Home » Historia » Modernidad

Josefine Baker arriesgó su vida luchando contra el nazismo

.
02/01/2023 | por Yvette Alt Miller

El mundo recuerda hoy a Baker principalmente como una bailarina, pero la verdad es que ella fue mucho más que eso.

En el 2021, 46 años después de su muerte, el ataúd de Josefine Baker, la bailarina que nació en los Estados Unidos y vivió en Francia desde 1925, fue trasladado al panteón de los héroes en París, donde descansan los grandes héroes de Francia.

Si el mundo recuerda hoy a Baker, esto es principalmente como bailarina, una de los tantos artistas que se mudaron a París en la década de 1920 durante lo que Hemingway (otro inmigrante estadounidense en París, que fue amigo de Baker) llamó “un banquete portátil” de camaradería y creación artística. La presentación de Baker en el show parisino, "La Revue Negre" la hizo famosa en su país adoptivo.

Sin embargo, Baker fue mucho más que una bailarina. Al hablar en la ceremonia en el Panteón, el presidente francés Emanuel Macron la describió como “una heroína de guerra, luchadora, bailarina, cantante… una mujer que defendió a la humanidad…”

Retrato de Josephine Baker colorizado por Olga Shirnina

Baker se convirtió en ciudadana francesa en 1937, dos años antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial. Ese mismo año se casó con un judío francés llamado Jean León. Cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial, Baker se convirtió en miembro de la resistencia francesa e hizo todo lo posible por ayudar y dar refugio a los judíos. Ella vivió “una doble vida, por un lado, era la artista de los teatros de variedades y, por otro lado, una agente de inteligencia”, explicó el historiador francés Geraud Letang.

Sus primeros años de vida

Baker nació en 1906 en East St. Louis y tuvo una infancia horrible. Su madre trabajaba como lavandera y Josefine comenzó a hacer trabajos domésticos cuando todavía era una niña. Cuando Baker tenía once años, ella y su madre se encontraron entre los 6.000 residentes negros que fueron expulsados de East St. Louis tras un terrible motín contra los negros que duró dos días, el 2 y 3 de julio de 1917. Los alborotadores blancos incendiaron las casas de los residentes negros, lincharon personas y asesinaron con desenfreno.

Mientras Baker y su madre huían junto con otras 6.000 personas negras por el puente Eads, Josephine vio a uno de los amigos de su padre recibir un disparo en la cara y a una mujer embarazada ser destripada. “Los Estados Unidos eran malvados en esa época”, declaró Baker en una entrevista en 1975, poco antes de su muerte.

Baker se casó con el primero de sus tres esposos cuando tenía sólo 13 años. Pronto se divorciaron y Baker se casó con su segundo esposo a los 19 años.

Una nueva vida en Paris

Baker se fue a Paris en 1925 para bailar y se volvió muy famosa, acentuando el notorio exotismo de su negrura. A menudo bailaba usando diminutos trajes que evocaban los mitos europeos coloniales sobre África, y decoraba su vestuario con plumas o bananas. En su vida privada, Baker amó Francia, renunció a su ciudadanía estadounidense, aprendió francés y desarrolló conexiones con persona de la alta sociedad. En 1939, la víspera de la Segunda Guerra Mundial, Baker ya era ciudadana francesa, una de las artistas mejor remuneradas de todo Francia, y se había vuelto a casar, esta vez con un industrial judío francés llamado Jean León.

Este no fue un matrimonio feliz y se divorciaron en 1940, pero no antes de que León y Baker presenciaran la barbaridad y el antisemitismo del régimen colaboracionista Vichy de Francia. Al estallar la Segunda Guerra Mundial, Baker y León vivían en un hermoso chateau en la región de Dordogne en la frontera entre la Francia ocupada y la Francia bajo mandato Vichy. Como ciudadanos de Vichy, Baker y León vieron de cerca las virulentas resoluciones antisemitas y antijudías promulgadas por el régimen Vichy.

Terror en Vichy

Después de que Alemania invadiera Francia en junio de 1940, los nazis establecieron una ocupación militar en la mayor parte del país. La excepción fue el sur de Francia, lo cual supuestamente estaba gobernado por un gobierno francés “independiente”, conocido con el régimen Vichy, llamado así porque su centro estaba en la ciudad francesa de Vichy. El régimen Vichy reemplazó los ideales franceses de Liberté, Egalité, Fraternité (libertad, igualdad y fraternidad), con el mantra de “trabajo, familia, país”. Aunque supuestamente Vichy era neutral, en realidad colaboraba de cerca con los nazis, cuyos valores compartía.

Al cabo de unos meses, el régimen Vichy emitió sus propios decretos antijudíos, siguiendo el modelo de las Leyes de Núremberg de Alemania. Los judíos fueron despedidos de sus trabajos en el gobierno y en el ejército y se les prohibió ejercer todos los trabajos de oficina y administración. En 1941, el régimen Vichy comenzó a confiscar las propiedades de los judíos y a transferir las propiedades al gobierno de Vichy. A continuación, el régimen Vichy encerró a decenas de miles de judíos en campos establecidos y manejados por franceses en Saint-Cyprien, Le Vernet, Gurs, Rivesaltes y Les Miles. Por lo menos 3.000 judíos murieron por las condiciones deplorables en estos campos franceses.

Como las leyes antijudías amenazaban a su esposo, Baker decidió tomar medidas audaces. Su agente era el hermano de Jacques Abtey, un comandante de alto rango de la resistencia francesa. Ella preguntó que podía hacer para ayudar.

Unirse a la resistencia francesa

Jacques Abtey recibió a Baker en la Resistencia y se convirtió en su director en la nueva carrera de Baker como espía. Baker siguió actuando y asistiendo a eventos de la alta sociedad, mezclándose con colaboracionistas franceses y alemanes (aunque ella se opuso a asistir a una actuación ante las autoridades gubernamentales alemanas en Paris). Después de cada encuentro, ella reportaba a Abtey lo que había averiguado.

Al cabo de unos meses, Abtey le pidió a Baker que llegara todavía más lejos. Baker se embarcó en un tour de canto y baile en España y Portugal y llevó con ella una compañía de cantantes y bailarines de apoyo, que en realidad eran espías de la resistencia francesa, incluyendo a Abtey. Poco después realizaron presentaciones en África del Norte, zona que estaba ocupada por los nazis. En 1941, Baker se enfermó seriamente, pero se rehusó a detener sus presentaciones y sus actividades de espionaje. En 1943 estaba de regreso en Francia, y continuaba con sus prestaciones y el espionaje. Ella también juntó dinero para la resistencia francesa y donó a la resistencia gran parte de su considerable fortuna (más de $11 millones de dólares en valor actual).

Todavía más peligroso, fue ofrecer a la Resistencia su Chateau, Chateau des Milandes. Allí se escondieron tanto luchadores de la resistencia perseguidos como judíos, evadiendo a las fuerzas nazis.

En 1943, Baker se unió a un grupo exclusivamente femenino de la Fuerza Aérea francesa libre con el rango de teniente segunda. Voló a teatros de guerra para actuar para las tropas y para civiles y también mantuvo sus actividades de espía, escondiendo comunicados secretos en sus partituras. (En un vuelo, su avión se estrelló en el mar. Su bitácora registra que fue rescatada por soldados senegaleses que la sacaron del agua y la llevaron a tierra). En 1945, mientras las tropas aliadas conquistaban toda Europa y liberaban los campos de concentración, Baker siguió sus movimientos, dando conciertos para los sobrevivientes de los campos de concentración y para otros refugiados en los campos de refugiados en Alemania.

Después de la guerra, le ofrecieron a Baker la Legión de Honor, el mayor premio de Francia. Ella rechazó el honor. Baker insistió en que si iba a recibir una medalla, esa debía ser un premio militar, reflejando su servicio en la Fuerza Aérea Libre. (En ese momento, la unidad de la Fuerza Aérea Libre francesa en la cual ella sirvió, no era reconocida en Francia como una rama militar “real”). Baker continuó utilizando su fama e influencia para presionar al gobierno francés a reconocer a su unidad de la Fuerza Aérea Libre femenina como un grupo militar legítimo y oficial, y en 1957, su petición finalmente fue aceptada, con un cambio.

El General Charles de Gaulle, presidente de Francia, le presentó a Baker la Legión de Honor como civil. Al mismo tiempo, el ministro de defensa Jacques Chaban-Delmas le otorgó la Croix de Guerre con palmas, una medalla francesa otorgada a tropas que se comportaron heroicamente en la batalla. Fue un deslumbrante honor doble concedido a Baker, una inmigrante que comenzó como una bailarina exótica y llegó a la cima del heroísmo y la fama en Francia.

Pronunciarse en contra de la injusticia

Josefine Baker siguió manifestándose en contra de las injusticias. Ella viajó a los Estados Unidos en 1951 para hacer un tour de conciertos por el país, pero habló abiertamente sobre su oposición a las leyes Jim Crow y se rehusó a actuar para audiencias segregadas. El FBI la etiquetó de comunista y le prohibieron regresar a los Estados Unidos.

Josephine Baker, Marcha en Washington, agosto, 28, 1963

El presidente John F. Kennedy levantó ese decreto en 1963 y Baker regresó, y fue la única mujer que habló ese año en la Marcha en Washington, en donde Martin Luther King Jr. dio su famoso discurso: “Yo tengo un sueño”. Ella dio su discurso vistiendo su antiguo uniforme de la Fuerza Aérea francesa libre, recordando uno de los periodos de mayor orgullo de su vida.

Josephine Baker, su esposo Jo Bouillon y sus hijos en el Castillo del Milandes

Baker regresó a Francia y adoptó 12 niños de diferentes países, criando lo que ella llamó su “tribu arcoíris” (Baker hizo un enorme esfuerzo por adoptar niños de diferentes etnias para probar que las personas de diferentes lugares pueden llevarse bien. En 1954, ella intentó adoptar un niño de Israel, pero su petición fue denegada).

Josefine Baker vivió una vida de excesos en el mundo del espectáculo, pero cuando los nazis amenazaron a toda Europa, ella actuó, arriesgando su vida para ayudar a derrotar al nazismo y ayudar a los judíos. Se merece haber sido reconocida y llevada al Panteón de Francia.




linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram