Home » Featured

La realeza británica, la serie de Netflix "La Corona" y los judíos

.
14/11/2022 | por Yvette Alt Miller

La realeza británica tiene una larga, y a veces tempestuosa, historia con sus súbditos judíos.

Aquí hay doce hechos poco conocidos respecto a la relación de la realeza británica y los judíos, incluyendo algunas de las conexiones judías dela serie "La Corona".

1. En un momento, los judíos ingleses eran "propiedad" de la Corona

Guillermo el conquistador

La comunidad judía británica probablemente se remonta a la época romana, pero los primeros registros son del reinado del rey Guillermo I, Guillermo el conquistador, quien invadió Gran Bretaña desde Francia en el año 1066.

Con el objetivo de fundar su nuevo reinado, el rey Guillermo mandó a buscar judíos franceses para habitar sus nuevas tierras. Dado que la iglesia católica les prohibía a los cristianos dedicarse a prestar dinero, los judíos terminaron financiando a muchos miembros de la realeza europea. Una vez que llegaron a Inglaterra, a los judíos les permitieron vivir fuera del sistema feudal, considerándolos como "bajo la tutela de la Corona", propiedad del estado real. Cuando las turbas locales atacaron a los judíos, los representantes de la Corona Real, aquellos que protegían y cuidaban los castillos del rey en toda la tierra, a menudo fueron quienes abrieron sus puertas para proteger a los judíos.

Posteriormente, bajo el gobierno del rey Juan, la Corona se convirtió en la heredera de todos los judíos. Cuando moría un comerciante judío, todo su patrimonio iba a parar a las arcas reales, no a su viuda ni a sus hijos.

2. La coronación de Ricardo Corazón de León estuvo marcada por pogromos

Cuando Ricardo I (luego conocido como Ricardo Corazón de León por su actuación en las Cruzadas) fue coronado en el año 1189, una gran delegación llegó a su coronación en Londres. Los judíos que llegaron de visita llevaron regalos para su nuevo rey. Mientras la multitud se empujaba para poder ver a su monarca, comenzó a correr el rumor de que el rey Ricardo I había dado la orden de que mataran a los judíos de Inglaterra. (Esa orden nunca fue emitida).

Coronación de Ricardo I

La turba se volvió contra los judíos que estaban en el lugar y los atacaron. En las palabras de Guillermo de Newburgh, que estuvo presente en la coronación:

…comenzó un tumulto. La turba descontrolada y furiosa, pensando que el rey lo había ordenado y lo apoyaba... con su autoridad real, se abalanzó... sobre la multitud de judíos que estaban observando en la puerta del palacio. Al principio los golpearon sin piedad con los puños; pero muy pronto, sintiéndose cada vez más furiosos, tomaron palos y piedras. Entonces los judíos huyeron; y, al tratar de escapar, muchos fueron golpeados, de modo que murieron, y otros fueron pisoteados y perecieron…. ("Expulsion: England’s Jewish Solution", por Richard Huscroft. Tempus: 2006)

Luego comenzaron pogromos por toda Inglaterra, y turbas de cristianos atacaron a los judíos en los pueblos de Lynn, Norwich, Stamford, Lincoln, Colchester, Thetford, Ospringe, Bury St. Edmunds y York.

3. El rey Eduardo I expulsa a los judíos de Inglaterra

Con el incremento del antisemitismo en Inglaterra, el rey Eduardo I, que era un devoto católico, decidió enmendar las condiciones bajo las cuales la Corona permitía que los judíos vivieran en Inglaterra. En el año 1275 prohibió que los judíos prestaran dinero. También decretó que todos los judíos de Inglaterra debían llevar un parche amarillo sobre sus prendas externas, representando las dos Tablas de la Ley que simbolizan a los Diez Mandamientos.

Una imagen de judíos que son golpeados, en un manuscrito inglés del siglo XIII. Las figuras en azul y amarillo llevan un parche con la forma de dos Tablas, que los identifica como judíos.

El descontento con "sus" judíos siguió creciendo, hasta que el rey Eduardo se encontró con un ultimátum que le dieron los señores feudales de Inglaterra en el Parlamento. En el año 1290, la Corona británica en gran parte estaba en quiebra. El rey Eduardo decretó un impuesto de una única vez de 100.000 libras (Una suma enorme. Este fue el impuesto más elevado de la Edad Media en Gran Bretaña). El parlamento estuvo de acuerdo, con una condición: que el rey Eduardo prohibiera que los judíos vivieran en el país. El rey aceptó e Inglaterra se convirtió en la primera nación europea que prohibió que los judíos vivieran allí o visitaran el país.

La fecha límite fijada para que los judíos se marcharan fue el 1 de noviembre de 1290. Miles de judíos se dirigieron a los barcos que los sacarían de gran Bretaña. En muchos casos, los inescrupulosos capitanes de los barcos mataron a sus pasajeros judíos, robándoles su dinero y posesiones. Durante cientos de años, los judíos no regresarían a Gran Bretaña.

4. Un judío secreto en la corte de la reina Isabel I

Cuando Isabel I, quien gobernó desde 1558 al 1603, quiso al mejor médico como su médico privado, eso implicó contratar a Roderigo López, un científico nacido en Portugal que trabajaba en el hospital St Bartholomew en Londres y que era ampliamente reconocido como un médico dedicado y capaz. El Dr. López se hizo cargo de la atención de la reina y se ganó su confianza, pero en el proceso despertó la envidia y el odio de algunos de los consejeros de la reina. Un antiguo paciente del Dr. López, el conde de Essex, sentía resentimiento ante su influencia sobre la reina y se obsesionó con arruinar a ese médico nacido en el extranjero.

El hospital St. Bartholomew

Al conde no le costó demasiado encontrar la forma de lograr su cometido. El Dr. López se mostraba como un devoto cristiano, pero en verdad era un judío practicante. Su padre, Antonio López, había sido el médico del rey Juan III de Portugal y fue obligado a convertirse al cristianismo bajo pena de muerte. La familia López mantuvo en secreto su estilo de vida judío. Roderigo se fue a vivir en Inglaterra en 1559, tras haber sido acusado en Portugal de ser un judío secreto.

Al descubrir la identidad judía del Dr. López, el conde de Essex lo acusó, sin ninguna evidencia, de planear envenenar a la reina Isabel I. Después de resistirse a esas acusaciones sin ningún fundamento, finalmente la reina Isabel I comenzó a dudar de su médico. El Dr. López fue juzgado, declarado culpable y ejecutado públicamente en el año 1594 frente a una multitud que lo insultaba.

El juicio y la ejecución el Dr. López inspiró la obra antisemita de Robert Marlowe, "El judío de Malta", y se especula que también fue lo que inspiró a William Shakespeare a escribir "El mercader de Venecia".

La reina Isabel I

5. Se dice que el asesino de Carlos I invitó a los judíos a regresar a Inglaterra

La guerra más sangrienta que se libró en suelo inglés tuvo lugar en la década de 1640 entre los partidarios del rey Carlos I y los "parlamentarios" que respaldaban a Oliver Cromwell. Cromwell acusó al rey de traición, y finalmente el rey Carlos I fue ejecutado en el año 1649. Cromwell se convirtió en el "Lord Protector" de la Commowealth Republicana de Inglaterra, Escocia e Irlanda. Gran Bretaña fue gobernada como una república, sin un monarca, durante los diez años siguientes. Un fundamentalista cristiano, Cromwell fue un líder brutal. Se le suele atribuir la revocación del decreto del rey Eduardo I e invitar a los judíos a establecerse una vez más en Inglaterra.

Oliver Cromwell, retrato de Samuel Cooper, 1656

La realidad fue un poco más compleja. En el año 1655, el líder judío holandés Menashé ben Israel, le solicitó a Cromwell que permitiera nuevamente a los judíos entrar a Gran Bretaña. Unos pocos años más tarde, una comunidad de judíos secretos de Londres le pidió a Cromwell que les permitiera practicar abiertamente su culto. Cromwell nunca consintió abiertamente a que los judíos se reasentaran en Gran Bretaña, pero no tomó medidas enérgicas contra las comunidades judías que surgieron durante su reinado y que cada vez se volvieron más públicas. A fines de la década de 1650, se instaló en Gran Bretaña una pequeña comunidad de judíos, que incluía a varias familias que habían llegado desde los Países Bajos.

Cromwell murió en 1658, y en 1660 Gran Bretaña volvió a convertirse en una monarquía cuando el rey Carlos III retornó del exilio en Europa.

6. La reina Victoria fue la primera en otorgar un título aristocrático a un judío

La reina Victoria, la monarca que reinó más tiempo en Gran Bretaña después de la reina Isabel II, fue la primera monarca británica que rompió la tradición y otorgó un título aristocrático a un judío, nombrando caballero al gran filántropo judío Moisés Montefiore en el año 1837.

La reina Victoria

Cuando algunos de sus consejeros objetaron que se diera tal honor a un judío, la reina Victoria no admitió críticas: "Me alegró mucho ser la primera en hacer lo que creo que es correcto y lo que debe ser", declaró la reina. ("Victoria The Queen: An Intimate Biography of the Woman Who Ruled and Empire", por Julia Baird. Random House: 2016).

7. El príncipe Felipe llega a Gran Bretaña siguiendo a su amado maestro judío

El difunto duque de Edimburgo, representado por Jonathan Price en la quinta temporada de "La Corona", nació en la familia real griega en 1921. Su padre fue depuesto al año siguiente y Felipe vivió en diversos lugares de Europa. Finalmente encontró un hogar cuando tenía 12 años y lo enviaron a un internado en una innovadora escuela alemana conocida como Schule Schloss. El director de la escuela era un excéntrico educador judío llamado Kurt Hahn, que alentaba a los niños a pasar mucho tiempo al aire libre y cuyo lema era "En ti hay mucho más de lo que tú crees".

Kurt Hahn

Con el ascenso del nazismo, el director Hahn se encontró en terrible peligro. Siendo un abierto oponente a Hitler, Hahn fue arrestado y liberado con la condición de que se fuera del país. Él se fue a Escocia, donde fundó Gordounstoun, una nueva escuela con la misma dirección que la Schule Schloss. Muy pronto se convirtió en una escuela preferida por los aristócratas y la nobleza. El príncipe Felipe se fue a Escocia para estudiar en Gordounstoun, y las lecciones que aprendió allí lo influyeron durante el resto de su vida.

Posteriormente, Hahn ayudó al príncipe a establecer su programa del Premio Duque de Edimburgo, que enfatizaba los valores de espíritu deportivo y servicio comunitario de Hahn.

8. Un miembro de la realeza que ocultó judíos durante el Holocausto

Cuando el príncipe Felipe estudiaba en la escuela en Escocia, se quebró el matrimonio de sus padres. La madre del príncipe Felipe, la princesa Alicia de Battenberg, ocupaba el departamento de la familia en Atenas. Aunque sus cuatro hijas se casaron con importantes oficiales nazis, la princesa Alicia arriesgó su vida para resistir a los nazis. Durante el Holocausto, ella escondió en su edificio a sus amigos cercanos, la familia Cohen. En una ocasión, la princesa Alicia incluso fue llevada para ser interrogada por la Gestapo, pero ella se negó a entregar a los Cohen, quienes sobrevivieron la guerra.

La princesa Alicia y el príncipe Felipe

En 1994, la princesa Alicia fue nominada como una de los Justos de las Naciones por Yad Vashem en Jerusalem, un honor brindado a los gentiles rectos que arriesgaron sus vidas para salvar a judíos durante el Holocausto. Ella está enterrada en el Monte Sion, en Jerusalem.

9. Al Rey Carlos III le hicieron una circuncisión al estilo judío

Cuando en 1948 nació el Rey Carlos III (en "La Corona" interpretado por Dominic West), su madre, la reina Isabel II, supo exactamente adónde buscar un profesional confiable para que circuncidara a su recién nacido: el principal mohel (que hace circuncisiones rituales) de Londres en ese momento, Rav Jacob Snowman.

Se piensa que los miembros de la familia real británica han empleado mohalim judíos para circuncidar a sus hijos desde que el rey Jorge I implementó la tradición de que los aristócratas contrataran a expertos de circuncisión judía en el siglo XVIII. Sin embargo, cuando llegó la siguiente generación, la princesa Diana, cuyo hijo el príncipe Guillermo un día será rey, se negó a cumplir con la tradición.

10. Diseñadores judíos ayudaron a la princesa Diana a crear su estilo distintivo

Algunos de los momentos más icónicos de la princesa Diana fueron posibilitados por los diseñadores de ropa judíos que eran sus preferidos. Elizabeth Debicki, de "La Corona", captó gran parte de los looks deslumbrantes de la princesa. Muchos de ellos fueron creados por prometedores diseñadores de moda judíos. La diseñadora judía Elizabeth Emanuel creó el icónico vestido que Diana usó para su boda en 1981. Emanuel también diseñó el vestido de tafeta negro que Diana usó para su primer compromiso real ese mismo año. La princesa Diana recordó posteriormente que su esposo en ese momento, el actual rey Carlos III, se horrorizó ante su revolucionaria decisión de vestirse de negro, el color de luto, para un evento real.

David Sassoon, otro diseñador británico judío de la ropa de Diana, declaró: "La primera vez que hice vestidos para ella, tenía 19 años y le gustaba usar vestidos bellos y románticos. Pero con los años, su gusto fue cambiando y se volvió más glamorosa y sofisticada".

11. El abogado judío de la princesa Diana enfrentó el antisemitismo, y escribió un libro al respecto

Cuando el matrimonio de la princesa Diana se quebró, ella acudió a Anthony Julius, un abogado judío que una vez la había ayudado en un caso legal cuando ella fue fotografiada en secreto y sin su consentimiento cuando hacía gimnasia en un gimnasio de Londres. Julius luego declaró que la única vez que experimentó ataques antisemitas en su larga carrera legal fue cuando representó a la princesa:

"Diversos periódicos y revistas publicaron perfiles de mí, en su mayoría compuestos de estereotipos". "Como judío, yo era un 'extranjero', no 'formaba parte del sistema'… En esa época también comencé a recibir cartas extrañas… algunas eran antisemitas".

Anthony Julius

El periódico británico Telegraph impugnó la integridad de Julius al escribir: "Los antecedentes de Anthony 'Genius' Julius no pueden estar más alejados del mundo de clase alta habitado por su número opuesto. Es un intelectual judío, partidario del movimiento laborista, y es menos probable que se sienta restringido por consideraciones de juego limpio. 'Yo estaría muy preocupado si fuera parte de la familia real', dijo un catedrático de Cambridge que fue su profesor. 'Obtendrá mucho dinero de ellos'". Julius se impresionó tanto por las reacciones antijudías que recibió, que luego escribió un libro sobre el antisemitismo: "A History of Anti-Semitism in England" (Oxford University Press: 2010), de donde fueron tomadas las citas previas.

12. El compositor judío de "La Corona", Hans Zimmer

El conmovedor tema musical al comienzo de cada episodio de "La Corona", fue compuesto por el distinguido compositor alemán Hans Zimmer, quien escribió la música de más de cien películas, entre ellas "El rey león", "Gladiador", "Piratas del Caribe", "El príncipe de Egipto", y "El caballero de la noche". Zimmer creció ocultando su judaísmo. Sus padres, sobrevivientes del Holocausto, le instruyeron no mencionar nunca su herencia judía.

Hans Zimmer

Todo cambió en 1999, cuando Zimmer fue invitado a hablar en el Festival de Cine de Berlín sobre su obra en "Los últimos días", un documental sobre el Holocausto que ganó un premio de la Academia. Un periodista le preguntó por qué decidió trabajar para una película sobre el Holocausto. "Le dije: 'En verdad tengo que confesar que tengo una relación bastante complicada con mi país, porque soy judío'. Y apenas dije eso" todos los periodistas y fotógrafos comenzaron a enfocarse en él.

"Comencé a sufrir un gran ataque de ansiedad… un colapso… No podía esperar a que terminara la conferencia de prensa. Apenas terminó, llamé por teléfono a mi madre y le dije: 'Mamá, hice algo realmente terrible. Se los dije. Dejé que todos sepan quiénes somos'. Sentí que la había puesto en peligro. Que ese era el profundo y oscuro secreto del que nunca debíamos hablar. Hubo una larga pausa y luego mi madre me dijo: 'Estoy muy orgullosa de ti'. Fue la única vez que me dijo eso".

Desde entonces, la familia Zimmer se acercó con orgullo a su identidad judía.




linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram