Home » Actualidad » Mujer

Tiempo de Calidad

.
16/08/2009 | por Emuna Braverman

El "tiempo de calidad" es un mito. Sí, a veces se da, pero programarlo es imposible.

No voy a ganar un concurso de popularidad por escribir este artículo. No voy a ser considerada políticamente correcta por escribir este artículo. Incluso puede generar alguna hostilidad, pero voy a escribir lo que pienso.

En realidad me gustaría desbaratar el mito del "tiempo de calidad". Antes de que saltes sobre mí, lee cuidadosamente.

El "tiempo de calidad" no puede ser programado

No estoy sugiriendo que no existe algo llamado "tiempo de calidad". Por supuesto que lo hay. Y esos momentos son maravillosos, cuando tu familia tiene una discusión intelectualmente provocadora sobre una situación importante (sin interrupciones y pérdida de la compostura), cuando estoy sentada en el sofá leyendo historia tras historia a una audiencia extasiada, cuando mi hijo de 3 años me da un abrazo y un beso mientras me alejo de su sala de clases cada mañana, cuando bromeamos juntos, nos reímos juntos… esos son los momentos de calidad que hacen que todo valga la pena.

Lo que objeto es la idea de que es posible programar el "tiempo de calidad".

Normalmente no funciona, ya sea por parte de los padres o del hijo. Cuando tú estás cansada al final de un largo día y tu hijo de 15 años quiere discutir sobre el significado de la vida, puede que ese no sea el mejor momento para ti. Sin embargo, como adultos, tenemos una ventaja. Conocemos la importancia de esos momento juntos, así es que nos podemos forzar a sobreponernos a ese cansancio y a la distracción para estar disponibles para nuestros hijos. Pero los niños no saben hacer eso.

Dejando a los hijos elegir

A veces cuando anuncio “es hora de los cuentos para dormir” cinco niños vienen corriendo, a veces viene sólo uno o dos. Los otros están “ocupados” jugando. Ellos prefieren saltarse la historia de esa noche a cambio de jugar a la “escuela” con sus hermanas.

Y eso es grandioso. No hay nada más placentero que tus hijos se entretengan entre ellos pero ¿dónde esta mi "tiempo de calidad"?

Yo finalmente había dejado una tarde libre para llevar a mi hija de 14 años de compras. Pero fue el día en que ella tenía que estudiar para cuatro exámenes y hacer un trabajo escrito para el día siguiente. ¿Dónde esta mi tiempo de calidad?

Recuerdo una tarde de domingo que mi esposo dejó libre para jugar fútbol con nuestro hijo. Yeshia, que en ese tiempo era el único hijo hombre entre siete hermanas, quería cocinar en vez, lo que no es una de las fortalezas de mi marido. ¿Dónde está su tiempo de calidad?

Haciendo horarios flexibles

Los niños son espontáneos, y nosotros tenemos que estar disponibles para ellos. A veces ellos preferirían acompañarnos al almacén. A veces ellos quieren regalonear en nuestra cama. A veces ellos quieren un abrazo, a veces un juego. A veces quieren poner música y que todos bailemos con ellos.

Los niños son espontáneos, y nosotros tenemos que estar disponibles para ellos.

Y a veces ellos no quieren. A veces quieren estar solos, a veces con un amigo/a o un hermano/a. A veces tienen que hacer tareas u otras actividades que absorben sus intereses.

La conclusión es que nosotros necesitamos hacer que nuestros horarios sean lo suficientemente flexibles para estar cerca cuando nuestros niños quieran ese abrazo, esa historia, o esa discusión.

Por supuesto, no siempre uno puede estar disponible. Así como Winnicott promovió la teoría del padre “suficientemente bueno” sabiendo que nadie de nosotros es perfecto, necesitamos estar ahí “muy a menudo”.

Si no, no sólo nuestros hijos perderán una base estabilizadora y cariñosa crucial en sus vidas, sino que también nosotros perderemos los momentos más dulces que la vida tiene para ofrecernos.

El "tiempo de calidad" no es realmente un mito, sólo que es escurridizo y tú querrás estar ahí para atraparlo.




linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram