Home » Actualidad » Ideas

¿Por qué los judíos no se casan con gentiles?

.
06/07/2018 | por Rab Najum Braverman

El matrimonio mixto es antes que nada una cuestión personal. ¿Por qué es parte de tus intereses casarte con una judía?

¿Por qué decimos "No" a un matrimonio mixto?

Mirando hacia atrás, creo que debe ser dicho que generalmente se ofrecen razones "pobres" o "insuficientes" de por qué un judío no debería formar un matrimonio mixto.

La primera de estas razones insuficientes es que los judíos y los no-judíos son diferentes y consecuentemente no deberían mezclarse. Esa es la "actitud de tribu" que llevó a mis padres y a muchos otros judíos a alejarse de su herencia.

La segunda de estas razones insuficientes por las cuales decimos "no" a los matrimonios mixtos es que "nuestros ancestros sufrieron y murieron por su identidad judía". (El argumento de que "vas a matar a tu madre o abuela si se entera" es una variación de lo mismo). Lo que hicieron mis antepasados, creyeron o practicaron no es evidencia de que yo tenga que hacer lo mismo. El problema con este argumento es que conlleva la actitud de que la identidad judía y el compromiso son "una carga dolorosa" que uno acepta, en contra de sus deseos e intereses. Esta ciertamente no es una respuesta satisfactoria a la pregunta: ¿Por qué debería identificarme como judío?

Un tercer argumento insuficiente comúnmente ofrecido en contra del matrimonio mixto es que éste amenaza a la supervivencia judía. Esto en teoría es verdad, pero es un argumento inadecuado, porque exige a gritos la pregunta: ¿Por qué la supervivencia del pueblo judío es tan importante? ¿Por qué debo yo, por la supervivencia del pueblo judío, sacrificar mi felicidad personal?

La verdadera razón

El matrimonio mixto es antes que nada una cuestión personal. Pero, ¿por qué debería importarte y por qué debería ser parte de tus intereses casarte con una pareja judía?

David se enamora de María. Él cree que ha encontrado a su "alma gemela" y María es mucho mejor que las niñas judías que David había conocido hasta ahora. ¿Por qué no deberían casarse? ¡Ellos se aman! ¿Qué puede ser más importante que el amor verdadero?

Entonces, lo que debemos considerar es lo siguiente: ¿Acaso existen más factores además del amor por una persona, que uno debe considerar cuando decide casarse? ¿Te casarías con la persona que amas si él o ella te dijera que no quiere tener hijos cuando tu sueño de toda la vida es tenerlos?

El amor es esencial, pero no es todo lo que necesitas. También necesitas compartir objetivos de vida comunes.

¿Qué tiene de valioso el judaísmo?

El matrimonio mixto es muy común en el mundo de hoy porque los típicos David y María sí comparten objetivos comunes. Para la mayoría, la religión es a lo mucho un "club cultural" al que pertenecen. Las diferencias entre el gefilte fish y la mayonesa de ave no son demasiado amenazantes para la estabilidad de un matrimonio. Hoy en día, por así decir, el amor es más importante que la religión.

Por lo tanto, la pregunta es: ¿Qué tiene de valioso el judaísmo que debes renunciar al 99% de la población mundial como posibles parejas?

La supervivencia del pueblo judío no es una cuestión étnica sino una cuestión moral, ya que los judíos no son solamente un grupo étnico, sino que son, en esencia, una fuerza moral en el mundo.

A través del pacto que se realizó con Abraham y se selló en el Monte Sinaí con la entrega de la Torá, como nación hemos atestiguado la importancia de la conciencia moral de una manera que ha sido únicamente judía.

Le hemos dado al mundo los conceptos de educación universal y el derecho a un juicio justo. Le enseñamos al mundo que la ley se aplica inclusive al rey y la protección de la ley protege al pobre y al vulnerable.

A principios del siglo pasado, el hombre civilizado creía que ir a la guerra era algo noble, mientras que 3.000 años antes los judíos le enseñaban al mundo: "y convertirán sus espadas en rejas de arado".

El significado histórico de nuestro pueblo, que continúa hasta el día de hoy, es evidenciado por el número elevado y desproporcionado de judíos involucrados en causas de caridad y beneficencia social, desde el derecho civil hasta el feminismo.

Dar testimonio de la conciencia moral no ha sido un trabajo fácil. Lo hemos perseguido como judíos que cumplen un compromiso único. Es decir, ningún otro pueblo ha concebido su nacionalidad mediante la proclamación de la conciencia moral, mientras que para nosotros ha sido nuestra auto-definición.

Esta misión única nos ha hecho merecedores de un odio único. Hitler declaró: "La lucha por el dominio del mundo es entre los judíos y yo. Todo lo demás no tiene sentido. Los judíos han infligido dos heridas a la humanidad: la circuncisión en el cuerpo y la conciencia en el alma. Yo vengo a liberar a la humanidad de sus garras".

Conformar un matrimonio mixto implica abandonar al pueblo así concebido, y abandonar su misión única, que sólo se materializa a través del cumplimiento de la Torá, la misma Torá que prohíbe el matrimonio mixto por esta razón (Deuteronomio 7:3).

La grandeza moral no puede ser adquirida fácilmente. Es el producto de decisiones difíciles por medio de las cuales evidenciamos nuestro compromiso con un ideal.

Si por medio de mi elección de matrimonio expreso un compromiso con la misión judía, entonces hago que la misión judía en el mundo y su grandeza sean algo mío. Si prefiero a un individuo y su amor más que esa misión entonces quedaré finalmente empobrecido.

La elección no puede ser hecha con ignorancia. El compromiso de nuestros antepasados no es una razón suficiente para vivir como judíos. No hay manera de entender tal compromiso o sus recompensas sin estudiar Torá, porque la Torá es la raíz por medio de la cual el árbol ha crecido y se ha mantenido.

Aprecia el tesoro antes de renunciar a él para siempre. Ve y estudia lo que significa ser judío.



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram