Home » Solteros » Consejos para tus citas

Tres consejos para las citas con una persona introvertida

.
06/06/2022 | por Aleeza Ben Shalom

Cómo superar algunos de los desafíos de salir con alguien que socialmente es muy diferente a ti.

Conoces a alguien y las cosas parecen marchar bien. Pero hay un obstáculo… la comunicación no fluye. No puedes definirlo exactamente. Es posible que uno de ustedes sea introvertido y el otro extrovertido. Cuando los estilos de personalidad y comunicación son diferentes, esto presenta un desafío en las citas.

Los introvertidos se cansan y se agobian fácilmente en los escenarios sociales. No les gustan las charlas superficiales. Pueden parecer demasiado callados, demasiado serios o inaccesibles. Alguien podría pasar por alto o subestimar sus habilidades, su personalidad o su inteligencia. Como les cuesta más abrirse, les lleva más tiempo conectarse con otras personas. Es difícil saber lo que piensan y lo que sienten, y es más complicado llegar a un intercambio que pase del nivel superficial. Ellos no comparten y no se abren con cualquiera. Alguien puede llegar a pensar que un introvertido no está interesado en la relación debido a su personalidad. Puede que les lleve más tiempo sentirse cómodos y ser auténticos, lo que puede presentar desafíos cuando se trata de las citas.

Entonces, ¿qué puedes haces si estás saliendo con una persona introvertida o si tú mismo eres un introvertido? Aquí hay tres consejos:

Ten consciencia de que sus personalidades son diferentes y cómo esto afectará la relación. Si sales con alguien y la comunicación es complicada, quizás esa persona sea más introvertida o extrovertida que tú y eso es lo que causa la desconexión. Si sales con alguien introvertido, lleva más tiempo llegar a conocer a la otra persona. Él o ella no se abren con cualquier persona, por lo que debes estar dispuesto a darte el tiempo necesario para poder llegar a conocerlo. Piensen en ideas para llegar a conocerse de forma significativa y auténtica. Dale a tu cita el espacio que sea necesario y salgan en citas que sean menos de socializar y más de conocerse con calma.

Si eres un introvertido saliendo con un extrovertido, es posible que tu cita quiera hablar más o compartir más tiempo juntos de lo que a ti te resulta cómodo. Decide qué es lo que puedes manejar y comunícale eso a tu cita. Esfuérzate un poco para salir de tu zona de comodidad. Encuéntrense en el medio y lleguen a un compromiso que puedas manejar.

Y si son dos introvertidos, alguien tiene que dar un paso adelante y hacer que la cita se mueva. Aunque ambos preferirían estar solos, sabemos que su verdadero deseo es tener un compañero y por eso están saliendo. Hagan un gran esfuerzo y no esperen que lo haga la otra persona.

Decide cuánto necesitas alguien opuesto para llegar a un equilibrio. Los opuestos se atraen porque buscamos un equilibrio en nuestras energías. Podemos nutrirnos y aprender de la energía de los demás y llevarnos mutuamente a un lugar equilibrado. Pero esto también puede ser un gran desafío. Es agradable tener energías comunes y, a veces, es agradable equilibrarse. Cuando una persona quiere hablar y conectarse más y la otra quiere estar sola, puede ser difícil tener una relación. Sin embargo, si eres demasiado introvertido, quizás salir con alguien más extrovertido te dará mucho equilibrio. Si eres extremo en una dirección, probablemente quieres encontrar a alguien que sea similar a ti y no completamente lo opuesto.

Piensa en la persona con quien estás saliendo e intenta satisfacer sus necesidades en vez de preocuparte de tus propias necesidades. En una relación, si tu prioridad es intentar satisfacer tus propias necesidades, esto no es una receta para el éxito. La persona con quien sales o te casas no puede ser todo para ti. A veces un extrovertido necesita ventilarse. Entonces llama a un amigo, un hermano, un compañero de trabajo y guarda la versión rápida para el introvertido en tu vida. No descargues todo sobre la persona que no puede manejarlo. Llama a otro extrovertido que estará feliz de conversar contigo.

Piensa cómo satisfacer las necesidades de la otra persona. Un introvertido debe decidir cuáles son sus líneas rojas y llegar a un acuerdo. Socializar puede ser muy importante para la persona con quien sales, pero varias veces a la semana puede ser demasiado para el compañero introvertido. Por lo tanto, lleguen a un acuerdo. Una vez a la semana puede ser lo máximo que el introvertido puede manejar y el extrovertido puede salir con amigos mientras el introvertido pasa un tiempo tranquilo en casa. De esta manera, todos estarán felices.

No hay ningún problema en salir con alguien cuya personalidad no es igual a la tuya. Solamente son diferentes. Diferente no es malo; es sólo diferente. Las preguntas que tienes que formularte son: ¿Quiero invertir en esta relación? ¿Debo invertir tiempo y energía para llegar a conocer a esta persona? ¿Vale la pena? ¿Tenemos valores similares? ¿Puedo vivir con las diferencias de personalidad?

El primero paso es ver si pueden llevarse bien y apreciarse. Espero que tengas claridad para entender tus necesidades y que puedas decidir quién es el mejor compañero para ti.



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram