Home » Actualidad » Sociedad

Rescate en Cleveland

.
13/05/2013 | por Yvette Alt Miller

El pasado de Charles Ramsey no niega el heroísmo que demostró al salvar a Amanda Berry.

Charles Ramsey oyó a una mujer gritando en la casa de su vecino, y posteriormente dijo que el ruido era tan fuerte que los niños dejaron de jugar cerca del lugar. Mientras los vecinos retomaban sus asuntos, ignorando el ruido, el Sr. Ramsey cruzó la calle para investigar los gritos que provenían de la casa de su amigo.

Él encontró a Amanda Berry, desaparecida durante diez años, tratando frenéticamente de abrir la puerta de acceso principal, que había sido cerrada con cadenas. La puerta se abrió lo suficiente como para que una mano de ella saliera, y el Sr. Ramsey, advirtiendo la seriedad de la situación, ayudó a la Sra. Berry pateando la puerta y haciendo un agujero en su parte inferior.

"Hice lo que tenía que hacer". Charles Ramsey.

La Sra. Berry emergió de una década de cautiverio, junto a su hija, y rápidamente pidió un teléfono para llamar al 911. Charles Ramsey también llamó desde su propio teléfono y, tratando de convencer a un escéptico telefonista de que no se trataba de un engaño, reportó que se trataba de un secuestro. Cuando la policía arribó, liberó a otras dos mujeres cautivas de la casa: Gina DeJesus y Michelle Knight.

El Sr. Ramsey fue inmediatamente aclamado como un "héroe". Sus acciones parecieron personificar lo mejor de la humanidad, ejemplificando la energía y la compasión que todos soñamos tener. Su valor nos recuerda el eterno dicho moral de la Torá que nos obliga a hacer algo al ver que otra persona está en peligro: "No te quedes quieto cuando la vida de tu compañero está en peligro" (Levítico 19:16).

En un nivel, este eterno principio moral parece obvio: ¿Quién de nosotros no querría correr para ayudar a otro ser humano? Sin embargo, la situación en la Seymour Avenue 2207 muestra lo difícil que puede ser ayudar, lo difícil que puede ser traducir este elevado sentimiento en acciones concretas. ¿Quién de nosotros no ha pensado que, dadas las circunstancias adecuadas, uno sería capaz de heroísmo?

Sin embargo, en este caso, ni siquiera para los preocupados vecinos fue fácil ponerse a la altura de la situación y ayudar.

Hubo oportunidades en las cuales las mujeres pudieron haber sido ayudadas. En 2004, la policía visitó a Ariel Castro –el dueño de la casa- después de que dejó desatendido a un niño en el autobús escolar que manejaba. Pero los policías no entraron a la casa, y se fueron sin advertir que tres mujeres estaban siendo mantenidas en cautiverio allí.

Hace tres años, vecinos que viven a dos casas, escucharon un chillido escalofriante desde el sótano. "Fue el tipo de grito que te pone incómodo, por lo que mi mamá llamó a la policía", explicó recientemente Juan Pérez, el vecino, pero aparentemente la policía no investigó, y ni el Sr. Pérez ni su madre hicieron un seguimiento del asunto.

El año pasado, una niña vio a una mujer desnuda gateando hacia afuera de la casa de Castro. La abuela de la niña llamó a la policía, pero ellos nunca llegaron y esta vecina aparentemente nunca investigó en qué había terminado su llamada.

Los vecinos se conmovieron y realizaron una primera llamada pidiendo ayuda (me pregunto cuántos de nosotros nos hubiésemos desentendido del asunto), pero aparentemente hacía falta un compromiso mayor para llamar a la policía de nuevo y asegurarse de que hubiesen visitado la casa y encontrado una explicación a los comportamientos preocupantes que habían sido denunciados.

Cuando nos preocupamos realmente por los demás, no descansamos hasta tener éxito.

Rashi, un gran sabio judío, nos da un entendimiento más profundo de la orden de la Torá de no quedarse quieto cuando otros están en peligro. Significa identificarse con nuestros compañeros humanos, ayudarlos y no hablar mal de ellos ni buscar dañarlos. Al explicar este mandamiento, Rashi cita a Rabí Akiva, quien dijo: "Ama a tu prójimo como a ti mismo: esta es la mitzvá más importante de la Torá".

Cuando nos preocupamos realmente por los demás, tratamos de ayudarlos. No actuamos de mala gana, sino con todo nuestro corazón, enérgicamente. ¿Cuántos de nosotros nos contentaríamos sólo con llamar a la policía si sospecháramos que nuestro amigo, vecino, o incluso familiar estuviera cautivo en esa casa? ¿Cuántos de nosotros hubiésemos olvidado el asunto después de una llamada, de una solicitud ignorada por la policía? Cuando nos preocupamos realmente por los demás, no descansamos hasta tener éxito.

El Pasado Sórdido de Charles Ramsey

En sus muchas y coloridas entrevistas desde el rescate de la mujer, cuando se le preguntó si era un héroe, Charles Ramsey objetó: Soy un ciudadano y un ser humano; soy exactamente igual a ti". Pronto salió a la luz que no era simplemente "igual" a la mayoría de la gente, y que había sido condenado por múltiples crímenes en su pasado, incluyendo agresión doméstica, abuso de drogas e invasión a la propiedad privada. Golpeó a su mujer y no pagó la manutención de su hija.

Ramsey pudo haber sabido –dada su repentina fama– que su pasado criminal pronto saldría a la luz. Quizás es por eso que insistió tan firmemente en que era típico y normal, y por lo que fue tan emocional al condenar el malvado secuestro en su cuadra. Quizás por eso rechazó toda oferta de recompensa, insistiendo en que todo dinero debería ir a las tres mujeres que ayudó a liberar.

¿Acaso su pasado sórdido niega de alguna forma su heroísmo en la avenida Seymour? De acuerdo a la visión judía, todos somos responsables por nuestros actos: las cosas que hacemos nos definen. Y si bien Ramsey tiene mucho de lo que arrepentirse, eso no niega el heroísmo que demostró al ayudar a rescatar a Amanda Berry.

Sus fechorías pasadas están separadas de sus acciones presentes. "Había una mujer afligida, ¿Por qué darle la espalda?" le dijo a los entrevistadores. A pesar de haberles dado la espalda a otros en su pasado, ese día en la avenida Seymour, Charles Ramsey actuó. Ese día, Charles Ramsey se elevó a la altura de los desafíos que lo enfrentaban y sacó a la luz su máximo potencial.




linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram