Madre de rehén que fue asesinado por error difunde amor en medio del dolor

13/05/2024

8 min de lectura

Tras la trágica muerte de su hijo por error a manos de las fuerzas israelíes, el mensaje de amor de Iris Haim está dando esperanza a Israel.

Hoy, una de las mayores heroínas de Israel es una madre de mediana edad cuyo hijo fue retenido como rehén en Gaza y accidentalmente asesinado por fuerzas israelíes después de escapar con otros dos rehenes. Desde la muerte de Yotam, su hijo, Iris Haim ha estado difundiendo un mensaje de amor y apoyo que ha animado a toda la nación.

Yotam fue uno de los más de 240 israelíes secuestrados por Hamás el 7 de octubre de 2023. Después de 65 días de cautiverio, logró escapar junto con otros dos israelíes, Alon Shamriz y Samar Talalka, solo para ser abatido por error cinco días después por tropas israelíes. En lugar de culpar a los soldados o buscar venganza por la muerte de su hijo, Iris se dedica a fomentar un sentimiento de amor y unidad dentro de Israel y en todo el mundo.

Una casa llena de música y amor

La familia Haim vivía en el Kibutz Aza, una comunidad agrícola en el sur de Israel. Iris y su esposo Raviv crearon un hogar lleno de música y amor para sus dos hijos hombres, Yotam y Tuval, y su hija Noya. Ambos hijos incluso se convirtieron en bateristas profesionales. Yotam tocaba la batería en una banda llamada Persephore; Tuval es el baterista de la ganadora de Eurovisión israelí Netta Barzilai.

"Yotam era una persona muy divertida", explica Iris, recordando su humor seco y oscuro. "Era muy atlético. Jugaba baloncesto, hacía crossfit". Intensamente inteligente, vivía en su propio apartamento en el Kibutz Aza y perseguía la música en su tiempo libre. El padre de Yotam, Raviv, es gerente en una compañía agrícola local que cultiva trigo, papas, maní, zanahorias y otros cultivos. Durante los últimos años, Yotam trabajó junto a su padre, conduciendo tractores y ayudando a cuidar los campos.

Capturado por Hamás

El 7 de octubre de 2023, la paz de la mañana del Shabat y la fiesta de Simjat Torá se vieron interrumpidas cuando Hamás comenzó a lanzar miles de cohetes hacia Israel. 3.000 combatientes de Hamás invadieron Israel a pie, en vehículos y en parapentes, atacando docenas de pueblos y bases militares cerca de la frontera con Gaza. Los terroristas de Hamás masacraron, torturaron, violaron y asesinaron a más de 1.200 personas. Más de 350 de los muertos fueron asesinados en el sitio de un gran festival de música que, irónicamente, estaba dedicado a la paz.

Aproximadamente 254 israelíes, incluidos niños pequeños y ancianos, fueron secuestrados y forzados a entrar en Gaza. Yotam fue retenido en un túnel oscuro y húmedo con otros tres rehenes: Wichian Temthong, de 38 años, un trabajador temporal de Tailandia que había llegado a Israel solo unas semanas antes; Alon Shamriz, de 26 años, un estudiante de ciencias de la computación que también vivía en el Kibutz Aza; y Samar Fouad Talalka, de 24 años, un árabe israelí que trabajaba un turno de fin de semana en las granjas cercanas del Kibutz Nir Am.

Un error trágico

A mediados de diciembre, el barrio de Shejaiya en la ciudad de Gaza, donde Yotam estaba retenido, fue escenario de feroces combates entre las fuerzas de Hamás y las FDI. El 10 de octubre, los soldados israelíes enviaron un perro equipado con una cámara GoPro al edificio donde Yotam y los otros rehenes estaban. Los combatientes de Hamás mataron al perro y comenzaron un tiroteo. Los combatientes de Hamás fueron neutralizados, y Yotam, Alon y Samar lograron escapar.

Eludieron la captura durante cinco días, escondiéndose en un edificio abandonado en la ciudad de Gaza. Usando restos de comida, escribieron "ayuda tres rehenes" en hebreo en un paño y "SOS" en otro retazo y los colgaron del edificio. Un dron israelí recogió las señales, pero en un trágico error, los soldados consideraron que el edificio marcado era una trampa puesta por Hamás para atraerlos. El 13 de diciembre, los combatientes de Hamás emboscaron a un grupo de soldados israelíes en Shejaiya y mataron a nueve; después de eso, las FDI se volvieron aún más cautelosas respecto a ser engañadas por los combatientes de Hamás y de los edificios con trampas.

El 15 de diciembre, Yotam, Alon y Samar salieron de su edificio, ondearon un paño blanco y se acercaron a las tropas israelíes. Un francotirador israelí, pensando que eran suicidas de Hamás, les disparó. Alon y Samar murieron y Yotam resultó herido; Yotam logró huir y esconderse en un edificio y gritó pidiendo ayuda en hebreo. El comandante del batallón israelí ordenó a sus tropas que no dispararan. Sin embargo, cuando Yotam finalmente emergió del edificio, uno de los soldados israelíes le disparó; más tarde dijo que no había entendido la orden de su comandante de no disparar.

Cuando las FDI informaron a Iris y su familia de este terrible error, le dijeron que Yotam era un héroe que había escapado de la cautividad de Hamás. Ella recuerda, "Estaba en shock. No podía creer que había sido asesinado. ¿Por qué nos pasó esto a nosotros? Todas mis creencias, mi fe, fueron aplastadas. Sentí como si se hubiera abierto un agujero negro muy grande y quisiera saltar dentro de él."

Un héroe valiente

Iris no podía imaginar ir al funeral de su hijo envuelta en tanta oscuridad, especialmente después de trabajar tan duro para enfocarse en la positividad. Ella y su esposo tuvieron una sesión de terapia de psicodrama que les proporcionó una epifanía afirmativa de la vida. Iris describió cómo canalizaron la voz de Yotam en la habitación donde él "describió" los eventos que llevaron a su muerte. Se dieron cuenta de que Yotam había hecho una serie de decisiones valientes y había arriesgado su vida para alcanzar la libertad y morir en sus propios términos. No era una víctima; murió como un hombre libre, como un héroe.

Abrazar la increíble ingeniosidad y valentía de su hijo mientras eludía la captura de Hamás en la ciudad de Gaza les permitió enfrentar su funeral y rejuveneció su esperanza y positividad.

"Aprendimos que Yotam estuvo libre durante cinco días. Sintió la libertad. Para mí saber que lo hizo fue increíble. Entendí cuán fuerte era. Estaba muy orgullosa de él".

Iris piensa en Yotam como un luchador partisano. No siempre es posible mantenerse vivo en una guerra, señala, "pero lo más importante es morir como una persona libre", luchando por una causa. "Él eligió salir de esta vida como un héroe de una manera muy especial. Ha hecho una diferencia; me ha ayudado a ser fuerte".

Restaurando la moral de la nación

Durante el shivá de la familia Haim por Yotam, la esposa del soldado que emitió la orden de "no disparar" vino a presentar sus respetos. Ella le dijo a Iris que los soldados que habían disparado a Yotam y a los otros rehenes estaban devastados y ya no podían funcionar. La nación en su conjunto estaba en un shock colectivo por el trágico error del ejército y un sentimiento de desesperanza estaba infectando a todo el país. Muchos israelíes sentían un sentido de fatiga, y el antisemitismo globalizado y el sentimiento anti-Israel solo añadían al sentido de desesperanza de los israelíes.

"Cuando ella me dijo que el ejército no podía luchar y que el ejército estaba deprimido y roto y no podía continuar, me preocupé mucho", explica Iris. "Pensé en estos soldados porque el ejército debe luchar y continuar defendiéndonos. El ejército debe hacer su trabajo".

Con Israel dividido por diferencias internas, Iris quería recordarle a sus compatriotas israelíes que Hamás y los demás grupos terroristas eran sus verdaderos enemigos, no los que están en el partido político de oposición, y enviar un mensaje de amor y esperanza a los soldados que los animara a seguir luchando y defendiendo la nación.

La carta de Iris a una brigada del ejército habló a toda la nación de Israel:

"Soy la madre de Yotam. Quería decir que los amo mucho y los abrazo desde lejos, y sé que todo lo que sucedió no es culpa de ustedes en absoluto, sino culpa de Hamás, que sus nombres y su memoria estén por siempre bajo tierra.

Les pido que se cuiden y piensen todo el tiempo que están haciendo lo mejor que podrían hacer por nuestro pueblo. Todos los necesitamos sanos y salvos, y no duden ni un momento. Si ven a un terrorista, disparen de inmediato, no duden y piensen que es mejor correr el riesgo porque mataron a un rehén por error. Ustedes necesitan protegerse primero porque esa es la única manera en que pueden protegernos a nosotros.

A la primera oportunidad, son bienvenidos a visitarnos en nuestra casa. Queremos verlos en persona y queremos abrazarlos. Es difícil decir esto, pero lo que hicieron fue probablemente lo mejor en ese momento. Nadie los juzga ni estamos enojados: ni yo, ni mi esposo, ni mi hija, ni mi hijo fallecido, ni el hermano de Yotam. Los amamos"

Los soldados le enviaron una nota de voz de vuelta, "Recibimos su mensaje, y desde entonces hemos podido funcionar de nuevo. Antes de eso, nos habíamos apagado". Al día siguiente, el soldado del batallón que había cometido el error visitó a Iris. Ella continuó repitiendo el mismo mensaje: "No se culpen. Los amamos y los necesitamos".

Yotam con su hermano mayor Tuval

Durante la shivá también recibieron la visita de un oficial del ejército que muchos años atrás cometió un error que trágicamente llevó a la muerte de varios soldados. Le dijo que esto había destruido su vida, convirtiéndolo en un recluso deprimido que solo salía de su apartamento para ir a la farmacia a buscar su medicación. Después de escuchar el mensaje amoroso de Iris a los soldados que inadvertidamente mataron a su hijo, se sintió motivado para abrazar la vida nuevamente. Su primera salida en mucho tiempo fue para hacer una visita de shivá a la familia Haim.

Día del Recuerdo de Israel y Día de la Independencia de Israel

En reconocimiento al impacto que tuvo en la nación, Iris es una de las doce israelíes que recibirán el honor de encender una antorcha ceremonial en el Día de la Independencia de Israel. Iris dice: "Este año especialmente, Iom Hazikarón (Día del Recuerdo) y Iom Haatzmaut (Día de la Independencia) nos recuerdan que tenemos un lugar, tenemos un país, tenemos un hogar. Es difícil porque tenemos guerras, estamos rodeados de personas que quieren matarnos. Pero continuamos luchando y somos resilientes. Somos muy fuertes, somos una nación resiliente".

Este año, muchas familias israelíes están de luto por la pérdida de familiares y amigos. "Cada día es difícil para nosotros", señala Iris. El desafío no es recordar a los muertos y heridos, sino mantener la esperanza y recordar que lo que nos une como israelíes y como judíos es siempre más fuerte que lo que nos divide.

En los meses desde la muerte de Yotam, Iris ha hablado con personas y grupos en Israel y en todo el mundo. Siente la presencia de Yotam todo el tiempo. "Ahora todos saben sobre Yotam", dice. Siempre quiso ser un baterista famoso; ahora Yotam es conocido por algo aún más importante, como un símbolo de perdón y unidad judía.

Iris está creando una fundación llamada Vida de Yotam para ayudar a soldados y sobrevivientes que han estado involucrados en incidentes de fuego amigo. El hermano de Yotam, Tuval, está recaudando dinero para grabar un álbum de canciones que ambos compusieron y también está abriendo una escuela musical para niños en situación de estrés en memoria de Yotam.

Iris quiere que el mundo sepa que el terror que rodea a Israel amenaza a todo el mundo libre. "Israel es un lugar increíble que está floreciendo con las mejores mentes del mundo. Queremos vivir aquí en paz, tranquilamente, criar a nuestros hijos con felicidad. Esta es nuestra patria; no tenemos otro lugar donde vivir".

Con el antisemitismo creciendo a nivel mundial, la unidad judía es crítica. "La muerte de Yotam también derribó cualquier barrera que tuviera con los judíos religiosos. He llegado a entender que lo que nos une es mucho mayor que lo que nos divide. A Hamás no le importa quién es religioso y quién no. Están atacando a los judíos, punto. Somos una nación y necesitamos aprender a amarnos unos a otros".

Haz clic aquí para comentar sobre este artículo
guest
1 Comment
Más reciente
Más antiguo Más votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Zaida Freund
Zaida Freund
5 días hace

Este es un artículo que sana, que confronta y definitivamente el amor incondicional, el amor gratuito que se da sin esperar nada a cambio es el que nos hace ganar las batallas del día a día.
Me he confrontado con el mensaje de Iris y me he dado cuenta que mucho de mi amor viene del ego, que bueno que ya tengo conciencia de eso y a partir de ahí puedo empezar a aprender a amar de verdad, incondicionalmente.

Gracias por compartir mensajes de esperanza, que nos alimentan espiritualmente y gratitud infinita a Yotam por su legado, por su ejemplo y a todos los héroes de Israel.

EXPLORA
ESTUDIA
MÁS
Explora
Estudia
Más
Contacto
Lenguajes
Menu
Donar
Únete a nuestro newsletter
Redes sociales
.