Home » El Kotel » Los Tuneles del Kotel

La Puerta de Warren

.
15/03/2013 | por AishLatino.com

La Puerta de Warren fue una de las entradas principales al Monte del Templo.

Ahora llegamos a un área que alguna vez fue una de las entradas principales al Monte del Templo. Hoy es conocida como la Puerta de Warren, en honor al arqueólogo inglés del siglo 19, Charles Warren, quien dirigió extensas exploraciones en el Kotel en 1867.

Si hechas un vistazo hacia el piso, notarás que las piedras debajo de tus pies (virtuales), son el pavimento original de piedras de la calle herodiana que corre paralela al Kotel - ¡y todavía no tiene baches!

Notarás que la calle tiene una leve inclinación de norte a sur. La parte más alta es hacia el Monte Moriá.

La calle misma es el resultado de una obra de ingeniería impresionante. La topografía original era mucho más inclinada que la calle existente. Para contrarrestar esto, el Muro Occidental fue construido primero sobre el lecho de la roca. Después, en ciertos lugares, fue llevada tierra para rellenar el área. Y después de eso fue construido el piso, dejando la leve inclinación que ves hoy.

Por siglos, esta área permaneció abierta y accesible a todos. De hecho, la puerta fue utilizada como sinagoga por más de 450 años, hasta que los Cruzados conquistaron Jerusalem en 1099 y ordenaron la expulsión de los judíos.

Cuando el líder musulmán Saladino recuperó Jerusalem en 1187, el área fue cubierta y se volvió completamente inaccesible.

Durante los siglos siguientes, los judíos nunca abandonaron el sueño de retornar a este sitio y de poder rezar en esta entrada otra vez. Hoy, este sueño se ha vuelto realidad. Si miras hacia arriba, verás que en esta entrada ha sido colocada una sinagoga.

De nuevo, te encuentras haciendo una pausa para absorberlo todo.

Una vez, este lugar estuvo repleto con gente fluyendo hacia adentro y hacia afuera del Templo. Ahora, en la ligera frescura y la quietud de este lugar, tienes la oportunidad de acercarte a esos mismos anhelos. Eres un judío caminando a lo largo de los Túneles del Kotel, parado literalmente en las puertas de la plegaria…

Desplazándonos más hacia el interior del túnel, vemos una mesa con libros de rezo diseminados sobre ella. Llegamos a un área tranquila y modesta, iluminada con velas. Sientes que te estás tranquilizando aún más, dándole la bienvenida al sosiego que rodea el área, curiosamente optimista…

Estamos ahora directamente al otro lado del Kódesh HaKodashim – el Santo Sanctorum…



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram