Home » Actualidad » Querida Emuna

Querida Emuna: La Madre “Cajero Automático”

.
17/07/2013 | por Emuna Braverman

¡Ayuda! Mi hija adolescente no está interesada en tener una relación conmigo.

Querida Emuna,

Mi hija adolescente parece completamente desinteresada en tener una relación conmigo. Ella está constantemente hablando por teléfono con sus amigas y nuestra limitada comunicación parece girar en torno a las llaves del auto y a la tarjeta de crédito. Me siento herida y frustrada. Solíamos ser tan cercanas; ahora parece que soy vista solamente como un cajero automático. ¿Hay algo que estoy haciendo mal? ¿Cómo puedo recapturar nuestros viejos sentimientos?

- Madre Abandonada

Querida Madre Abandonada,

Me temo que no hay nada que puedas hacer – al menos no por ahora. Ésta es una conducta adolescente bastante típica (¡al menos eso debiera darte algo de consuelo!). Sus amigos toman el lugar de su familia por gran parte de sus años adolescentes. Son las opiniones de sus amigos las que importan. Es pasar tiempo con sus amigos lo que los nutre. No te interpongas o intentes bloquear eso; será contraproducente.

Por otro lado, tú no eres irrelevante (aunque te sientas así). Tú tienes que ser la fuerza estable y confiable que los acompaña, alguien a quien puedan acudir cuando una amistad se eche a perder, cuando una relación se desmorone, cuando una maestra no los entienda. Y ellos necesitan saber dónde encontrarte – no cambies tus valores o posición.

Tan sólo sé paciente; esta fase pasará y al final tu hija regresará a ti, siempre y cuando tú no la hayas alejado. No seas demasiado demandante. Puedes tener principios y permitir sin embargo un poco de flexibilidad si ella te da un argumento convincente (ella necesita sentirse escuchada). No tengas miedo de proveer estructura y límites. Puede que ella proteste, pero secretamente los quiere y los necesita desesperadamente.

Limita tus expectativas (es decir, sé realista). Trabaja en tu sentido del humor. Asegúrate de estar disponible en esos (escasos) momentos en que ella sí quiere hablar contigo – sin importar el momento.

E independientemente de lo que hagas, no le compres su propio auto ni le des su propia tarjeta de crédito. ¡Si lo haces ella nunca te hablará!

- Emuna

Querida Emuna,

Dado que soy la hija más pequeña, he tenido que aceptar constantemente lo peor de la negatividad emocional de cada uno de mis padres, la cual surge tanto de conflictos entre ellos como de conflictos consigo mismos. Siempre me he sentido como la "bolsa de basura emocional" de mis padres. Mis momentos más felices siempre fueron fuera de mi casa – con mis amigos o hermanos. Gracias a Dios, he sido bendecida con muchas otras personas que me quieren y me demuestran su apoyo, y me he convertido en una niña emocionalmente sana y espiritual. El año que pasé en Israel fue el mejor momento de mi vida; me encantó estar lejos de la tensión. Ahora estoy de regreso en casa y soy nuevamente miserable. La tensión constante carcome mi felicidad y mi habilidad de ser exitosa en la universidad. Incluso entonces, mis padres se quejan que soy distante. Estoy confundida sobre cómo debería manejar esta situación de forma que pueda preservar mi propia estabilidad emocional.

- Hija Triangulada

Querida Mono en el Medio,

Te aplaudo por reconocer la necesidad de preservar tu propia estabilidad emocional. Y por entender que tus padres están descargando sus problemas contigo – eso se trata de ellos, no de ti. Esto es, desgraciadamente, una dinámica demasiado común en las familias. Los padres frecuentemente usan a un hijo como deposito de todas sus necesidades que no están siendo cumplidas a través del matrimonio o de otra forma, y el hijo se convierte en el conducto de toda la comunicación emocional entre los padres. Esta es una situación extremadamente poco saludable y tú tienes que hacer lo que puedas para liberarte de ella.

Asumo que las finanzas y la presión social descartan el que puedas vivir fuera de la casa de tus padres; de otra forma, una movida como esa ciertamente aliviaría la tensión y sería más sano para ti. Mencionaste que tienes un buen sistema de apoyo de amigos y hermanos; debes mantener tu confianza en ellos. Pasa el mayor tiempo posible fuera de la casa – y pasa tiempo con personas que te nutren y que te dan fuerza. Cuando estés en casa, debes ignorar las quejas de tus padres y debes intentar retirarte a tu habitación tanto como puedas. Ese debe ser tu oasis de seguridad y sanidad.

Los amigos ayudan. Los hermanos ayudan. Terapeutas y mentores pueden ayudar. Y cuando todo lo demás falla y te sientes demasiado sola, debes sacar tu libro de Salmos (¡nadie tuvo más desafíos que el Rey David!) – o usar tus propias palabras – para abrir tu corazón a tu Padre que realmente te ama.

- Emuna

Querida Emuna,

Educamos a todos nuestros hijos a tener un profundo amor por la tierra de Israel. Llevábamos a cabo muchas actividades de beneficencia en nuestra casa para recaudar dinero y apoyar al estado. Visitamos frecuentemente y empujamos a nuestros amigos a ir también. Ahora nuestra hija mayor, quien está casada y tiene tres hijos, ha decidido que quiere hacer Aliá. Estamos emocionados de que nuestras lecciones hayan tenido tal impacto, pero a la vez estamos desolados de que se vaya a mudar tan lejos y de que se lleve a nuestros nietos con ella. ¿Qué debiéramos hacer?

- Madre Hipócrita.

Querida Madre Hipócrita,

Yo no pienso que seas una hipócrita. Tú aún reconoces la importancia de la tierra de Israel. Simplemente no pudiste haber anticipado cuán doloroso sería que tus hijos y nietos se mudasen al otro lado del mundo. Tú eres una abuelita normal que ama a su familia y que ama pasar tiempo con ellos.

Pero no estoy segura de que entiendo tu pregunta. ¿Qué debieran hacer? ¿Qué podrían hacer? ¿Qué opinión creen que tienen? Esto no fue y no es decisión de ustedes. Es la decisión de su hija – presumiblemente tomada en conjunto con su esposo. Es una elección que ellos han hecho para su familia y, honestamente, no hay nada que ustedes puedan hacer al respecto.

Lo único que pueden hacer es aceptarlo con gracia y con una sonrisa. Tú no quieres que tu deseo por cercanía terminé en realidad dañando la relación. Debieras alabar el valor de ellos y ofrecerles ayuda para salir de compras y para empacar. Debieras ser un apoyo en toda forma posible y rezar por su éxito. Puedes profundizar tu orgullo por su convicción y compromiso. Puedes tener placer de haber criado hijos tan comprometidos. Pon una cara valiente (ella necesita que lo hagas), no les digas ninguna de las desventajas de la mudanza, y empieza a buscar boletos baratos para ir de visita.

- Emuna




linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram