Home » El Kotel » Los Tuneles del Kotel

La Gran Piedra

.
15/03/2013 | por AishLatino.com

Conozcan la piedra de construcción más grande que se ha utilizado en la historia.

Ahora estás parado frente a lo que muchos consideran la piedra de construcción más grande que se ha utilizado en la historia. Es parte de una hilera de rocas en el Kotel conocida como el ‘Curso Maestro’.

Algunos datos de la gran piedra:

Longitud: 12,5 metros.

Grosor: 3,4 – 4,5 metros.

Altura: 3,4 metros.

Peso: Más de 500 toneladas métricas.

Enfoquémonos en la envergadura de esta enorme piedra. ¡Más de 500 toneladas métricas! Lo que es verdaderamente asombroso es que las mejores grúas modernas sólo pueden levantar 250 toneladas.

Por supuesto, esto significa que tendremos que reconsiderar completamente nuestra idea sobre la tecnología que tenían nuestros hermanos en la antigüedad cuando construyeron los Templos.

Date cuenta que en ese tiempo, el nivel de la calle era de 6,5 metros por debajo de donde tus pies (virtuales) están ahora, y el suelo estaba 10 metros más abajo. ¿Cómo levantaron las piedras del ‘Curso Maestro’ hasta su posición actual?

Una teoría nota que la cantera estaba al norte del Monte del Templo, y a una altura más elevada. De ser así, los constructores pudieron haber empujado la piedra hacia su lugar utilizando palancas y sistemas de poleas que estaban disponibles en ese tiempo…

¿Por qué poner tan alto piedras de tal envergadura?

Nota que las piedras debajo del ‘Curso Maestro’ son más pequeñas. El Kotel fue construido sin mortero ni cemento. Las inmensas piedras del ‘Curso Maestro’ fueron utilizadas para estabilizar el Kotel. Fue un método tan efectivo que, a través de la historia, el Kotel ha soportado terremotos desastrosos.

¿Qué son los hoyos rectangulares en la Gran Piedra?

La respuesta es: Cuando descubrieron esos hoyos rectangulares en la Gran Piedra, los arqueólogos estaban desconcertados. Excavaciones adicionales revelaron bloques pequeños de piedra sobresaliendo de los agujeros, y su propósito se tornó obvio.

Antes del siglo 12, cuando esta área era utilizada como cisternas, los agujeros fueron perforados en el Muro Occidental. Los bloques que salían de los agujeros hacían de estabilizadores del revestimiento de yeso de la cisterna.

Hay quienes consideran que el espesor de los materiales de revestimiento era tal, que aparentemente eran parte de un edificio, y no un simple impermeabilizante.

Muchos judíos se molestaron, y con razón, al enterarse de que el sagrado Muro Occidental del Monte del Templo había sido desfigurado por un proyecto de construcción; pero ese era el comportamiento normal de cada nuevo conquistador.

Nota que el gobierno israelí hizo lo posible para respetar las necesidades de quienes viven sobre los Túneles del Kotel. La integridad estructural de sus edificios y sótanos fue sostenida por medio de un sistema elaborado de soportes de concreto y acero. Sin embargo, esos soportes son vigas voladizas, de forma tal que ninguna de las barras de acero toca el Muro Occidental, por respeto a la santidad del Kotel.

Tener en cuenta la diversidad de susceptibilidades de los habitantes de Jerusalem, no es una tarea fácil.

¿Por qué hay piedras más pequeñas justo arriba de la gran piedra?

La respuesta es que la furia derramada sobre el Templo por los romanos resultó en la destrucción de la mayoría de las estructuras pertenecientes al Monte del Templo. Milagrosamente el Muro Occidental se mantuvo, en general, intacto; dañado, pero intacto. Las marcas de cincel encontradas a lo largo de la cúspide de esta piedra son la evidencia silente de los esfuerzos romanos para derrumbarla. Llegaron hasta acá – y se dieron por vencidos. Sus intentos para derrumbar el muro fueron infructuosos. Ésta es la historia. Estamos parados justo donde eso ocurrió.

Cuando los árabes construyeron su mezquita en el Monte del Templo, encontraron que el Muro Occidental estaba dañado. Sus proyectos de construcción incluyeron restaurar las paredes del Monte del Templo. Las piedras enormes de la cima del Muro Occidental estaban situadas literalmente a sus pies, exactamente donde habían caído hacía tantos siglos. Como un rompecabezas gigante, muchas de las piedras originales del Kotel fueron puestas de nuevo en su lugar. Muchas áreas, al igual que ésta, requirieron un parche adicional, por lo que fueron añadidas piedras pequeñas.

La Gran Piedra y los intactos cursos herodianos debajo de ella se mantienen como un testimonio silencioso del Midrash (Tradición Oral) que explica el verso que el Rey Salomón escribió en el Cantar de Los Cantares 2:9: “Observen, Él está de pie detrás de nuestro muro, detrás del Muro Occidental del Templo Sagrado. ¿Por qué? Porque Dios, Bendito sea, juró que el muro nunca sería destruido”. Shir HaShirim Rabá 2:9.

Fíjate cómo la iluminación aquí revela el clásico adorno herodiano en la piedra. El borde desplazado alrededor de cada piedra, fácilmente visible en esta parte del tramo inferior, es una marca registrada del estilo de Herodes.

 

Una orientación rápida: Estamos frente al Muro Occidental del Monte del Templo. El pasillo a nuestra derecha nos conduce de nuevo a la explanada del Kotel. A la izquierda (hacia el norte), siguiendo el Muro, pronto llegaremos a lo que parece ser una puerta sellada hacia el interior del Monte del Templo…



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram