Home » Parashá » Avanzado » Conversaciones sobre la parashá

Tres enfoques sobre los sueños

.

Miketz (Génesis 41:1-44:17 )

por Rav Jonathan Sacks

En una de las mayores transformaciones en toda la literatura, Iosef pasa de ser un simple prisionero a ser primer ministro. ¿Qué tenía Iosef, un completo extraño a la cultura egipcia, un "hebreo", un hombre que estuvo languideciendo en prisión por ser falsamente acusado de intento de violación, que lo marcó como un líder del mayor imperio del mundo antiguo?

Iosef tenía tres dones que muchos tienen de forma aislada pero muy pocos los tienen combinados. El primero es que él tenía sueños. Inicialmente no sabemos si sus dos sueños adolescentes (que las gavillas de sus hermanos se prosternan ante la de él, y que el sol, la luna y las estrellas se prosternan ante él) son un genuino presentimiento de su futura grandeza, o simplemente el resultado de la imaginación activa de un niño malcriado con delirios de grandeza.

Sólo en la parashá de esta semana, Miketz, descubrimos una pieza de información vital que hasta ahora desconocíamos. Iosef el dice al faraón, quien había tenido dos sueños: "En cuanto a la repetición del sueño al Faraón dos veces, es porque el asunto ya ha sido dispuesto por Dios, y Dios se apresura a realizarlo" (Génesis 41:32). Sólo en retrospectiva comprendemos que el doble sueño de Iosef era una señal de que eso no era sólo su imaginación. Iosef en verdad estaba destinado a ser el líder ante quien se prosternaría su familia.

En segundo lugar, al igual que Sigmund Freud muchos siglos más tarde, Iosef tenía un don para interpretar los sueños de los demás. En la prisión, él interpretó los sueños del panadero y del jefe de los escanciadores, y en la parashá de esta semana, interpreta los sueños del faraón. Sus interpretaciones no eran mágicas ni milagrosas. En el caso del panadero y el jefe de los escanciadores, él recordó que tres días más tarde sería el cumpleaños del faraón (Génesis 40:20). La costumbre era que los gobernantes hicieran una fiesta el día de su cumpleaños y decidieran la suerte de ciertos individuos (en Gran Bretaña, la reina continuó con esa tradición el día de su cumpleaños). Por lo tanto, era razonable suponer que los sueños de ambos tenían relación con este evento y sus esperanzas y miedos subconscientes.(1)

En el caso del sueño del faraón, Iosef puede haber conocido antiguas tradiciones egipcias respecto a los siete años de hambruna. Nahum Sarna cita un texto egipcio del reinado del rey Djoser (circa siglo XXVIII AEC):

"Yo estaba angustiado sobre el Gran Trono, y los que están en el palacio estaban afligidos por un mal muy grande, porque el Nilo no había llegado en mi tiempo por espacio de siete años. El grano escaseaba, los frutos se secaban y todo lo que comían era escaso"(2)

 Sin embargo, el logro más impresionante de Iosef fue su tercer don, la habilidad de implementar los sueños, resolver el problema que ellos le advertían. Apenas escuchó de los siete años de hambruna, de inmediato proveyó una solución:

"Y ahora, busque el faraón un hombre entendido y sabio y nómbrelo sobre la tierra de Egipto. Que el faraón actúe y comisione supervisores sobre la tierra y aprovisione a la tierra de Egipto durante los siete años de abundancia. Que reúnan todo el alimento de los años buenos que se avecinan y junten el grano bajo la autoridad del faraón para alimento en las ciudades y lo guarden. El alimento será reserva en la tierra, para ser usado en los siete años de hambre que habrá en la tierra de Egipto, para que la tierra no perezca a causa del hambre" (Génesis 41:33.36)

Ya antes habíamos visto que Iosef era un brillante administrador, tanto en la casa de Potifar como en la prisión. Este don, demostrado en el momento preciso, fue lo que llevó a que fuera nombrado Virrey de Egipto.

Por lo tanto, de Iosef aprendemos tres principios. El primero: tener sueños. Nunca temas dejar volar tu imaginación. Cuando me piden consejos respecto al liderazgo, les digo que se den a sí mismos el tiempo, el espacio y la imaginación para soñar. En los sueños descubrimos nuestra pasión, y seguir nuestra pasión es la mejor forma de tener una vida gratificante.(3)

Muchas veces se piensa que soñar es poco práctico. Pero no es así. Se trata de una de las cosas más prácticas que podemos hacer. Hay personas que pasan meses planeando una fiesta, pero ni siquiera un día planeando una vida. Se dejan llevar por los vientos de la oportunidad y las circunstancias. Eso es un error. Los Sabios dijeron: "Cada vez que encontramos [en la Torá la palabra "vaiejí"- "Y fue entonces", siempre es el preludio de una tragedia".(4) Una vida de vaiejí  es una en la que dejamos pasivamente que pasen las cosas. Una vida de iehí ("que haya") es una en la cual hacemos que las cosas sucedan, y nuestros sueños son los que nos dan dirección.

Theodor Herzl, a quien le debemos más que a ninguna otra persona la existencia del estado de Israel, solía decir: "Si lo deseas, no será un sueño". Una vez escuché una historia maravillosa sobre Eli Wiesel. Hubo un momento en el cual Sigmund Freud y Theodore Herzl vivieron en el mismo distrito de Viena. "Afortunadamente, nunca se encontraron", dijo Eli Wiesel. "¿Puedes imaginar lo que hubiera sucedido si llegaban a encontrarse? Theodore Herzl le hubiera dicho: "Sueño con un estado judío". Freud le hubiera respondido: "Dígame Herr Hertzel, ¿hace cuánto que tiene este sueño? Recuéstese en mi sofá y lo voy a psicoanalizar". Herzl se hubiera curado de sus sueños y hoy no habría un estado judío". Afortunadamente, el pueblo judío nunca se curó de sus sueños.

El segundo principio es que los líderes interpretan los sueños de otras personas. Ellos articulan la base. Encuentran una manera de expresar las esperanzas y los miedos de la generación. El discurso "Yo tengo un sueño" de Marthin Luther King Junior, se trató de tomar las esperanzas de los afroamericanos y darles alas. No fueron los sueños de Iosef los que lo convirtieron en líder. Fue el faraón. Nuestros sueños nos dan dirección; los sueños de otras personas son los que nos dan oportunidades.

El tercer principio es: encuentra una manera de implementar los sueños. Primero ve el problema, luego encuentra la forma de resolverlo. El Rebe de Kotzk una vez llamó la atención sobre una dificultad en los escritos de Rashi. Rashi, en Éxodo 18:1, dice que Itró recibió el nombre Yeter (que significa "él agregó"), porque "agregó un pasaje al comienzo de la Torá [con las palabras] "elige entre el pueblo…" (Éxodo 18:21). Esto ocurrió cuando Itró vio que Moshé lideraba solo y le dijo que no estaba bien lo que estaba haciendo. Lo único que lograba era agotarse a sí mismo y cansar a la gente. Por lo tanto debía elegir a buenas personas y delegar en ellas gran parte de la carga del liderazgo.

El Rebe de Kotzk señala que el pasaje que Itró agregó a la Torá no comienza diciendo: "elige entre el pueblo", sino que comenzó muchos versículos antes, cuando dijo: "Lo que haces no es bueno" (Éxodo 18:17). La respuesta que dio el Rebe de Kotzk es muy simple. Decir: "Lo que haces no es bueno" no es una adición a la Torá, simplemente es declarar un problema. La adición consiste en la solución: delegar.

Los buenos líderes saben resolver problemas, o se rodean de personas que saben hacerlo. Es fácil ver cuando las cosas marchan mal. Lo que hace a un líder es la capacidad de encontrar una forma de corregirlo. El genio de Iosef no estuvo en predecir siete años de abundancia seguidos de siete años de hambruna, sino en armar un sistema de almacenamiento, que aseguraría que hubiera alimentos tanto en los años de abundancia como en los de hambruna.

Tener sueños, entender y articular los sueños de otras personas, y encontrar la forma de convertir un sueño en una realidad. Estos son los tres dones del liderazgo, a la manera de Iosef.

Shabat Shalom.


NOTAS

  1. Ibn Ezra 40:12 y Bejor Shor 40:12 sugieren lo mismo.
  2. Nahum Sarna, Understanding Genesis, New York, Schocken, 1966, 219.
  3. Uno de los textos clásicos sobre este tema es Ken Robinson, The Element: How Finding Your Passion Changes Everything (New York: Penguin Books, 2009).
  4. Meguilá 10b.



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram