron sus propias compañías financieras Rothschild en cinco ciudades diferentes de Europa. Amschel, el hijo de Mayer, permaneció en Frankfurt; Karl construyó un banco en Nápoles; Jacob fundó la empresa Rothschild Freres en París; Natan fundó el banco N.M. Rothschild en Londres; Salomón construyó su propio banco en Viena. Después de las guerras napoleónicas, las compañías bancarias de los Rothschild fueron instrumentales para ayudar a reconstruir a Europa, creando muchos de los mecanismos bancarios modernos que conocemos hasta hoy en día.

Construir la Tierra de Israel

Uno de los miembros más queridos de la dinastía Rothschild fueron Edmon James de Rothschild y su esposa Adelheid. Cuando los inmigrantes judíos comenzaron a construir nuevos asentamientos agrícolas en la Tierra de Israel a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX, Edmond y Adheleid apoyaron muchos de esos emprendimientos, proveyendo los fondos para 44 granjas y pueblos judíos.

Edmond James de Rothschild

Edmond y Adheleid murieron en París en la década de 1930. Una vez que fue establecido el Estado de Israel, sus restos fueron trasladados y vueltos a enterrar entre dos de los pueblos que ellos fundaron. El primer ministro David Ben Gurión dijo en su funeral: "Dudo que en toda la historia del pueblo judío en la Diáspora, un período de 2.000 años, se pueda encontrar un hombre comparable en su nivel al increíble carácter que tuvo el Barón Edmond de Rothschild, el constructor del ishuv (comunidad) judío en nuestra patria renovada".

Sinónimo de "judío"

"Rothschild" a veces se usa para referirse a alguien sumamente adinerado, y a veces simplemente como una forma de referirse a los "judíos". De acuerdo con la Liga Antidifamación, "los Rothschild son una familia judía de banqueros que han sido acusados de controlar secretamente la economía, manipular el clima, y obtener ganancias de las guerras. Rothschild se convirtió en un término genérico para referirse a los multimillonarios judíos manipulativos y codiciosos".

Sir Evelyn de Rothschild y la Reina

Sir Evelyn de Rothschild por cierto era un adinerado banquero judío que socializaba con las celebridades, pero los estereotipos anti judíos negativos asociados a su nombre no logran captar su intensa ética de trabajo, ni la gran estima que le tenían todos quienes lo conocían y quienes alguna vez trabajaron con él. Después de que su padre se retirara como director del N.M. Rothschild en 1961, Sir Evelyn cedió en gran medida a su estilo de vida de playboy, en particular a su afición a la equitación, y volvió a Londres para trabajar en la empresa de la familia.

El legado de Sir Evelyn de Rothschild

El principio que guiaba a Sir Evelyn era defender el buen nombre de su ilustre familia. "Y lo logró", señaló "The Economist", donde se desempeñó como director durante 17 años. En vez de la visión caricaturesca de los Rothschild como ricos sin ningún esfuerzo, "The Economist" señaló que no siempre fue sencillo mantener a flote el banco N.M. Rothschild. "Lo mantuvo pequeño… inmune al modelo de banca de inversión a gran escala copiado de Nueva York". Eventualmente, Sir Evelyn aseguró el futuro del N.M. Rothschild al fusionarlo con un banco Rothschild francés.

El más profundo legado de Sir Evelyn es la fundación de caridad a la que dio comienzo en 1967, la Fundación Eranda Rothschild. Le dio su propio nombre y el de sus dos hermanas, Renée y Anne. La fundación apoya las investigaciones médicas, programas sociales y de arte en Gran Bretaña e Israel, y ofrece un legado perdurable a un hombre que trabajó duro para mantener los ideales de su familia de integridad, caridad y compromiso con causas israelíes.




linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram