Home » Espiritualidad » Ideas

¿Qué significa "ojo por ojo"?

.
26/05/2022 | por Rav Tzvi Gluckin

La Torá no habla de daños punitivos, sino de daños compensatorios o monetarios.

La cita sarcástica: "Ojo por ojo deja a todo el mundo ciego", por lo general es atribuida al líder de la independencia de la India, Mahatma Gandhi, aunque no hay ninguna evidencia de que él realmente lo haya dicho.

Pero eso no quita valor al tema.

Una traducción literal del versículo bíblico, que habla de una pelea entre dos personas, es: "un ojo por un ojo, un diente por un diente, una mano por una mano, un pie por un pie…".

Esto es bastante extremo. Pareciera estar diciendo que el castigo es punitivo y exacto: sáquenle un ojo, córtenle una mano, arrojen partes del cuerpo al viento, sumérjanse hasta las rodillas en una carnicería sangrienta y dirijan la sociedad como una película de segunda clase, lo cual sería injusto, espantoso y grotesco.

Pero esto no es lo que nos dice la Biblia, sino que ella más bien habla de daños compensatorios o monetarios. La forma más adecuada de leer el versículo es: "En lugar de un ojo, paga el valor de un ojo; en lugar de un diente, paga el valor de un diente, etc.".

A pesar de que los daños sean evaluados en términos de pérdidas monetarias, el daño causado fue mucho peor que eso. No puedes simplemente escribir un cheque y sentirte absuelto de culpa.

Así es como se entiende el versículo dentro el contexto, es decir que habla de daños monetarios, y esa es también la inferencia lógica del Talmud. Por ejemplo, si el perpetrador no le sacó el ojo a la víctima, sino que sólo le causó ceguera parcial, ¿cómo se juzga el caso? ¿Se le causa a cambio una ceguera parcial? ¿Acaso un criterio parcial es posible? La solución más simple y práctica es juzgar en base al valor monetario, lo que hace que el sistema judicial sea más simple y justo.

Pero hay una razón por la cual la Biblia lo dijo de esa manera. A pesar de que los daños sean evaluados en términos de pérdidas monetarias, el daño causado fue mucho peor que eso. No puedes simplemente escribir un cheque y sentirte absuelto de culpa. ¿Cómo te sentirías si las cosas fueran al revés y tú perdieras un ojo, una mano o lo que fuera? Ahora tienes que hacer las paces y asumir responsabilidad por lo que hiciste.

Esto también puede explicar por qué la Biblia usa un lenguaje tan fuerte. Si eres real, si sientes empatía por la persona a quien has provocado un daño, sentirás su dolor, como si tú mismo hubieras perdido un miembro, entonces encontrarás una forma de continuar ayudándolo y, lo más importante, examinarás tu comportamiento y tus actos. Con esta clase de introspección, harás los cambios necesarios para no volver a provocar esa clase de daño a otra persona en el futuro.




linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram