Home » Judaismo » Preguntas clásicas » Halajá

¿Se debe recitar una bendición por las maravillas naturales?

.
09/12/2022 | por Rabino de Aish

Al ver maravillas de la naturaleza, donde podemos reconocer fácilmente la mano de Dios, efectivamente debemos recitar una bendición.

En las vacaciones viajaremos a Suiza. ¿Hay alguna bendición especial que se deba decir al ver los imponentes Alpes suizos?

El Rabino de Aish responde:

Al ver montañas con una forma especial o muy hermosas (u otras maravillas de la naturaleza), donde podemos reconocer fácilmente la mano de Dios, debemos recitar la siguiente bendición (Código de la Ley Judía, Oraj Jaim 228:1,3):

"Baruj Atá Ado-nai, Elo-heinu Mélej HaOlam, osé maasé bereshit"

"Bendito eres Tú, Dios nuestro, Rey del universo, que das forma a las obras de la creación".

Algunas aclaraciones:

Esta bendición sólo puede recitarla alguien que se asombra por la altura o imponencia de la montaña. Por lo tanto, quien no se impresiona con la montaña (quizás porque ya está acostumbrado a ella), no recita la bendición (Orjot Rabenu 1:117, citando al Jazón Ish)

Asimismo, esta bendición no debe recitarse desde un avión, donde la altura de la montaña no puede ser apreciada en primera persona (VeZot HaBrajá, pág. 155)

Si ya viste la montaña en los últimos 30 días, tampoco se recita la bendición (Mishná Brurá 228:2)

Esto me recuerda una historia:

Cerca del final de su vida, Rav Shimshon Rafael Hirsch anunció que iba a recorrer Suiza a pie. Sus estudiantes se sorprendieron y trataron de disuadirlo para que no pusiera en riesgo su salud.

Rav Hirsch les explicó: "Cuando me presente ante Dios, tendré que responder por muchas cosas que hice o qué dejé de hacer en mi vida. ¿Qué le diré cuando me pregunte: 'Shimshon, ¿viste Mis Alpes?'?"

¡Que tengan un viaje seguro y placentero!



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram