La escandalosa mentira de Christiane Amanpour

21/05/2023

5 min de lectura

La reportera de la CNN no es la única periodista que calumnia a los judíos.

Cuando un terrorista disparó al auto que manejaba Lucy Dee al salir de vacaciones con su familia el 7 de abril del 2023, el terrorista disparó más de 20 veces al auto de Lucy con un rifle Kalashnikov. El auto de Lucy se estrelló, el terrorista se acercó y disparó a quemarropa a Lucy y a sus hijas Maia, de 20 años, y Rina de 15, matándolas a las tres.

La semana pasada, la principal presentadora internacional de la CNN, Christiane Amanpour, cambió los hechos y dijo a los televidentes que la familia Dee "fue asesinada en un tiroteo". ¿Perdón? Un "tiroteo" implica una especie de enfrentamiento entre dos grupos o individuos armados. Eso no fue lo que ocurrió allí. Entonces, ¿por qué usar ese término?

El extraño comentario de Amanpour tuvo lugar al comienzo de una entrevista que realizó con el autocrático primer ministro de la Autoridad Nacional palestina, Mohamed Shtayyed, y al parecer estaba destinado a restar importancia al asesinato a sangre fría de la familia Dee, creando la impresión completamente incorrecta de que se trataba de combatientes en medio de un enfrentamiento, en vez de ser las víctimas de un ataque brutal. Esto es una mentira escandalosa.

"Este es el ejemplo perfecto del 'terrorismo periodístico', donde se le da equivalencia moral al terrorista y a la víctima", explicó Rav Leo Dee, el esposo de Lucy y padre de Rina y Maia.

El "terrorismo periodístico" abunda cuando se trata de los judíos e Israel, ya que los periodistas inventan la culpabilidad judía para minimizar la violencia en su contra.

Asesinatos selectivos presentados como "fuego cruzado"

Tomemos por ejemplo ITV News de Gran Bretaña. Unos pocos días antes de la escandalosa mentira de Amanpour, el periodista Daniel Henry también describió el asesinato de la familia Dee como una especie de tiroteo. "Al viajar se vieron atrapadas en medio de un fuego cruzado y eso fue lo que causó la muerte de una madre y sus dos hijas", informó Henry erróneamente a sus espectadores. (Tanto ITV como Daniel Henry posteriormente pidieron disculpas).

¿Realmente les resulta tan difícil pensar que un terrorista palestino puede asesinar a sangre fría a tres mujeres? Los periodistas deben informar las noticias con la mayor precisión posible, no inventar narrativas distorsionadas. Sin embargo, cuando se trata de Israel y de los judíos, las reglas normales del periodismo parecen suspenderse y los periodistas tergiversan los hechos e inventan mentiras descaradas, tratando de minimizar la violencia contra los israelíes y los judíos.

Tergiversar la masacre olímpica de Múnich

Tomemos por ejemplo el anuncio del gobierno alemán en abril del 2023 respecto a que nombraron un nuevo comité para reexaminar la masacre olímpica de Múnich, cuando terroristas afiliados con la OLP se infiltraron en las Olimpiadas de Verano de 1972 y asesinaron a 11 atletas israelíes.

Después de más de medio siglo, los hechos de la masacre están bien establecidos. La Enciclopedia Británica describe lo ocurrido:

Poco después de organizar su ataque a la Villa Olímpica, los terroristas mataron a tiros a dos israelíes. Días después, en medio de un fallido intento de fuga, los terroristas hicieron subir al resto de los israelíes a dos helicópteros y los asesinaron: "Un terrorista arrojó una granada de mano a uno de los helicópteros… Un segundo terrorista disparó a quemarropa una cantidad de balas hacia el interior del otro helicóptero…"

Por lo tanto, fue un shock que algunos medios de comunicación inventaran historias completamente nuevas, quitando cualquier mención de la brutalidad y crueldad de los terroristas. Reuters incorrectamente informó que los atletas israelíes simplemente "murieron tras un enfrentamiento" con la policía alemana. El New York Times usó el término "tiroteo", informando que los israelíes murieron en un tiroteo entre los terroristas palestinos y la policía de Alemania Occidental, distorsionando la historia y omitiendo los hechos de que los terroristas asesinaron a los israelíes usando una granada y un arma a corta distancia.

El blanqueo de la Yihad islámica

En mayo del 2023, Israel fue atacado con cientos de misiles disparados a objetivos civiles desde las bases de la Yihad islámica en Gaza. Un israelí murió y muchos resultaron heridos en los ataques.

Muchos medios de comunicación publicaron artículos describiendo a la Yihad islámica, un grupo terrorista radical afiliado a Hamás, que tiene el objetivo declarado de acabar con el estado judío. El sitio de noticias Al Jazeera, con sede en Qatar, describió con precisión sus máximos objetivos como "establecer un estado palestino en la Cisjordania ocupada, Gaza y otras áreas de lo que ahora es Israel".

El Washington Post tomó una dirección muy diferente, simpatizando con el grupo radical y blanqueando sus violentas intenciones. En la realidad alterna del Washington Post, la Yihad islámica simplemente está "comprometida con la resistencia armada contra Israel". (En un giro todavía más surrealista, la periodista Miriam Berger describió a Israel no como el estado soberano que indiscutiblemente es, sino con los mismos términos de la Yihad islámica, como "un autodenominado estado judío establecido en 1948 en tierras que los palestinos reclaman…". Minimizar el derecho a existir del país y encubrir a un grupo terrorista comprometido a su destrucción es una postura inquietante para un periódico importante. Este es un ejemplo clásico de "terrorismo periodístico".

La calumnia sobre los judíos ortodoxos

Uno de los ejemplos recientes más atroces de un medio de comunicación inventando falsedades tuvo lugar cuando un viaje de Janucá terminó muy mal.

El 29 de noviembre del 2021, un grupo de niños judíos ortodoxos partió en un autobús en lo que debía ser un divertido paseo por el centro de Londres para celebrar Janucá. Cuando el autobús viajaba por la calle Oxford en el centro de la ciudad, un grupo de hombres musulmanes rodeó el autobús, golpeando sus puertas, gritándoles a los niños que viajaban en él, haciendo gestos obscenos, realizando el saludo de Heil Hitler, y arrojando objetos a las ventanillas. Los niños estaban aterrorizados, uno de ellos gritó en hebreo: Tikrá lemishu, ¡ze dajuf! 'llamen a alguien, ¡es urgente!'.

Cuando la BBC informó la historia, alteró por completo lo que había ocurrido y en cambio acusó a los niños judíos de atacar verbalmente a los musulmanes que estaban afuera. Después de haber presentado su informe, la BBC cambió el reporte en internet y dijo falsamente que los judíos del autobús gritaban insultos antimusulmanes a la gente que estaba afuera.

La acusación fue fácil de refutar: todo el episodio había sido filmado. Los testigos se quejaron de que el reportaje de la BBC no tenía nada que ver con el ataque que habían visto y escuchado. (La junta de diputados de judíos británicos contrató a un experto en lingüística para revisar las imágenes del ataque. Él concluyó que ningún judío había pronunciado un insulto antimusulmán durante el ataque). Incluso después de que quedó claro que los niños judíos no habían pronunciado ningún insulto contra los musulmanes, durante meses la BBC no hizo nada para modificar su cobertura.

Un año más tarde, tras quejas oficiales, la BBC se disculpó, lamentablemente demasiado tarde para deshacer gran parte del daño causado por su informe inicial inexacto.

Luchar contra el terrorismo periodístico

Es crucial defendernos y luchar contra esta clase de informes inexactos. Asegúrate de estar bien informado y no te quedes callado al ver informes sesgados o defectuosos. Escribe cartas al editor, publica tus inquietudes en las redes sociales.


Nota del editor: Amanpour finalmente se disculpó por sus comentarios inexactos el 23 de mayo, semanas después de pronunciar su ofensa escandalosa.

Haz clic aquí para comentar sobre este artículo
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
EXPLORA
ESTUDIA
MÁS
Explora
Estudia
Más
Contacto
Lenguajes
Menu
Donar
Únete a nuestro newsletter
Redes sociales
.