Home » Parashá » Basico » Sabiduría milenaria y psicología moderna

Vivir con misericordia

.

Noaj (Génesis 6:9-11:32 )

por Rav Dr. Mordejai Schiffman

Si bien nuestra motivación para ser personas bondadosas debería ser que es este es un imperativo religioso o simplemente que es lo correcto y lo que se debe hacer, aquí hay un beneficio adicional: ser bondadosos parece llevar a una mejor salud mental y a una mayor expectativa de vida. Algunos estudios establecen una conexión entre el hecho de cuidar de otra persona, ya sea a un miembro de la familia u a otra persona, y vivir más años. Otros estudios indican que las personas que se ofrecen como voluntarias de forma consistente viven más tiempo que aquellos que no lo hacen. Incluso hay estudios que conectan el hecho de tener y cuidar mascotas con una vida más larga.

Cuando se le ordenó a Nóaj reunir a los animales, encontramos dos instrucciones que parecen ser contradictorias. Por un lado, le dicen que debe traer los animales al arca ("tabí el hateivá -debes traerlos al arca"), y por otro lado, le dicen que los animales irán a él ("iavou eleja – vendrán a ti") (6:19-20).

Rabenu Bejaie clarifica que la intención es que Nóaj no tendría que salir a buscar a los animales en su hábitat natural, porque los animales irían a él. Una vez que llegaran cerca del arca, Nóaj tenía la tarea de hacerlos entrar. Sin embargo, no podemos dejar de preguntarnos: si Dios ya iba a hacer un milagro para asegurar que los animales se acercaran a Nóaj, ¿por qué él debía ser responsable de hacerlos entrar al arca? ¿Por qué no terminar el milagro y dejar que los animales subieran al arca por sí mismos?

Rav Moshé Alshij provee una explicación increíble. Si lo observamos desde una perspectiva de juicio estricto (din), tampoco Nóaj tenía méritos para ser salvado. La única forma en que podía sobrevivir era si Dios se relacionaba con él con misericordia (rajamim). Sin embargo, para ganarse la misericordia Divina, Nóaj necesitaba demostrar sus propios actos de misericordia. Él necesitaba efectuar actos de bondad y generosidad para garantizar su salvación. Dios hubiera podido llevar a los animales directamente al arca, pero era imperativo que Nóaj tuviera la oportunidad de interactuar con los animales y demostrara su capacidad de ser compasivo. Por eso los animales sólo llegaron cerca de Nóaj, pero él tuvo que acompañarlos físicamente hacia el arca.

El propósito declarado en las sentencias es que toda esta empresa es para lehajaiot – dar vida. El verbo es intransitivo, lo que implica que no declara explícitamente quién va a vivir a través del acto de Nóaj. El Radak explica que se refiere a los animales. Nóaj era responsable por la salud física de los animales y tenía que proveerles comida a diario para que pudieran vivir. El Alshij, al construir su tesis respecto a que Nóaj tenía que exhibir su capacidad de actuar con misericordia para poder sobrevivir, explica que lehajaiot - para vivir, también se refiere a Nóaj. Al convertirse en el cuidador de los animales, Nóaj mismo obtuvo una vida más larga.

En un mundo inundado de violencia verbal y hostilidad, sería bueno aprender una lección de Nóaj. Actuemos con compasión, misericordia y generosidad hacia todos los seres vivos. Al hacerlo, tendremos el mérito de recibir la misericordia de Dios y una vida larga, sana y feliz.




linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram