Home » Actualidad » Querida Emuna

Querida Emuna: Reglas Versus Espontaneidad

.
05/08/2013 | por Emuna Braverman

¡Ayuda! ¡Me gusta la estructura y mi esposo se muere por la espontaneidad!

Querida Emuna,

Tengo un buen matrimonio pero mi esposo y yo tenemos un gran problema que siempre se interpone entre nosotros. Él es un tipo despreocupado y espontáneo, y a mí me gustan las reglas y el orden. A mí me gusta saber cuándo y dónde vamos a ir con semanas de anticipación para tener oportunidad de prepararme bien. A él le gusta decidir de improviso y tan sólo "salir por la puerta". A mí me gusta establecer horarios de baño y de dormir firmes para nuestros hijos; a él le gusta decidir dependiendo de lo que estemos haciendo (¡y luego él se va a trabajar por la mañana y no tiene que lidiar con niños cansados y malhumorados al día siguiente!). ¿Entiendes la idea? Disfrutamos de la compañía mutua, pero a veces puede ser sumamente enloquecedor. ¿Qué sugieres?

- Chica de Reglas

Querida Chica de Reglas,

Me imagino que tú ya sabes la respuesta. Es la solución a muchas cosas en la vida, y al matrimonio en particular – hacer concesiones. Como habrás notado, ustedes tienen diferentes actitudes hacia la vida (¡él probablemente te encuentra a ti un poco frustrante también!). Y ambos pueden aprender del otro (¿no es eso al menos parte de por qué se casaron?).

Ciertamente en situaciones en que las consecuencias para los niños son a largo plazo, probablemente querrás ponerte firme – y calmada y suavemente explicarás tu posición. Por otro lado, quizás un día de niños cansados (y créeme, ¡sé cuan desagradable puede ser eso!) todavía vale la pena si el evento del día anterior fue una importante experiencia familiar – una simjá, un viaje, ¡o quizás incluso un poco de diversión! Describe tu necesidad de planificar y pídele a tu esposo que intente ser más indulgente (siempre es una mejor estrategia que demandar), pero debes estar abierta a la posibilidad de cambios de último minuto. Tengo confianza en que, con el tiempo, él también llegará a apreciar que con la responsabilidad de una familia hay una mayor necesidad de prestar atención a los detalles y planificar de antemano.

Probablemente terminarán encontrándose en algún punto en el medio. Pero puedes ahorrarte mucha irritación en el camino si intentas relajar tus reglas y apreciar las ventajas de la actitud de tu esposo – y si él hace lo mismo. Creo que con una visión más positiva respecto a la posición del otro podrían llegar a disfrutar el proceso y el nuevo crecimiento y posibilidades que se presentarán.

-- Emuna

Querida Emuna,

Mis hijos siempre están quejándose de que están aburridos. Tratamos de planificar paseos familiares los domingos a comprar desafiantes juegos de mesa e intentamos rentar los libros más interesantes de la biblioteca. En caso de que sonemos demasiado anticuados, también permitimos tiempo de computadora (limitado). Sin embargo, nunca es suficiente y las quejas continúan. Esta situación me abruma por completo y no puedo concentrarme en nada. ¡Por favor ayúdame antes que me vuelva loca!

Querida Volviéndote Loca,

Siempre que escucho esta queja pienso en la frase de Dennis Prager. Él aconseja decirle a tus hijos: "Ustedes no están aburridos; son aburridos". Creo que significa que hay un increíble mundo de cosas para ver, aprender y descubrir. ¿Cómo se atreven a insultar la creación de Dios llamándola aburrida? Y yo ciertamente concuerdo con él. ¡Sin embargo me he dado cuenta que su respuesta no es una estrategia tan exitosa!

Mi experiencia ha sido que siempre que nuestros hijos esperan que nosotros les proveamos entretenimiento, molestarán incesantemente hasta que lo hagamos. Sin embargo, una vez que aclaramos las reglas – "yo no soy su supervisor del campamento". "Arréglense solos" – ellos alegremente encuentran formas de jugar unos con otros y de entretenerse solos. Ellos se ponen más creativos y son capaces de involucrarse en otras actividades durante largos periodos de tiempo.

Así que en realidad depende de las expectativas que fijamos. Yo recomiendo establecer tiempos fijos. Aclárale a tus hijos exactamente cuando estarás disponible ("A las tres, haremos algo juntos"), y cuando no ("No me molesten antes o sino…" o algo así).

Es la opción más saludable para todos. Tus hijos aprenderán a respetar tu tiempo y a ser más autosuficientes, y tú podrás manejar tu tiempo y lograr cosas sin interrupción, quedando libre para disfrutar la experiencia familiar. Ambos lados saldrán ganando.

-- Emuna

Querida Emuna,

Muchas mujeres piensan que soy muy afortunada. Tengo un esposo muy amoroso y cariñoso. El único problema es que él es muy necesitado. No le gusta que yo haga ningún plan sin él. Si salgo con mis amigas, él quiere que regrese a casa temprano. Todas mis actividades deben girar en torno a su horario. Él no es, Dios no quiera, abusivo. Es amable y generoso, pero puede ser muy agotador. A veces siento que me he perdido a mí misma.

-- Buscándome

Querida Buscándome (o quizás quieres decir “socorro”),

Escucho lo que dices y entiendo tu conflicto. Parece grosero quejarse de un esposo que te quiere tanto y que solamente quiere pasar tiempo contigo. También parece un poco como una inversión de roles, lo que hace que todo sea más confuso.

Dado que él es un esposo tan amoroso, tu mejor opción es probablemente sentarte y conversarlo. Reafírmale tu amor y devoción (¡los hombres también lo necesitan!), y haz un horario que incluya (mucho) tiempo para él, pero que también incluya tiempo para ti y tus amigas. Hacerlo partícipe de la planificación aliviará probablemente su incomodidad. Y sí, debieras estar agradecida. Muchas mujeres pagarían felices ese precio por tener un esposo como ese.

-- Emuna




linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram