Home » Historia » Modernidad

La vida y los logros de Mijaíl Gorbachov

.
31/08/2022 | por Yvette Alt Miller

10 citas de Mijaíl Gorbachov y de las personas que lo conocieron, que revelan la historia de su vida y de sus logros.

Ha fallecido Mijaíl Gorbachov

Cuando Mijaíl Gorbachov, quien murió ayer a los 91 años, asumió el liderazgo de la Unión Soviética en 1985, había pocas indicaciones respecto a que sería algo más que un pragmático gobernador comunista que seguiría el molde de sus predecesores. Gorbachov, un miembro de mucho tiempo del partido comunista, creía en los ideales que habían gobernado la Unión Soviética durante décadas. Para los judíos del país, eso implicaba el cumplimiento de leyes draconianas contra los rituales judíos y el sionismo. La ley incluso prohibía enseñar hebreo. Gorbachov también mantuvo las leyes contra la emigración judía: cientos de miles de judíos que anhelaban vivir abiertamente como judíos en Israel u otras partes del mundo y a quienes se les negaba ese derecho básico.

Sin embargo, Gorbachov fue diferente que los líderes soviéticos previos. Frustrado con la relativa pobreza de la Unión Soviética, él instituyó una serie de reformas. Sus objetivos eran glasnost (apertura a nuevas ideas) y perestroika (reestructuración). Lentamente, la Unión Soviética instituyó algunas reformas. Gorbachov liberó a algunos prisioneros políticos, permitió elecciones más abiertas que nunca antes, redujo el arsenal nuclear de la Unión Soviética y tuvo más relación política con el Occidente También comenzó a aliviar muchas de las leyes represivas contra los judíos soviéticos.

En 1985, Gorbachov reestableció lazos diplomáticos con Israel. Él comenzó a flexibilizar las cuotas de judíos soviéticos a quienes les concedían permiso para salir. En 1989, 71.000 judíos soviéticos recibieron visas para salir de la Unión Soviética. (En ese momento, la población judía de toda la Unión Soviética era de más de un millón setecientos mil judíos). En 1991, cuando Boris Yeltsin sucedió a Gorbachov como líder, se había concedido permiso para emigrar a más de 330.000 judíos. Y el número siguió creciendo. En 1990, Gorbachov recibió el Premio Nobel de la Paz por ayudar a poner fin a la Guerra Fría.

Aquí hay diez citas de Mijaíl Gorbachov y de las personas que lo conocieron. Todas juntas, nos ayudan a entender la historia de su vida y de sus logros.

Admitir el antisemitismo soviético

En octubre de 1991, Gorbachov quebró un precedente soviético de 70 años y admitió públicamente que la Unión Soviética era profunda y estructuralmente antisemita. La ocasión fue el 50mo aniversario de la atrocidad nazi de Babi Yar, en donde 30.000 judíos fueron asesinados por soldados nazis en Ucrania (que en ese momento formaba parte de la Unión Soviética).

"Las semillas venenosas del antisemitismo surgieron incluso en suelo soviético. La burocracia estalinista, denunciando públicamente el antisemitismo, en la práctica lo usó para aislar al país del mundo exterior, contando con el chauvinismo para fortalecer su dominio". —Alexander Yakovley, representante de Mijaíl Gorbachov, transmitiendo las palabras de Gorbachov, 1991.

"Deben saber que el público democrático ruso rechaza y denuncia el antisemitismo, y hará todo lo que esté a su alcance para desarraigar ese fenómeno de nuestra sociedad". —Mijaíl Gorbachov, al hablar en Israel, 1992.

Los presidentes norteamericanos presionaron a Gorbachov para que liberara a los judíos soviéticos

Los presidentes Ronald Reagan y George H. W. Bush presionaron a Gorbachov para mejorar el trato a los judíos y permitir la emigración judía, motivando significativamente al líder soviético en este tema.

"Cada vez que Gorbachov entraba a una reunión con Reagan a mediados de los años 80, lo primero que Reagan hacía (y esto lo vemos en sus memorias y en historias orales), era sacar un papel con los nombres de los judíos soviéticos a quienes les habían negado visas o que habían sido enviados a prisión por su activismo, y le decía: 'Bueno, si quiere hablar, primero tenemos que discutir sobre estos nombres…'" —Gal Beckerman, autora de When They Come for Us, We'll Be Gone: The Epic Struggle to Save Soviet Jewry (2010).

"No queremos ver a cinco o seis, diez o veinte refuseniks liberados a la vez, sino miles, decenas de miles. Sr. Gorbachov, deje salir a estas personas. Déjelas irse". —Vicepresidente George H. W. Bush, al hablar con Gorbachov el 12 de diciembre de 1987, cuando 750.000 manifestantes en Washington pidieron que dejara emigrar a los judíos soviéticos, antes de una cumbre entre el presidente Reagan y Gorbachov.

La  represión soviética

A pesar de que Gorbachov permitió emigrar a cientos de miles de judíos, para algunos, sus reformas llegaron demasiado tarde. Una joven víctima de la represión soviética incluso bajo el gobierno de Gorbachov fue Mijaíl Shirman, un judío a quien le permitieron partir y que posteriormente se enfermó gravemente con leucemia. Su única esperanza de vida era someterse a un trasplante de médula de su hermana Inessa Fleurov, que vivía en Moscú. A pesar de sus súplicas desesperadas, Gorbachov no le permitió salir.

Pamela Cohen, quien fue presidenta de la Unión de Consejos para los Judíos Soviéticos, recuerda haber llevado a Shirman a la cumbre de 1986 entre Mijaíl Gorbachov y Ronald Reagan. Cuando un periodista del Chicago Tribune le preguntó a Shirman (quien luego murió de cáncer) por qué había viajado hasta Reikiavik para la cumbre, Shirman le dio una respuesta escalofriante: "Vine para encontrarme con mi asesino". —Mijaíl Shirman, víctima de la represión soviética (Cita de Hidden Heroes: One Woman’s Story of Resistance and Rescue in the Soviet Union, Pamela Braun Cohen; 2021).

"Al incrementar las esperanzas de emigración (judía) un día y desvanecerlas al día siguiente, todo con extensa cobertura de la prensa, Gorbachov logra desviar la atención de la situación real de los judíos soviéticos; no sólo las cifras abismalmente bajas de emigración sino también los incidentes de hostigamiento, encarcelamiento e intimidación de profesores de hebreo y activistas en pro de la emigración que, de hecho, han aumentado considerablemente desde que él asumió el cargo en 1985. —"Gorbachov and the Jews", un artículo en Commentary de Allan Kagedan, mayo de 1986.

Extrañando a los judíos que partieron

Cuando Gorbachov relajó las reglas para que los judíos soviéticos pudieran emigrar, la corriente de judíos que durante mucho tiempo habían tratado de irse del país y comenzar una nueva vida en Israel o en cualquier otro lugar, se volvió una verdadera inundación. En 1991, Gorbachov lamentó la pérdida de tantos ciudadanos judíos altamente educados.

"Se concedió el derecho a emigrar, pero digo con franqueza que la sociedad lamenta profundamente la partida de nuestros compatriotas y que el país pierda a tantos ciudadanos talentosos, hábiles y emprendedores". —Mijaíl Gorbachov, 1991.

"Ellos (los judíos soviéticos) hicieron mucho por nuestro país… de todos modos, no podía decirles que no se fueran (porque esa es la) postura (moral) de la libertad". —Mijaíl Gorbachov, en una visita a Israel en 1992

Orgullo por las reformas políticas

"Me veo a mí mismo como un hombre que comenzó con las reformas que eran necesarias para el país , para Europa y para el mundo. A menudo me preguntan si comenzaría de nuevo con todo si tuviera que repetirlo. Sí, seguro. Y con aún más persistencia y determinación". —Mijaíl Gorbachov, en una entrevista con el Servicio de noticias AP, 1992

En el año 2008, una empresaria nacida en Rusia, Sofya Tamarkin, asistió a una ceremonia en Filadelfia, donde ella vivía, en la cual el presidente George H.W. Busch entregó a Mijail Gorbachov la Medalla de la Libertad por haber puesto fin a la Guerra Fría. Energizada por la ceremonia, luego Sofya se acercó al ex líder soviético para pedirle su autógrafo, y le dijo en ruso: "Sr. Gorbachov, yo soy una judía que nació en Rusia. Mi familia emigró en 1989. Lo respeto y le estoy agradecida por la vida que tengo hoy. Conocerlo fue un gran honor. ¿Le puedo pedir su autógrafo como un recuerdo de este día tan importante?".

Gorbachov no dudó ni un solo segundo y, resumiendo toda una vida de trabajo político en una sola frase, le respondió:

“Ваша жизнь мой автограф – Tu vida es mi autógrafo” .




linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram