Home » Filosofía

Heisenberg, el Tao y la unidad verdadera

.
21/06/2022 | por Rav Adam Jacobs

Cuanto más de cerca examinamos el mundo físico, más parece alejarse de nosotros. Nuestro error es tratar de entender todo mirando sólo una parte.

Todos escuchamos decir que "el todo es más grande que la suma de sus partes". Ahora bien, ¿y si la realidad es aún más grande que eso? ¿Y si, en realidad, no hay partes y la mayoría de los errores que cometemos tratando de entender la naturaleza de las cosas se origina en la incapacidad de percibir la realidad con precisión?

Uno de los aspectos más fascinantes de la mecánica cuántica se conoce como el 'Principio de Incertidumbre de Heisenberg'. En esencia, el principio declara que la precisión con que podemos conocer las "variables físicas complementarias" de una partícula tiene un límite, como posición y momento. Cuanto más sabemos sobre una, menos parecemos saber sobre la otra. Pareciera ser que incluso la acción de medir afectara de alguna forma a la partícula y disminuyera nuestra capacidad para entenderla.

Niels Bohr, uno de los padres de la física cuántica, declaró sorprendentemente que "creer que una partícula existió alguna vez antes de que la midamos es un error… las partículas materiales aisladas son abstracciones".

Entonces, si antes de que la midiéramos la partícula no existía, ¿qué era? El físico teorético alemán Werner Heisenberg dijo que era "una forma extraña de realidad física justo entre la posibilidad y la realidad".

Extrañamente, antes de que la midamos, se dice que la partícula existe en todos lados en un estado de "superposición", hasta el momento en que intentamos ubicarla, momento en que podemos discernir ciertas cualidades que tiene, pero no otras.

Algunos científicos incluso llegan a sugerir que esas partículas no existen en absoluto. En un ensayo titulado "Las partículas no existen", del físico Paul Davies, encontramos que "la noción de partícula es nebulosa e, idealmente, debería ser abandonada por completo". El astrofísico John Gribbin concuerda. Escribe que "les llamamos a esos objetos 'partículas' por falta de un nombre mejor, porque lo que son en realidad, no lo sabemos… la noción de partícula es simplemente una muletilla que los comunes mortales pueden usar para ayudarse a alcanzar un entendimiento de leyes matemáticas"

Quizás podemos proponer que la razón del extraño fenómeno de las partículas y nuestra incapacidad para describir lo que son es consecuencia de dividir una entidad completa, una unidad, en partes. Partículas son lo que creemos percibir al tratar de entender una parte de un todo y conservarla. Por suerte o por desgracia, hacer eso es imposible, y siempre lo será. Para comprender el Todo, necesitaríamos ser ese Todo nosotros mismos. Una subunidad nunca es capaz de discernir la totalidad integral del todo.

Para comprender el Todo, necesitaríamos ser ese Todo nosotros mismos. Una subunidad nunca es capaz de discernir la totalidad integral del todo.

El escritor y teólogo inglés C.S. Lewis sugirió que existe una dinámica similar con la espiritualidad y la moral en general. Todo intento de aislar un aspecto particular de la moral o la bondad de la unidad absoluta de la que emanó será, a final de cuentas, contraproducente. Al igual que analizar un milímetro cuadrado de la Mona Lisa limitaría nuestra capacidad para ver el cuadro en general, nuestra selección caprichosa de las prácticas morales que preferimos frustraría nuestra apreciación del contexto del que salieron. En La abolición del hombre, Lewis se refirió a esta moral integral como "el Tao".

"Esto que llamé, por conveniencia, el Tao, y que otros pueden llamar ley natural, moral tradicional, los primeros principios de la razón práctica o los primeros tópicos, no es uno de una serie de sistemas posibles de valores, sino la única fuente de todos los juicios de valor. Si se rechaza, se rechazan todos los valores. Si se conserva algún valor, se conserva todo. El esfuerzo para refutarlo y generar un sistema nuevo de valores en su lugar es intrínsicamente contradictorio".

Para Lewis es imposible que este sistema moral evolucione, y toda crítica que se le quiera hacer sólo puede realizarse usando elementos del sistema mismo. Al declarar que algo es correcto o incorrecto, admitimos tácitamente la existencia de un correcto y un incorrecto, que nos permite juzgar esa cosa. De hecho, los términos "correcto" e "incorrecto" son sacados directamente del "Tao". Sólo un rechazo absoluto del sistema (o de las nociones de correcto e incorrecto) sería suficiente para desplazar cualquier aspecto particular de él. La única desventaja de ese enfoque es la necesidad de abandonar la capacidad para realizar declaraciones morales de cualquier tipo. Como escribió:

"Nunca hubo ni habrá, en la historia del mundo, un juicio de valor radicalmente nuevo. Los que pretenden ser nuevos sistemas o (como los llaman ahora) 'ideologías' son, en realidad, fragmentos del Tao mismo, sacados arbitrariamente de su contexto en el todo y luego magnificados hasta la locura en su aislamiento, pero todavía le deben al Tao cualquier validez que posean".

En la tradición judía, esta idea encuentra expresión en la práctica de la recitación, dos veces al día, de la plegaria del "Shemá", que es esencialmente una meditación sobre la idea de la unidad suprema del Creador. La primera oración se dice mientras el practicante se cubre sus ojos con la mano derecha, un indicio de que se necesita dejar de ver con los ojos y ver en vez con el ojo de la mente, para bloquear la percepción aparente (y falsa) de la complejidad del universo en favor de la unidad verdadera y unificada que es en realidad.

Desde la búsqueda de una "Teoría de campo unificada" hasta la creación de la ONU y el surgimiento de la medicina holística, los seres humanos poseen una motivación natural hacia, y un deseo por, la unidad. Quizás esta motivación sea indicio de una capacidad innata: descubrir dentro de sistemas complejos la Unidad verdadera e indivisible que sustenta la realidad.





DESTACADO EN AISHLATINO.COM.

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram