Home » Parashá » Basico » Sabiduría milenaria y psicología moderna

Hacer que el tiempo vuele

.

Vaietzé (Génesis 28:10-32:3 )

por Rav Dr. Mordejai Schiffman

Si bien cada minuto tiene 60 segundos y cada hora 60 minutos, nuestra percepción del tiempo puede cambiar, haciendo que algunos minutos parezcan horas y que algunas horas las sintamos como minutos.

En un experimento fascinante, Leah Campbell y Richard Bryant, estudiaron cómo percibían el tiempo los paracaidistas novatos en relación a su primer salto (esto fue detallado en su artículo titulado creativamente: "El tiempo vuela, un estudio sobre los paracaidistas novatos"). Aquellos que sintieron miedo informaron que la experiencia duró más tiempo de lo que realmente duró. Y quienes se sintieron emocionados dijeron que el evento fue mucho más breve de lo que fue en realidad.

El tiempo parece estirarse interminablemente cuando estamos asustados y realmente vuela cuando nos divertimos. Sin embargo, Phillip Gable y Bryan Poole presentan una importante advertencia a este refrán. El simple hecho de estar contento o satisfecho no necesariamente hace que el tiempo pase más rápido, sino que más bien la diversión y la emoción al buscar una meta es lo que hace que el tiempo vuele.

Iaakov, que amaba profundamente a Rajel, le ofreció a su padre, Laván, trabajar siete años para poder casarse con ella. ¿Cómo predecirías que percibirías el paso del tiempo si tienes que esperar siete años antes de casarte con la persona que amas? Presumiblemente, para la mayoría esos siete años hubieran parecido "eternos". Pero, interesantemente, el versículo nos permite percibir la percepción subjetiva del tiempo de Iaakov al decir: "que le parecieron unos pocos días" (keiamim ajadim) debido a su amor por Rajel (Bereshit 29:20). De alguna manera, para Iaakov esos siete años pasaron "volando", lo que hace caer nuestra hipótesis de que los siete años deberían haber parecido dolorosamente lentos.

De hecho, Rav Moshé Alshij está tan convencido de que debido al amor y al anhelo que Iaakov sentía por Rajel, "cada día debería haber parecido como mil años", que él argumenta que sólo en retrospectiva podemos decir que el tiempo pasó rápidamente. Durante los siete años fue doloroso y agonizante. Sólo a posteriori la fuerza de su amor y conexión con Rajel lo llevó a olvidar la angustia insoportable del tiempo de espera.

Otros comentaristas no están de acuerdo. Ellos asumen que la percepción de Iaakov de los siete años fue que pasaron rápido, a pesar de que seguía esperando. El Abarbanel sugiere que el amor de Iaakov por Rajel era tan grande que pensó que siete años no era tan terrible, él hubiera estado dispuesto a esperar todavía más tiempo por ella. En consecuencia, el marco temporal no le pareció tan difícil y lo enfrentó con una mentalidad positiva.

Asimismo, Samuel David Luzzato (Shadal) sugiere que su amor por Rajel infundió cada día con paz, alegría y esperanza. Las emociones dolorosas, incómodas y negativas son las que hacen que el tiempo parezca más largo, pero la paz y las emociones positivas hacen que el tiempo pase volando.

El enfoque del Jatam Sofer no es desde una perspectiva emocional, sino desde una perspectiva orientada al objetivo. Sólo alguien que está esperando que pase el tiempo va a sentir que pasa lentamente. Sin embargo, en crédito de Iaakov, a pesar de que amaba tanto a Rajel, él fue capaz de relacionarse con cada día con la reverencia adecuada, aprovechando su tiempo, actuando de forma productiva y con completa conciencia de su tarea cada día. Rav Aharón Kotler lleva el concepto un paso más adelante. No sólo Iaakov no desperdició su tiempo, sino que lo utilizó para trabajar de forma activa hacia un objetivo. Él sabía que todavía necesitaba desarrollarse personal y espiritualmente para construir una familia y cumplir el destino que había sido delineado en su sueño. Él aprovechó ese tiempo para seguir cultivando sus fuerzas.

Si combinamos todos estos enfoques, aprendemos de Iaakov dos ingredientes esenciales para tener una vida con propósito y comprometida, que no parece estar prolongándose innecesariamente: hay que saborear la experiencia de las emociones positivas y simultáneamente planificar e implementar objetivos significativos.




linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram