Home » Jewlish » Recetas

Receta de shakshuka verde

.
29/07/2022 | por Eitan Bernath

Un giro a lo tradicional con esta shakshuka verde

Antes que nada, déjenme responder la pregunta más importante: Eitan… ¿por qué es verde? ¡Por algunas razones sumamente deliciosas!

Créanme cuando les digo que esta es la única vez que querrán comer huevos verdes.

Tradicionalmente, la shakshuka (un plato de huevos horneados sobre una salsa condimentada, popular en el Norte de África y en el Medio Oriente), se hace con una base de tomate, pero aquí cambié los tomates por una mezcla de verduras verdes y hierbas frescas.

El plato resultante es todo lo que puedes desear para un desayuno o almuerzo: huevos escalfados, queso feta, verduras nutritivas, salsa picante y una torre de pan pita para acompañar. ¿Mencioné que también se ve muy bien? No sólo es perfectamente compatible con Instagram, sino que definitivamente se puede compartir.


¿Sabías que de acuerdo con la cábala hay chispas de divinidad embebidas en todo lo que comemos? Comer con atención e intención ayuda a "elevar" e incorporar esas chispas. Haz clic aquí para más inspiración.


Rinde 4-6 porciones

Tiempo activo: 25 minutos

Tiempo total: 35 minutos

INGREDIENTES

  • Sal gruesa, la cantidad necesaria
  • 110 gr de espinaca fresca (unas 4 tazas llenas)
  • 1 manojo grande de acelga fresca, sin tallos. Picar las hojas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla amarilla mediana, en rodajas finas (aprox. 2 tazas)
  • 3 dientes de ajo grandes, en rodajas finas
  • ½ pimiento chile cortado en cubos (sin semillas si se desea que sea menos picante)
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de semillas de alcaravea (comino de prado)
  • 1 cucharadita de harissa o pimienta de Aleppo
  • Pimienta negra recién molida, a gusto
  • ½ taza de perejil fresco molido
  • ½ taza cilantro fresco molido
  • ½ taza crema espesa
  • Jugo de ½ limón (unas 3 cucharadas)
  • 4-6 huevos grandes (uno por cada persona)
  • 2 cucharadas queso feta desmenuzado
  • Copos de chile rojo, para decorar
  • Pan o pita, para servir

PREPARACIÓN

  1. En una olla de fondo grueso, llevar a hervor agua con sal y llenar un bol grande con agua helada. Agregar la espinaca y la acelga, blanquear durante 2 minutos, o hasta que el verde se vuelva muy brillante, luego transferir al agua helada. Usando una pinza, transferir las verduras blanqueadas a una licuadora o procesadora. Procesar hasta que se haga puré, unos 30 segundos. Dejar el puré a un lado.
  2. Calentar aceite a fuego medio en una sartén antiadherente o de hierro fundido. Agregar las cebollas y saltear hasta que estén tiernas y translúcidas, unos 7 minutos. Agregar ajo y pimiento chile y saltear unos 2 minutos, hasta que esté fragante. Agregar comino, semillas de alcaravea y pimienta de Aleppo o polvo harissa y cocinar hasta que esté fragante, como 1 minuto. Condimentar a gusto con sal gruesa y pimienta negra fresca molida.
  3. Agregar a la sartén el puré de las verduras verdes, cilantro, perejil y 1 taza de agua. Hervir hasta que el agua se reduzca a la mitad, entre 3 y 5 minutos. Agregar la crema espesa y cocinar hasta que hierva, 2 minutos. Condimentar a gusto con jugo de limón, sal y pimienta.
  4. Con la parte de atrás de una cuchara, hacer huecos en la mezcla para poner los huevos. Bajar el fuego a medio bajo y con cuidado poner un huevo en cada hoyo. Cocinar de 7 a 9 minutos, dependiendo cuánto deseen que se cocine la yema del huevo.
  5. Esparcir queso feta y copos de chile rojo. Servir de inmediato con pan o pita.


Tomado de "Eitan Eats the World". Copyright © 2022 por Eitan Bernath. Fotografías Copyright © 2022 por Mark Weinberg.



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram