Home » Ciclo de vida » Ser padres

¡Estoy aburrido! Cómo dejar de ser responsable de entretener a tus hijos y alentarlos a hacerse cargo de sí mismos

.
05/12/2022 | por Dini Harris

Estar aburridos es su problema, no el tuyo.

Cuando yo era pequeña no nos preocupábamos respecto a qué íbamos a hacer cada día. Aparte del ocasional paseo familiar y una visita a los abuelos, mis padres no nos programaban actividades.

Simplemente salíamos y hacíamos. Trepábamos a los árboles, construíamos casas en los árboles, andábamos en bicicleta, patines o patineta, saltábamos la cuerda, jugábamos a la pelota o pasábamos tiempo juntos. Estábamos felices entreteniéndonos solos.

Todos esperaban ansiosos el verano como un momento seguro y feliz.

¡Qué diferentes son las cosas hoy en día! Los padres están preocupados: ¿Qué vamos a hacer todo el verano con nuestros hijos?

Incluso si los niños asisten a campamentos de verano y actividades deportivas, de todos modos hay un tiempo “muerto” extra que necesita llenarse.

En vez de mantenerse ocupados, molestan a sus padres pidiendo insistentemente que los lleven a algún lado, que les compren algo o se quejan de estar aburridos.

Parte de la preocupación es legítima. Hoy en día ambos padres están trabajando y es un problema real. Pero parte de la preocupación se debe a que la obligación de entretener a los niños ha pasado de los niños a los padres. Así que en vez de salir y mantenerse ocupados, ellos molestan a sus padres pidiendo insistentemente que los lleven a algún lado, que les compren algo o se quejan de estar aburridos.

Nosotros llenamos frenéticamente el tiempo llevándolos a salas de juegos electrónicos, parques de camas elásticas, parques de diversiones y boliche; comprándoles aparatos electrónicos y encargando costosos proyectos de arte e ingredientes especiales de pastelería. Y al día siguiente nos saluda nuevamente esa frase indeseada: “¡Estoy aburrido!”

Afortunadamente comprendí que con mi familia numerosa, nunca podría mantener el ritmo en el departamento de entretenimientos. Hay demasiados niños, de demasiadas edades, que necesitan demasiadas actividades para una madre o un padre.

Sin más alternativa, regresamos al camino anticuado y dejamos a los niños a cargo de entretenerse. Estar aburridos es su problema, no el mío.

Gracias a Dios, funciona. No sólo los niños se mantienen ocupados, sino que se han vuelto más independientes, creativos y responsables.

Aquí les dejo unos cuantos "sí" y "no" que ayudan a mis hijos a entretenerse con éxito: 

Sí: Diles a tus hijos que es su trabajo entretenerse.

¿Cómo? Cuando te digan que están aburridos, pregúntales qué han planeado hacer. Cuando pidan ir a un paseo, di “no”.

Devuélveles la obligación de entretenerse.

Sí: Asegúrate de tener materiales de arte, juegos y juguetes con los que tus hijos puedan entretenerse.

Sí: Saca algunos juegos viejos pero entretenidos como Monopoly y déjalos al alcance de los niños. Cada tantos días, cambia los juegos que están sobre la mesa.

Sí: Invita amigos, a menos que tú misma tengas un grupo de niños en la casa. A los niños les gusta pasar tiempo juntos. Tener más niños alrededor es a veces más fácil porque se entretienen el uno al otro.

Sí: Mantén tus ojos abiertos a lo que está pasando y supervisa en la medida que sea necesario. Los niños tienen que saber que entretenerse solos no significa que pueden hacer lo que quieran. Aún hay reglas de la casa, como por ejemplo, no pintar en el sillón.

Por favor, no uses el televisor ni la computadora como niñera. ¿Por qué provocar que tus hijos engorden, tengan tendencias violentas y se apaguen intelectualmente?

Sí: Siéntate a veces con tus hijos. Es divertido hacer manualidades, pero es incluso más divertido hacer una manualidad con Mami o Papi.

Sí: Organiza a veces paseos y actividades familiares. No estás a cargo de entretener a los niños cada minuto del día, pero sí quieres crear cálidos recuerdos familiares.

Sí: Alienta a los niños a pasar tiempo afuera. En vez de juguetes electrónicos, cómprales una pelota. Una pelota y un espacio vacío o el parque más cercano pueden entretener a un grupo de niños durante varias horas.

Sí: Mantén un horario flexible. Desayuno, almuerzo y cena deben ser parte del programa. Niños hambrientos son niños quejosos.

No cedas si los niños intentan presionarte para que tú los entretengas. Entretenerse a sí mismos es una habilidad que sólo pueden adquirir practicándola.

Déjales una mesa llena de materiales variados para manualidades (incluyendo productos reciclados, como cajas de cereal vacías y rollos de papel higiénico), empieza a lavar los platos o siéntate en la computadora a trabajar un poco y déjalos. Cuando se den cuenta que no tiene sentido quejarse, se van a sentar a pasarla bien.



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram