Home » Seminarios Online » Un mundo perfecto

Guerra y paz

.
27/11/2011 | por Rav Ken Spiro

A menudo, las naciones emplean la ley de la jungla: El más fuerte tiene la razón.

Hoy en día, hay un estimado de 900 kilos de material explosivo por cada persona en el mundo. No hay 900 kilos de comida ni de medicamentos por persona. La cantidad de recursos, dinero y tecnología que gastan los países en crear armas de destrucción masiva es increíble.

¿Alguno de nosotros duda que el mundo sería un lugar completamente diferente si todos nuestros recursos y energía fueran invertidos en comida y medicina, en programas sociales y en salud ambiental?

Nosotros entendemos que el concepto de paz y armonía es vital para la supervivencia futura y para el desarrollo de la humanidad.

¿Cuál era la postura de las culturas antiguas?

Guerra

Hoy en día, la naturaleza destructiva de la guerra nos resulta muy obvia, pero, ¿era obvia para los pueblos del mundo antiguo? Ciertamente no podemos afirmar que hoy en día somos más inteligentes – en estos días, no encuentras gente como Aristóteles, Platón y Sócrates muy a menudo. Entonces, ¿por qué la humanidad ha estado perpetuamente recluida en guerra por más de 5.000 años, desde el comienzo de la civilización?

Si matar gente por deporte es aceptable, matar durante tiempos de guerra proporciona aún más ventajas: violación, saqueo, botines, etc.

La ley de la selva dice que el fuerte devora al débil. Las naciones a menudo actúan del mismo modo: “Si soy más fuerte, conquistar es mi derecho natural. El más fuerte tiene la razón”.

Los romanos tuvieron un período de 200 años llamado “Pax Romana” (“Paz Romana”) caracterizado por una relativa calma y estabilidad. Sin embargo, la noción romana de paz fue: “¡Conquistemos el mundo y subyuguemos a todos nuestros enemigos!”. Esto es muy diferente a nuestra noción de “paz a escala global” del siglo XXI. Muchos otros países en la historia también han empleado la paz como un descanso temporario entre guerras, para reaprovisionarse.

Culto al Héroe

¿Quién fue glorificado en la antigüedad? El guerrero. La Ilíada de Homero –uno de los grandes clásicos de la literatura griega– es una gigantesca escena de batalla. Aquel que tenía más éxito en matar fuertes y numerosos enemigos era el héroe. El héroe era honrado en vida, y glorificado en su muerte con canciones, poesía y elaborados monumentos. El efecto de largo alcance de dicha glorificación, aún nos influye hoy en día. Servir como soldado es considerado una acción viril y caballeresca.

La descripción de los griegos es válida para todas las civilizaciones:

“Por consiguiente, la guerra está en la mente del poeta, es el asunto principal del hombre desde la juventud hasta la ancianidad. Pero él la considera una flor de la juventud… La glorificación de la guerra, el encanto y la gloria de la batalla fueron el tema de las más refinadas palabras y cuadros…” (Wallis Caldwell, Hellenic Conceptions of Peace, Columbia University Press, 1919)

La armonía puede haber sido una idea abstracta para unos pocos individuos a lo largo de la historia. Pero la paz real nunca fue, en absoluto, una realidad práctica en la historia de la humanidad.

* * *

Este ensayo está adaptado de “Mundo Perfecto: El Impacto Judío en la Civilización” (WorldPerfect: The Jewish Impact on Civilization). En esta notable obra, el rabino Ken Spiro analiza 4.000 años de historia humana para mostrar cómo los valores éticos y morales occidentales provienen de la Torá.




linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram