Home » Judaismo » Preguntas clásicas » Kashrut

¿El pavo es kósher?

.
24/11/2022 | por Rabino de Aish

Escuché que algunos judíos consideran que el pavo no es kósher, ¿es esto verdad? ¿Pueden decirme la razón? Según entiendo es muy fácil conseguir pavo con certificación kósher.

El Rabino de Aish responde:

Personalmente no conozco a ningún judío que no coma pavo. Sin embargo, la verdad es que la prueba de si el pavo es kósher o no la deberíamos dar nosotros, quienes sí comemos pavo. A continuación explico el por qué.

A diferencia de los animales y los peces, para los que la Torá brinda señales específicas para determinar su kashrut (los animales tienen que ser rumiantes y tener pezuña partida y los peces tienen que tener aletas y escamas), la Torá simplemente enumera 24 especies de aves que no son kósher (Levítico 11:13-19 y Deuteronomio 14:12-18). La implicación es que la gran mayoría de las aves del mundo son kósher; sólo hay una pequeña cantidad de excepciones.

Con el paso de los años se perdió la identidad exacta de las aves no kósher que enumera la Torá. En consecuencia, en la actualidad, somos incapaces de determinar la kashrut de un ave simplemente revisando si aparece en la lista de aves prohibidas de la Torá.

La Mishná (Julín 3:6) provee un grupo de reglas para determinar si un ave es kósher o no. La regla es que están prohibidas todas las aves de rapiña (es decir, "que atacan"). Las aves kósher tienen un dedo adicional (en dirección opuesta a los demás), un buche y un estómago que es "fácil de pelar".

Hay mucha discusión entre los sabios respecto al significado preciso de estos criterios, en especial sobre la definición de un ave "que ataca". Como resultado, la práctica aceptada es no confiar en esas condiciones y comer solamente aves que sabemos que son kósher en base a la tradición transmitida de generación en generación (Ramó I. D. 82:3).

En consecuencia se cuestiona el estatus del pavo. Los pavos son nativos del Nuevo Mundo. (Incluso se propuso que fuera el ave nacional de los Estados Unidos). Si bien parecen tener todas las señales que enumera la Mishná, no contamos con una tradición de las generaciones pasadas que garantice que el pavo sea kósher. Entontes, ¿por qué casi todos los judíos lo comemos?

Hay varias sugerencias. Una es que, interesantemente, los judíos de Europa comenzaron a comer pavo casi de forma universal desde el momento en que estuvo disponible, cuando fue importado de América. Recién después se le presentó la pregunta a diferentes rabinos. (Muchos creyeron equivocadamente que lo importaban de la India, y hasta la actualidad pavo en hebreo se dice tarnegol hodu, que significa 'pollo indio'. También creyeron que los judíos de India tenían una tradición establecida respecto a su kashrut). De esta manera, muchos rabinos aceptaron que, dado que reúne todas las señales requeridas y que la gente ya lo había aceptado como kósher, no había base para prohibirlo por falta de tradición.

En otras palabras, se requiere una tradición para permitir algo que está prohibido, pero la falta de tradición no es una base para prohibir algo que ya se asumió que está permitido (Natziv, Meshiv Davar ID: 22).

Otros sugieren que los judíos comenzaron a comer pavo antes de que se estableciera la costumbre de no comer aves sin una tradición (a finales del siglo XVI). Por lo tanto, la práctica posterior de no aceptar aves nuevas no aplicó para el pavo.

Otra justificación es que es posible cruzar pavos y pollos y crear un híbrido viable. Esta también es una forma posible de verificar que una especie en duda se considera "prima" de una aceptada.



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram