Home » Judaismo » Preguntas clásicas » Kashrut

¿Se puede tomar un medicamento que no es kósher?

.
15/01/2023 | por Rabino de Aish

¿Está permitido tomar una medicina a pesar de que ésta no sea kósher?

Sufro de graves problemas intestinales y me prescribieron una droga fabricada a partir de enzimas de animales que no son kósher. ¿Está permitido tomar la medicina, a pesar de que no sea kósher?

El Rabino de Aish responde:

Antes que nada, te deseo una completa recuperación.

El tema de los medicamentos no kósher es muy amplio, por lo que antes de responder a tu pregunta me gustaría ofrecer algunas pautas generales.

En lo que respecta a los medicamentos, hay dos grupos primarios:

1) Medicamentos comestibles: como jarabes saborizados, pastillas para la tos con buen sabor, comprimidos masticables, etc.

Un ingrediente habitual en muchos jarabes que puede derivar de una fuente no kósher es la glicerina.

(Nota: si una medicina comestible con buen sabor tiene un ingrediente que se considera 'no comestible' y este ingrediente no es kósher, hay lugar para ser permisivo, porque el ingrediente no kósher no se ha vuelto comestible sólo por ser parte de la medicina).

2) Medicinas no comestibles: como tabletas, cápsulas y capsulas de gel, que se deben tragar enteras.

La gelatina por lo general se fabrica a partir de animales. Por lo tanto, no es kósher a menos que se haya fabricado una partida especial a partir de animales sacrificados y preparados de acuerdo con las leyes de kashrut.

Respecto a la segunda categoría, hay mucho lugar para ser más permisivos. En primer lugar, el ingrediente no kósher típicamente ha sido secado o molido para agregarlo a la medicina. Por lo tanto, fue transformado de su estado original y ya es posible considerar que no es un "alimento".

En segundo lugar, dado que no es "normal" comer alimentos con mal sabor, tomar una píldora o una medicina líquida amarga se considera 'comer de una forma anormal'. Esta es sólo una prohibición rabínica y se puede permitir en caso de necesidad. Lo mismo ocurre si un alimento está envuelto en otra cosa, tal como una medicina que llega en forma de una cápsula (kósher).

Finalmente, las partes duras de los animales (como garras y caparazones) no se consideran "alimento". Por lo tanto, si la medicina deriva de una de estas fuentes, no presenta ningún problema de kashrut.

El segundo factor a considerar es la gravedad de la enfermedad que sufre la persona. La ley judía reconoce varias categorías:

a) Alguien que está en peligro de muerte (jolé sheiesh bo sakaná): Esto incluye a cualquiera que tenga una condición que potencialmente pueda llegar a poner en peligro su vida, incluso si no corre riesgo de morir de inmediato. Esto incluye condiciones tales como presión alta, diabetes, falla renal, depresión severa, la mayoría de las infecciones internas que requieren antibióticos, y una mujer en trabajo de parto. También incluye la categoría de personas que se encuentran débiles y con mucho riesgo de salud, como una persona anciana con gripe, un bebé con fiebre, o una mujer embarazada con problemas de salud, lo que la coloca a ella o al bebé en riesgo. Esto también incluye a alguien que corre riesgo de desarrollar una enfermedad grave, al grado que su médico le prescribe una medicina preventiva.

No es necesario decir que preservar la vida tiene precedencia antes que cumplir las leyes de kashrut. Cuando existe incluso un mínimo riesgo de vida, como en los casos recién mencionados, la persona tiene permitido tomar incluso remedios no kósher que tengan buen sabor. Pero incluso en este caso, uno debe esforzarse por encontrar una alternativa kósher (o por lo menos una no kósher que sea no comestible) como primera opción. Pero si el médico siente que la alternativa no kósher es la más efectiva, no sólo está permitido sino que uno está obligado a utilizarla.

b) Alguien que está enfermo con una enfermedad que no pone en riesgo su vida (jolé sheein bo sakaná): Se trata de alguien que está suficientemente enfermo como para estar en cama o que no puede funcionar bien, peor que sufre de una condición que se sabe que no pone en riesgo su vida, como gripe común, dolores de espalda, dolores artríticos y migrañas.

En esta categoría, no se puede tomar una medicina no kósher de buen sabor, pero sí se puede tomar una medicina no kósher que sea no comestible, por las razones antes citadas. Aunque también aquí, si hay una alternativa kósher disponible, eso estaría en primer lugar. Es importante señalar que un médico puede prescribir un medicamento no kósher aunque exista una alternativa kósher, simplemente porque no tiene conciencia de que eso implica una diferencia para su paciente. Por lo tanto, esto siempre debe revisarse con el médico antes de comprar el remedio.

c) Alguien que experimenta síntomas leves de enfermedad, pero que básicamente funciona normalmente (mijush): ejemplos de estos sería un resfriado ligero, un suave dolor de cabeza, dolor leve en las articulaciones, un dolor normal de dientes, o una condición menor de la piel.

Esta persona debe esforzarse por tomar sólo medicamentos kósher. Si no hay ninguno disponible, a veces puede tomar una medicina no kósher no comestible. Se debe consultar a un rabino en cada situación individual.

d) Suplementos, prevención: Alguien que está completamente sano pero desea tomar suplementos para mantener su salud o para proveer otros beneficios, tal como incrementar su energía, no debería tomar suplementos no kósher, ni siquiera si estos son no comestibles.


(Fuentes: Shulján Aruj, Ioré Deá 155:3, Ajiézer Ioré Deá 11, Tzitz Eliezer X 25:50).

Algunos de los datos previos fueron basados en la guía de medicinas publicada por Star-K.



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram