Home » Ciclo de vida » Ser padres

8 formas en las que puedes ayudar a tu hijo con dificultades de aprendizaje

.
30/11/2022 | por Adina Soclof

Cómo ayudar y apoyar a un niño con dificultades de aprendizaje.

Los padres deben saber que pueden jugar un rol decisivo en ayudar a los niños con dificultades de aprendizaje a tener éxito. Aquí hay 8 formas en las que puedes apoyar a tu hijo:

1. Sé positivo:

Los padres deben tener una visión objetiva y positiva de la dificultad de su hijo. Todos conocemos personas que han luchado en la escuela, pero una vez que salieron, se dispararon profesional y personalmente. Tu carrera académica no te define. Esta actitud influenciará a tus hijos. Esto les ayudará a saber que pueden desarrollar sus talentos y con persistencia y apoyo pueden alcanzar sus sueños.

2. Sé el campeón:

Los niños con dificultades de aprendizaje a menudo sufren de baja autoestima y vergüenza. Ellos necesitan que los padres los ayuden a crecer desde adentro hacia afuera. Necesitan que sus padres sean sus campeones. Niños que tienen padres que ofrecen constante apoyo y estímulo son aquellos que tienen mayor probabilidad de superar su dificultad.

Los padres quieren hacerle saber a su hijo que ellos son una persona merecedora de respeto, independiente de su rendimiento escolar. Ellos pueden hacer esto destacando sus fortaleces y ayudándoles a dedicarse a sus intereses y creyendo que su hijo tendrá un futuro brillante. Ellos también pueden servir como una base segura cuando otras personas pueden estar avergonzando o molestado a su hijo.

3. Ayúdalos a identificar un interés o un pasatiempo:

Los niños con dificultades de aprendizaje necesitan hacer algo que es puro placer para ellos, una salida en donde estén inmersos en sus fortalezas e intereses. Por ejemplo, podría ser actuación, arte, música, un interés en animales o insectos, deportes, ciencia o computadoras.

Esto le permite al niño brillar en al menos un área fuera de lo académico. Ellos pueden verse a sí mismo como una persona multifacética, no solamente obligados por sus dificultades en la escuela.

Puede tardar un poco que los niños encuentren sus intereses. Podemos alentarlos exponiéndolos a diferentes actividades y ser pacientes mientras un niño encuentra su preferencia.

4. Tratar a los niños con respeto:

Los padres pueden ayudar a los niños a verse a sí mismos como personas que son valiosas y que merecen respeto. Ellos tienen que ser tratados como una persona con muchas dimensiones, dejando que sus fortalezas y no sus debilidades los definan como persona.

Los padres pueden guiar a los niños a tomar decisiones, involucrarlos y considerar sus opiniones. Ellos pueden ser incluidos en discusiones sobre donde ir de vacaciones, elección de cena y que tareas deberían tener como responsabilidad.

En la mesa, invítalos a participar en la discusión y aliéntalos a compartir su opinión y tómalos seriamente.

Esto les muestra a los niños que tú los valoras y es una excelente forma de ayudarles a preparar el camino para su futuro cuando necesiten levantarse y ser escuchados.

5. Modelo a seguir:

Los padres pueden ayudar a los niños a encontrar un modelo a seguir o un mentor. Idealmente, este puede ser alguien que tiene una dificultad de aprendizaje y fue capaz de tener éxito a pesar de sus desafíos.

6. Enfócate en perseverancia y esfuerzo:

Los niños con dificultades de aprendizaje son criticados y menospreciados tan a menudo. Ayuda que los padres alaben a los niños, con un enfoque en la habilidad del niño para trabajar duro, hacer el esfuerzo y perseverar.

Estudios han mostrado que los niños que son alabados de esta forma están motivados a aprender y se pondrán desafíos académicos, incluso si tienen una dificultad. Ellos tienden a sentir que tienen control sobre su inteligencia y al aumentar el esfuerzo ellos pueden ser exitosos en la escuela. Esto puede un beneficio enorme para el estudiante con dificultades.

7. Dedica tiempo para ti:

Dependiendo de la naturaleza y severidad de la dificultad de tu hijo, podrías estar pasando una exorbitante cantidad de tiempo dirigiendo la vida escolar de tu hijo. Muchos padres sientes tanto estrés porque sienten que tienen que ser el cuidador, asesor, tutor, abogado y defensor de su hijo, todo en uno.

Hay momentos en los que necesitas tomarte un descanso. No puedes hacerlo todo. Lo mejor para tu hijo es tener un padre calmado. Eso significa que tu tienes que cuidarte a ti mismo. Sale, camina, reúnete con amigos, etc.

8. Disfruta a tu hijo:

Los niños son niños y necesitan disfrutar su infancia. Y los padres debieran disfrutar a sus hijos. No conviertas cada día de vacaciones en una larga serie de sesiones de tutoría y fines de semana en tiempo para ponerse al día con la tarea. Tenemos que encontrar un equilibrio entre ayudar a nuestros hijos con su trabajo escolar y deleitarnos con sus logros (¡por más pequeños que sean!)



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram