Home » Israel y mundo judío » Mundo judío

Tengo un sueño

.
07/12/2014 | por Debbie Gutfreund

¿Cuál es nuestro sueño hoy?

Ya han pasado más de 50 años desde el histórico discurso de Martin Luther King en Washington DC. Muchas personas no saben que el Sr. King no preparó las partes de "Tengo un sueño" de su discurso, sino que inventó esos párrafos en el momento, mientras se encontraba parado frente a miles de personas que se habían reunido para manifestarse a favor de los ideales de libertad e igualdad.

“Estoy muy feliz de poder unirme con ustedes en lo que pasará a la historia como la manifestación por la libertad más grande en la historia de nuestra nación. Tengo un sueño; que un día esta nación se levantará y vivirá a la altura de su credo: ‘Afirmamos que estas verdades son obvias, que todos los hombres son creados igualitariamente’. Tengo un sueño; que mis cuatro hijos vivirán en una nación en la que no serán juzgados por el color de su piel sino por su carácter. Hoy, tengo un sueño”.

Hubo cientos de judíos aquel día de agosto que fueron a manifestarse en Washington D.C. para apoyar la lucha de los afroamericanos por la libertad. Nos unimos a las protestas y fuimos parte de los grupos por los derechos humanos en las universidades de todo el país. El judaísmo enseña que toda persona es creada a imagen de Dios y que siempre tenemos que estar dispuestos a luchar por este ideal.

Con el pasar de los años, a medida que los judíos se han ido integrando y acomodando cada vez más en la sociedad occidental, es raro encontrar discriminación en nuestra contra sólo por ser judíos. Hoy en día podemos ser líderes de hospitales, congresistas y presidentes de las principales compañías del país. Pero el antisemitismo está más presente que nunca, sólo se manifiesta de otra forma.

Es algo así: No tengo nada en contra de los judíos, pero Israel está haciendo todo mal. Si Israel dejara de luchar, habría paz en Medio Oriente. Si dejaran de construir… si Israel devolviera la tierra… no se llama antisemitismo, se llama política de Medio Oriente. Nosotros le llamamos el proceso de paz.

En la conclusión de su discurso, Martin Luther King dijo: “Y cuando esto ocurra, podremos acelerar la llegada del día en que todos los hijos de Dios, blancos y negros, judíos y gentiles, protestantes y católicos, podremos darnos la mano y cantarle a la libertad”. Entonces, hoy yo también tengo un sueño. Tengo un sueño; que un día el mundo reconocerá al hogar nacional judío, con Jerusalem como su capital. Tengo un sueño; que un día los judíos podrán subir a sus autobuses y caminar por sus propias calles sin temor, que un día podrán criar a sus hijos en paz y traer la luz de la Torá a los rincones más oscuros. Tengo un sueño; que un día seremos juzgados por lo más profundo de nuestra alma en lugar de por lo superficial de nuestra apariencia. Tengo un sueño; que un día podremos construir nuestros hogares sin la protesta internacional, que podremos mantener tras las rejas a los terroristas que salen a matarnos. Tengo un sueño; que un día podremos, casi 70 años después de que seis millones de nosotros hayan dado la vida por ser judíos, vivir en nuestra tierra sin misiles que lluevan sobre nuestras escuelas.

Tengo un sueño; que un día sabremos la diferencia entre la ilusión y la verdad, entre la comodidad y la felicidad, y que lograremos entender que sin dolor no se puede cambiar y que sin sacrificio no se puede lograr nada.

Tengo un sueño; que podremos declarar con confianza nuestro propósito como nación judía, que ya no seremos el blanco del odio del mundo. Que la paz vendrá cuando dejen de matar a nuestros niños, que los terroristas permanecerán presos mientras vivimos con seguridad y dignidad dentro de nuestras fronteras, rodeados por la sagrada belleza de nuestra tierra, como un pueblo unido. Tengo un sueño; que un día podremos llevar la dulzura de la Torá a todos los confines de la tierra. Tengo un sueño; que un día todos serviremos a un sólo Dios en Jerusalem.

Todos fuimos creados a Su imagen y semejanza; vivamos a la altura de este increíble potencial. Hoy, tengo un sueño.




linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram