Home » Judaismo » Preguntas clásicas » Misceláneo

Todos mis amigos son más talentosos y exitosos que yo, ¿qué puedo hacer al respecto?

.
30/11/2022 | por Rabino de Aish

La forma en que enfrentas tus circunstancias particulares es lo que determina tu grandeza.

Todos mis amigos parecen ser talentosos e inteligentes. Yo sólo soy una persona promedio. Me esfuerzo mucho, pero no llego a su nivel de excelencia. Esto hace que me preocupe por mi futuro. ¿Qué puedo hacer?

El Rabino de Aish responde:

El Talmud dice: "Todo el mundo tiene la responsabilidad de ser tan grandioso como Moshé". Sin embargo, en Deuteronomio 34:10 la Torá dice que: "…nadie será tan grande como Moshé". ¿Cómo se puede esperar que seamos tan grandiosos como Moshé, si nadie nunca lo será?

La respuesta es que tal como Moshé desarrolló su propio potencial, también se espera que cada uno desarrolle su propio potencial. Cada persona nace con un grupo singular de talentos y herramientas. Algunos son ricos, otros pobres. Algunos son altos, otros bajos. Una persona sabe cantar, otra escribe bien, etc. Pero esas cualidades no son las que determinan tu grandeza. La forma en que enfrentas tus circunstancias particulares es lo que determina tu grandeza.

Imagina que dos personas compiten en una carrera de 100 metros. Una rompe el récord mundial de 9,3 segundos. La otra cruza la meta en 30 segundos.

¿Quién dirías que tuvo éxito? ¡Obviamente que el que rompió el récord!

¿Pero qué dirías si te cuento que quien demoró 30 segundos tuvo polio cuando era un niño, no pudo caminar hasta los 14 años e invirtió muchos años en ejercicios dolorosos y agotadores hasta que finalmente pudo recorrer esa distancia?

Nunca podemos saber cuáles son las circunstancias de la vida de otra persona. No podemos saber si por naturaleza es calma o si debe esforzarse para controlar su temperamento; si nació con mucha inteligencia o si tuvo que luchar con dificultades de aprendizaje; si recibió lo mejor de todo o si tuvo que superar muchos obstáculos.

Por eso el judaísmo dice: "no importa en qué lugar de la escalera estés, sino cuántos escalones subiste".

Esta es una idea crucial para padres y maestros. Piensa: ¿Cuál es la calificación más importante en el boletín de calificaciones de un niño: "logro" o "esfuerzo"?

La respuesta es "esfuerzo". La razón por la que necesitamos calificaciones por "logro" es, simplemente, porque necesitamos una forma objetiva de medir la cantidad de material que el niño aprende. Pero en realidad, lo único que importa es el esfuerzo.

Cuentan que Zusha, el gran maestro jasídico, comenzó a llorar en su lecho de muerte. Sus alumnos le preguntaron: "Rebe, ¿por qué está tan triste? Con todas las mitzvot y buenas acciones que hizo, seguramente tendrá una recompensa grandiosa en el cielo".

Zusha les respondió: "¡Tengo miedo! Cuando llegue al cielo, Dios no me va a preguntar por qué no me parecí más a Moshé, o por qué no me parecí más al Rey David. Dios me va a preguntar: 'Zusha, ¿por qué no fuiste más como Zusha?' ¿Qué voy a decir en ese momento?".

Para responder tu pregunta, la declaración talmúdica de que "Nunca nadie será tan grandioso como Moshé" significa que nadie tendrá el mismo potencial. Pero puedes maximizar lo que tienes. La vida no es una competencia contra nadie, salvo contra ti mismo. Que Dios te de la fortaleza y la claridad para ser… tú mismo.



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram