Home » Judaismo » Ley judía » Ley judía para principiantes

El ciclo de vida: La infancia en la ley judía

.
19/02/2020 | por Rav Dov Lev

Las leyes y las tradiciones de la primera etapa de la vida.

Shalom Zajar

Se acostumbra a celebrar el nacimiento de un hijo varón el primer viernes a la noche después del nacimiento.(1) Esto se conoce como Shalom Zajar (literalmente: dar la bienvenida al niño). Después de la comida de la noche del viernes, la gente se reúne a comer el postre, cantar y decir palabras de Torá. Incluso si el niño y la madre todavía están en el hospital, la celebración se lleva a cabo en donde está el nuevo padre.

Una razón que se sugiere para el Shalom Zajar es consolar al bebé por la pérdida de la Torá que estudió en el Cielo, al mostrarle que hay un día de la semana, el Shabat, que se dedica a búsquedas espirituales.(2)

La noche previa al Brit, se acostumbra a que los niños se acerquen a la cuna del bebé para recitar el primer capítulo del Shemá y el versículo: “Que el ángel que redime” (Génesis 48:16).(3) En los hogares sefaradíes se acostumbra a realizar una comida festiva llamada Brit Itzjak la noche previa al Brit.

La circuncisión

Todo varón de ustedes será circuncidado y esa será señal del pacto entre Mí y ustedes. A los ocho días será circuncidado todo varón de ustedes a través de las generaciones… (Génesis 17:10-14)

“¡Mazal tov! ¡Es un niño! ¡Avisen a los abuelos! ¡Cuenten a los vecinos! ¡Encuentren un mohel!”

Tener un bebé es tan emocionante… y ocupado. A veces, los nuevos padres apenas tienen tiempo para disponer una circuncisión adecuada. Por eso es importante que antes de que nazca el bebé, los futuros padres pidan recomendaciones sobre un mohel competente, un judío temeroso de Dios que esté entrenado en el arte de la circuncisión.

Hoy en día, la circuncisión se reconoce como un procedimiento médico estandarizado que se lleva a cabo en la mayoría de los hospitales. Pero es importante encontrar un mohel adecuado para efectuar el Brit, para decir las bendiciones adecuadas y asegurar que el brit sea acorde con la ley judía.

La palabra Bris (o Brit) significa pacto. Dios le prometió a Abraham que sus descendientes siempre serían el pueblo elegido. Por su parte, Abraham se comprometió a que él y toda su descendencia masculina mantendrían la marca física del pueblo elegido de Dios.

Todo niño sano debe ser circuncidado al octavo día de vida,(4) contando el día de su nacimiento como el primer día. Por lo tanto, si el bebé nació el martes por la tarde, su brit será el martes siguiente. (En el judaísmo, asociamos la noche con el día siguiente. Es decir que si el bebé nació el jueves a la noche, su brit será el viernes de la semana siguiente). Si el bebé nace durante el período del crepúsculo, justo después de la puesta de sol, se debe consultar con un Rabino respecto a cuál se cuenta como el día del nacimiento.

Hacer el brit al octavo día es tan importante, que lo llevamos a cabo incluso en Shabat y Iom Tov. Sin embargo, si no se realiza el Brit al octavo día (por cualquier razón), se lo debe circuncidar en la primera oportunidad posible, pero no en Shabat ni en Iom Tov.(5)

Por lo general un Brit se hace por la mañana. Esto demuestra nuestro celo por cumplir con esta importante mitzvá.(6) Si es necesario, se puede efectuar por la tarde, pero bajo ninguna circunstancia se efectúa de noche.(7)

El mohel evalúa al bebé uno o dos días antes del Brit. Si el bebé corre algún riesgo de salud o tiene ictericia, el brit se posterga.(8) El mohel también da instrucciones a los padres respecto a cómo deben prepararse para el Brit.

Asegúrate de informar a todos tus parientes, amigos y vecinos sobre el evento especial.

En diferentes comunidades hay costumbres fascinantes respecto a este evento. El bebé es el huésped de honor y por lo tanto no se lo lleva a la habitación hasta que todo está preparado. En algunos círculos, se honra a muchas personas con la posibilidad de llevar al niño. Por lo general, se lleva al bebé sobre una almohada de aspecto real.

Luego se coloca al bebé en una silla especial del Profeta Eliahu. El Midrash dice que Dios quiso darle a Eliahu la tarea de asistir a todas las ceremonias de brit milá. Eliahu se negó por miedo a que el padre del niño (o incluso alguno de los asistentes) pudiera ser un malvado, porque no quería participar de tal evento. Después de mucha discusión, Dios le prometió que Él perdonaría a todos los que estuvieran presentes en cada brit, y Eliahu aceptó asistir.(9)

Después de que el bebé pasó por varias manos, se lo coloca en la falda del sandak. El sandak es la persona que sostendrá al bebé durante la circuncisión. Este es un gran honor, y a menudo se le otorga al abuelo o a un Rabino importante. Si el sandak (o cualquier otro) siente aprensión de ver sangre, no necesita observar.

En verdad, la mitzvá de efectuar el brit corresponde al padre. Pero dado que la mayoría de los padres no están capacitados para hacerlo, el padre nombra al mohel como su emisario.(10)

De manera contraria a lo que piensan algunas personas, el brit de un recién nacido le provoca sólo un dolor menor, porque la piel es muy suave. Si te preguntas entonces por qué llora el bebé durante su circuncisión, por lo general se debe a la inseguridad que siente cuando le sacan el pañal. Cuando le vuelven a poner el pañal, por lo general se calma.

El mohel desviste al bebé y acomoda su instrumental. Él recita las bendiciones sobre el mandamiento de la circuncisión y comienza con el procedimiento. Inmediatamente cuando comienza, el padre recita la siguiente bendición:(11)

Bendición en un brit

Pronunciación Ashkenazí

Pronunciación Sefaradí

 

Después de responder “Amén” a la bendición del padre, los participantes dicen:

Keshem she nijnas labrit, ken ikanes leTorá, ulejupá u lemaasim tovim.

Tal como acaba de entrar al Pacto, que también entre al estudio de la Torá, al matrimonio y al cumplimiento de buenos actos.

¡Mazal Tov! El bebé recibe una gota de vino y lo vendan.

Finalmente, se honra a otra persona con una serie de bendiciones y proclama el nombre del bebé.

A continuación hay una comida festiva.(12) Si el brit tuvo lugar en un día que no se puede hacer una comida (por ejemplo en Iom Kipur o en Tishá BeAv), la comida se celebra la noche siguiente.(13)

A continuación hay una lista de los honores que se pueden dar en un Brit:

  • Mohel – efectúa la circuncisión

  • Kvater – la pareja que hace entrar al bebé

  • Kisé shel Eliahu – coloca al bebé en la Silla de Eliahu

  • Mai Hakisé – saca al bebé de la Silla de Eliahu

  • Jaika – se puede honrar a varias personas para que pasen el bebé a su padre

  • Sandak – sostiene al bebé en su falda durante la circuncisión; es el máximo honor

  • Mai Hasandak – retira el bebé de la falda del sandak después de la circuncisión

  • Brajot – recita las bendiciones y anuncia el nombre del bebé

  • Amidá lebrajot – sostiene al bebé durante la recitación de las bendiciones

Si un bebé fue circuncidado sin seguir la halajá (por ejemplo, antes del octavo día) se requiere una circuncisión simbólica llamada hatafat dam brit. Esto consiste en sacar una gota de sangre con un pinchazo, y de esta forma se afirma el pacto de Abraham.(14)

Poner nombre al bebé

El momento en que se nombra a un bebé judío es un momento profundamente espiritual.

En un nivel místico, el nombre actúa como la designación espiritual de la persona: su carácter, su singularidad y su camino en la vida. Al comienzo de la vida se nos da un nombre y al final de la vida todo lo que nos llevamos con nosotros es “un buen nombre”.(15) Es importante escoger un nombre que tenga un efecto positivo, porque cada vez que se lo usa la persona recuerda su significado.(16)

Asimismo, el Talmud dice que los padres reciben una sesentava parte de profecía al elegir un nombre. Un ángel viene a los padres y les susurra el nombre judío que llevará el nuevo bebé.(17)

Por lo tanto, es importante elegir un nombre que sea significativo. A menudo, el niño es nombrado por un pariente. Los ashkenazim no ponen a un niño el nombre de una persona viva.(18) Si pones a un niño el nombre de un pariente que ha fallecido, asegúrate que era una persona honorable que te gustaría que tu hijo imite.

Asimismo, en la diáspora donde los niños reciben por lo general nombres no hebreos en el registro civil, otorgarles un nombre hebreo adicional provee una identificación de por vida con la fe judía.

Algunos acostumbran a elegir el nombre basado en una festividad judía que coincide con el nacimiento. Por ejemplo, un bebé que nace en Purim, puede llamarse Ester o Mordejai. También se eligen nombres de la porción de la Torá que corresponde a la semana del nacimiento. Cada sección de la Torá menciona muchos nombres y eventos, lo cual ofrece una conexión espiritual entre el bebé y esa figura bíblica particular.

A un varón no se le da un nombre judío hasta que se une al pacto, es decir hasta que se le hace el Brit. De hecho, la persona no recibe su alma completa hasta que no recibe un nombre hebreo.(20)

La costumbre es no mencionar a nadie el nombre hasta que el niño lo recibe formalmente. Sin embargo, se puede analizar el nombre elegido con un Rabino antes de designarlo.

Para las niñas, la ceremonia en la que reciben el nombre es en la lectura pública de la Torá. Durante la lectura de la Torá se dice una bendición especial de “Mi Sheberaj”. La bendición comienza con una plegaria por la salud de la madre, continúa dando nombre a la beba y con una plegaria para que esta nueva hija de Israel crezca y se convierta en una sabia mujer judía de bien y grandeza.

Tradicionalmente se efectúa un “kidush” en honor a la niña, en el cual se reúnen amigos y parientes para compartir buena comida, hablar palabras de Torá y compartir la alegría de la familia. El kidush no tiene que tener lugar inmediatamente después del nacimiento.(21)

El nombre hebreo, acompañado por el nombre del padre,(22) se usa para todos los propósitos religiosos y en los documentos legales hebreos (por ejemplo aliá a la Torá, ketubá, guet, plegarias por la persona fallecida, etc.):

Por un niño: nombre ben (hijo de) nombre del padre

Si el padre es un cohen o levi, se agrega al nombre el título HaCohen o HaLevi.

Por una niña: nombre bat (hija de) nombre del padre

Al rezar por alguien que está enfermo, se usa el nombre de la persona y el nombre de su madre.

La redención del primogénito (24)

Durante el éxodo de Egipto murieron todos los primogénitos egipcios, pero los primogénitos judíos fueron designados con un significado especial para siempre.(25) Por eso la Torá requiere que el padre de un varón primogénito lo “redima” de un cohen. Se trata de una ceremonia especial llamada Pidión HaBen. (Las niñas no necesitan un proceso de redención, porque las primogénitas no fueron señaladas en Egipto).

Hay muchos factores que determinan cuándo y en qué caso se debe efectuar Pidión HaBen. En general, Pidión HaBen sólo se aplica a un hijo que “abrió la matriz de su madre”. Por lo tanto, deben cumplirse las siguientes condiciones:

  1. La madre es judía,(26) y nunca antes tuvo un bebé, ya sea niña o varón.(27) (En el caso de nacimiento múltiple, sólo el primero que emerge es el primogénito)

  2. El bebé nació por parto natural y no por cesárea.(29)

  3. La madre no sufrió abortos ni pérdidas antes de ese parto.(30)

  4. El padre del bebé no es un cohen ni un levi.(31)

  5. Dado que la mitzvá sólo se aplica al hijo que “abrió la matriz de su madre”, también es posible que sea necesario hacer Pidión HaBen en el caso de un segundo matrimonio del padre.

¿Cuándo tiene lugar esta ceremonia? No antes del día 31 de vida del niño. Por ejemplo, si el niño nació el 1 de marzo, la redención debe tener lugar el 31 de marzo. Sin embargo, si el día 31 cae en Shabat o Iom Tov, el Pidión HaBen se pospone hasta el día siguiente.(32)

Lo ideal es que lo redima el padre del niño.(33) Si esto no es posible, el abuelo paterno del niño puede efectuar la redención.(34) El niño no puede ser redimido por ninguna otra persona.(35) Si un niño no fue redimido, al cumplir 13 años debe redimirse a sí mismo.(36)

La redención se efectúa con el valor equivalente a cinco shekels de plata, lo cual se estima es unos 100 gramos de plata.(37) En los Estados Unidos, algunas personas usan cinco dólares de plata. Después de la ceremonia, el cohen tiene el derecho de quedarse con el dinero o devolverlo.

El procedimiento del Pidión HaBen es el siguiente:

El padre y el niño deben vestir sus mejores prendas. El padre coloca al bebé ante el cohen y declara que ese bebé es su hijo primogénito. El cohen le pregunta ceremoniosamente al padre si elige redimir al niño. El padre responde afirmativamente y mientras sostiene las cinco monedas de plata, recita dos bendiciones:

Baruj Atá Adonai Eloheinu Mélej Haolam, asher kideshanu bemitzvotav vetzivanu al pidión haben.

Bendito Eres Tú, Hashem, Dios nuestro, Rey del universo, Quien nos ha santificado con Sus mandamientos y nos ordenó lo relativo a la redención del hijo primogénito.

A continuación el padre dice la bendición de Shehejeianu.

El cohen acepta el dinero del padre, le devuelve el bebé y recita la bendición por el vino. Entonces todos disfrutan de una comida festiva.(38)

Lee más acerca de Pidión HaBen

Upsherin

Los judíos tradicionalistas a menudo esperan hasta que el niño cumple tres años antes de cortarle el cabello por primera vez. Esto se conoce en idish como upsherin (que significa “el corte”) y en hebreo como jálake. La costumbre se menciona por primera vez en Shaar HaKavanot de Rav Jaim Vital, el alumno del Arizal, el gran cabalista del siglo XVI.

El tercer cumpleaños es un momento significativo en la vida de un niño judío, cuando oficialmente comienza su educación de Torá y empieza a usar kipá y tzitzit (si ya aprendió a ir al baño y puede mantener su tzitzit limpio).

La idea de los tres años como la etapa de transición deriva de la mitzvá de “orlá”. La Torá dice que si se planta un árbol, los frutos que crecen durante los tres primeros años son “orlá”, están fuera de nuestros límites.(39) Así como los frutos que son orlá no pueden tocarse durante tres años, también dejamos tranquilo el cabello del niño durante tres años. Esto se debe a que en varias partes la Torá compara a la persona con un árbol.(40)

Para el corte mismo, se acostumbra que amigos y parientes corten un mechón de cabello. El primer corte se hace en el frente de la cabeza, en el lugar en el cual luego el niño se colocará su tefilín al ser bar mitzvá.

Después de cortar un mechón, la gente le da al niño una bendición para que tenga éxito en la Torá. También es una buena idea llevar al niño a recibir bendiciones de grandes Rabinos. Algunos también acostumbran a pesar el cabello del niño y luego dar en caridad su equivalente en plata u oro, para que por ese mérito el niño tenga éxito en la Torá.

El día del upsherin también incluye el estudio del alef-bet con el niño. Una bella manera de hacerlo es conseguir una plaqueta del alef bet plastificada y poner un poco de miel sobre cada letra. Entonces el niño dice cada letra y lame la miel. Esto es para que la Torá sea “dulce en su lengua”.

En Israel, muchos niños reciben su primer corte de cabello en Lag baOmer, en la tumba de Rabí Shimon Bar Iojai en Merón. Es una escena sumamente alegre en la que miles de niños reciben su primer corte de cabello en un mismo día.

Lee más sobre Upsherin.

Educar para las mitzvot

Aunque por la Biblia los niños no están obligados a cumplir las mitzvot, existe una directiva rabínica para que los padres eduquen a sus hijos. Las leyes y los detalles de este tema tan importante se analizan en: “Leyes de la vida cotidiana: Los niños y la halajá”.

 


Lecturas recomendadas: 

Bris Milah by Rabbi Paysach Krohn (Artscroll)

Bris Milah by Henry Romberg (Feldheim)

Notas:

  1. Ramó – Ioré Deá 265:12

  2. Taz (Ioré Deá 265:13); Derej Pikudeja; Majshirei Milá 133; basado en Midrash Raba Vaikrá 27:10

  3. Zojer HaBrit 3:14

  4. Ioré Deá 260:1

  5. Ioré Deá 266:2

  6. Ioré Deá 262:1

  7. Ibíd.

  8. Ioré Deá 260:2, 263:1

  9. Basado en Pirkei DeRab Eliezer 28; Bnei Isasjar (Tishrei 4:7)

  10. Ramó – Ioré Deá 264:1; Shaj – Joshen Mishpat 382

  11. Ioré Deá 265:1

  12. Ioré Deá 265:12

  13. Oraj Jaim 686:2 con Mishná Berurá

  14. Ioré Deá 262:1; 264:1

  15. Talmud – Brajot 7b; Arizal – Shaar HaGuilgulim 24b

  16. Midrash Tanjuma – Haazinu 7

  17. Basado en el Talmud – Brajot 7b

  18. Sefer Jasidim 460

  19. Sova Semajot II; Agudá Shabat I pág. 17

  20. Ver Zohar – Lej Lejá 93a, Taamei Minhaguim 929

  21. See Emet LeIaakov al Shulján Aruj (Oraj Jaim, nota #316)

  22. Basado en Números 1:2

  23. Zohar I (Parashat Lej Lejá 84); Talmud – Shabat 66b; Ben Iehoioda (Ben Ish Jai) – Brajot 55b.

  24. Estas leyes son detalladas en Shulján Aruj – Ioré Deá 305

  25. Números 3:13

  26. Ioré Deá 305:1, 21

  27. Ioré Deá 305:17

  28. Ioré Deá 305:22

  29. Ioré Deá 305:24

  30. Ioré Deá 305:23

  31. Ioré Deá 305:18

  32. Ioré Deá 305:11

  33. Ioré Deá 305:1

  34. Ioré Deá 305:10, 15

  35. Ibíd.

  36. Ioré Deá 305:15 con Pitjei Teshuvá 25

  37. Shiurin Shel Torá (pág. 96)

  38. Ioré Deá 305:10

  39. Levítico 19:23

  40. Deuteronomio 20:19; Isaías 65:22; Jeremías 17:8

 



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram