Home » Historia » Modernidad

El historiador Paul Johnson y los judíos

.
17/01/2023 | por Yvette Alt Miller

El autor del famoso libro "La historia de los judíos" falleció recientemente a los 94 años.

Paul Johnson, un prolífico columnista de diarios y revistas británicas y famoso historiador, falleció el jueves 12 de enero del 2023, a los 94 años de edad.

En los más de 50 libros que Johnson escribió o editó, él exploró las historias del cristianismo, del judaísmo, de Gran Bretaña, de los Estados Unidos, y de decenas de figuras, incluyendo a George Washington, Napoleón, Churchill, Sócrates, Mozart y muchos otros. Con su intelecto inquieto y su fluidez en la escritura, hizo que la historia cobrara vida para millones de lectores.

Probablemente su cita más famosa entre nosotros los judíos es obviamente una de su popular libro La historia de los judíos:

"…El mundo sin los judíos sería un lugar radicalmente diferente. Es posible que eventualmente la humanidad hubiese llegado a captar y a desarrollar las ideas judías. Pero no podemos estar seguros de aquello... Todos los grandes descubrimientos conceptuales del intelecto humano parecen obvios e irrebatibles una vez que ya fueron revelados, pero hace falta un genio especial para formularlos por primera vez. Los judíos tuvieron ese don. A ellos les debemos la idea de la igualdad ante la ley, tanto divina como humana, la idea de la santidad de la vida y la dignidad de la persona humana, la idea de la conciencia individual y de la redención personal, de la conciencia colectiva y la responsabilidad social, de la paz como un ideal abstracto y del amor como la base de la justicia, y de muchos otros elementos que constituyen la fundación moral básica de la mente humana... Sin los judíos, el mundo habría sido un lugar mucho más vacío".

Johnson nació en 1928 en una familia católica de clase trabajadora en Manchester, Inglaterra. Fue un estudiante brillante y ganó una beca para Oxford. Después de una temporada en el ejército, donde llegó al rango de capitán, Johnson escribió para varias revistas de izquierda. En libros y artículos, él defendió la alta cultura, analizando algunas tendencias modernas que le resultaban insultantemente poco intelectuales, desde las películas de James Bond hasta la música pop.

En 1965 se convirtió en editor de la revista de tendencia izquierdista "New Statesman", pero renunció cinco años más tarde, dedicando todo su tiempo a escribir libros. Eventualmente, Johnson se hizo conocido como un pensador conservativo y escribió varios artículos para el periódico de derecha —y decididamente no intelectual— "Daily Mail". Un iconoclasta hasta el final, les dijo a los periodistas que el único valor que se mantuvo consistente a lo largo de su larga e itinerante vida, fue su fuerte fe católica y su sentido de lo que es bueno y malo.

La historia de los judíos, publicado en 1987, fue uno de los libros con mayor influencia de su época. El New York Times lo consideró un "tour de force" y "un logro destacable". El crítico Arthur Hertzberg observó que Johnson se diferenciaba de la mayoría de los historiadores en cuanto a que no sostenía que la asimilación fuera el objetivo final de la historia judía. En cambio, Johnson mostró un gran asombro por los judíos y por el judaísmo, transmitiendo su admiración junto con su análisis académico. Hertzberg escribió:

Al final de su libro, Johnson se eleva por encima de la opinión de la mayoría de los escritores contemporáneos sobre la historia judía… Una sucesión de autores ha relatado la historia de la experiencia judía como un intento de asimilación para ser aceptados, tanto por ellos mismos como por parte de otros, un intento de ser "iguales a cualquier otro". Johnson sabía que no era así. Los judíos nunca han sido, ni siquiera en la actualidad, como todos los demás.

Johnson entiende que la lucha constante contra el antisemitismo no puede considerarse el significado de la historia judía. Los judíos persistieron porque siguieron tratando de ser lo que pensaron que debían ser, así como Johnson escribe: "Los judíos creyeron que fueron creados y que se les ordenó ser una luz para las naciones, y lo han obedecido en la mejor medida posible de acuerdo con sus considerables poderes".

En su obra maestra de 580 páginas, Johnson traza el arco de la historia judía desde los tiempos antiguos hasta el moderno Estado de Israel, describiendo la vida interna de las comunidades judías de Medio Oriente y de Europa (una de las mayores críticas es que no examinó en profundidad a algunas comunidades sefaradíes), y dándole vida a la historia. Sus elogios a los judíos alienaron a algunos historiadores que acusaron a Johnson por no ser más crítico. "Ningún pueblo ha sido más fértil [que los judíos] enriqueciendo la pobreza o humanizando la riqueza, ni transformando la mala fortuna en un relato creativo", declara Johnson al final de su libro.

Johnson condenó fuertemente el antisemitismo. Él escribió: "Lo que sorprende al historiador que examina el antisemitismo en todo el mundo durante más de dos milenios, es su irracionalidad fundamental. Parece no tener sentido… En toda la historia, es difícil señalar una sola ocasión en la que una ola de antisemitismo fuera provocada por una real amenaza judía (en oposición a una amenaza imaginaria)".

La historia de los judíos, así como muchos otros libros y los miles de artículos de Paul Johnson, son un aporte al entendimiento académico, al rigor intelectual y a la racionalidad. Podría haber sido un provocador y un inconformista, pero durante su larga vida Johnson se esforzó por entender la historia y por ayudar a otros a aprender de su pasado. Ciertamente lo vamos a extrañar.




linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram