Home » Actualidad » Sociedad

Sarah Haskell difunde mensajes judíos positivos en las redes sociales

.
22/01/2023 | por Kylie Ora Lobell

A Sarah Haskell le apasiona romper los estereotipos judíos y enfrentarse al antisemitismo.

Hace dos años, durante el apogeo de la pandemia de COVID, Sarah Haskell comenzó a publicar en TikTok e Instagram. Hizo videos sobre las festividades y costumbres judías y sobre cómo era ser una joven judía. A veces era divertida, auténtica, espiritual, siempre generando una conexión muy cercana con su audiencia.

La joven de 23 años rápidamente comenzó a acumular una gran cantidad de seguidores; hoy tiene 31.000 seguidores en Instagram y 123.000 seguidores en TikTok, además de 4,2 millones de reproducciones en sus videos. Se ha vuelto tan popular que se está diversificando con una tienda online, vendiendo ropa con estrellas de David que ella diseña a la medida.

“Ser popular en las redes sociales definitivamente no fue algo planeado”, dijo Haskell, quien vive en Manhattan y se graduó del Fashion Institute of Technology con una licenciatura en ilustración. “Solía publicar sobre mi arte, pero en realidad esto no atrajo mucha atención. Luego, publiqué un chiste judío un día que se volvió viral, y entonces seguí adelante con ese tipo de contenido”.

Haskell es de la comunidad judía de Five Towns en Long Island. Al crecer, se sintió alienada porque no vio ningún modelo a seguir o compañeros como ella en redes sociales.

“No había una joven judía que publicara online sobre las luchas y la belleza del judaísmo”, dijo. “Ahora, cuando la gente me ve, puede decir: ‘Esa es una chica judía normal. Si ella puede incorporar el judaísmo en su vida cotidiana, ¿por qué no puedo hacerlo yo también?’. Necesitamos mostrarle a la gente que el judaísmo es factible y real en el mundo moderno”.

Sus videos cubren temas que van desde prepararse para Shabat hasta hornear jalá y tener citas en el mundo judío. Estos videos les hablan mucho a los jóvenes judíos, especialmente a aquellos que están explorando más el judaísmo.

Sarah Haskell en un supermercado kósher

En uno de sus videos más populares, ella organiza su primera comida de Shabat en su nuevo apartamento en la ciudad de Nueva York. Compra en el mercado, muestra lo cara que estaba la comida, la lleva a su apartamento sin ascensor y cocina la comida para ella y sus amigos. En los comentarios, las personas le ofrecen consejos para preparar un menú más económico y le recomiendan libros de cocina.

“Recibo mensajes conmovedores todo el tiempo”, dijo. “La gente dice que los he ayudado a sentirse mucho más cerca del judaísmo. O dicen que solían sentirse abrumados por la presión de tratar de hacer todo a la perfección, y luego se dan cuenta de que es un viaje’ más que un ‘destino final’ y está bien equivocarse y tener altibajos. Eso es parte del crecimiento y de la vida”.

A Haskell le apasiona romper los estereotipos sobre la comunidad judía. Un video la muestra disipando los mitos que rodean a las mujeres judías. Comienza diciendo: "Probablemente te faltan tantas oportunidades como mujer judía", y luego, a lo largo del video, Haskell menciona cómo las comunidades alientan a las mujeres judías a obtener una educación y cuántas mujeres judías son en realidad dueñas de negocios muy exitosos.

Los videos más virales que hizo Haskell fueron sobre la boda judía ortodoxa de su hermano. Otro sobre su padre y su hermano rezando en un aeropuerto. Y una publicación sobre un vestido de novia de gemaj —una especie de beneficencia judía donde las mujeres pueden pedir prestado un hermoso vestido de novia si no tienen dinero suficiente para comprar uno—, que obtuvo más de 327.000 me gusta en TikTok y más de 700 comentarios. El usuario de TikTok @TheMadQueen dijo: “Qué idea tan genial. Soy estadounidense musulmana y a veces me resulta muy difícil encontrar vestidos modestos o gastar tanto en arreglos para hacerlos modestos”.

El padre y hermano de Sarah rezando en el aeropuerto

Si bien las publicaciones de Haskell son positivas, como una persona visiblemente judía online, ella también recibe algunos comentarios negativos y antisemitas. Por lo general, ella filtra las palabras clave antisemitas para que no aparezcan en su sección de comentarios.

“Es muy triste, pero de lo contrario, mi sección de comentarios estaría llena de antisemitismo”, dijo. “Lo enfrento todos los días. Pero de lo que me he dado cuenta es que estas personas no están bien”.

Y lo más importante, ella no deja que eso la deprima ni la desanime de publicar.

“Estás dejando que ganen cuando dejas de publicar”, dijo. “Cuando veo esos comentarios, me da la motivación para seguir haciendo lo que hago. Las voces judías no deben ser silenciadas por miedo”.

Haskell, que pasa de dos a tres horas al día creando contenido, es consciente de lo poderosas que pueden ser las redes sociales. Ella trata de tener una relación sana con las redes y anima a otros a hacer lo mismo.

“Las redes sociales son una herramienta, como cualquier otra cosa en la vida, que se puede utilizar para bien o para mal. Puedes elegir seguir cuentas que te inspiren o te eduquen”, dijo. “Por otro lado, si sientes que estás siguiendo a personas que están drenando tu energía, o te encuentras comparando tu vida con la de ellos cada vez que los ves, puedes dejar de seguirlos. Tienes el control de a quién sigues y a quién no y cómo se ve tu feed”.

Y si eres judío y alguna vez te has sentido fuera de lugar, las redes sociales pueden ser, en cierto sentido, una especie de “lugar de encuentro”, como ciertamente lo han sido para Haskell.

“Si una persona judía se siente sola, la belleza de las redes sociales es que allí hay una gran comunidad judía”, dijo. “Muchos de mis seguidores han podido apoyarse unos a otros. Ahora, sienten que tienen una comunidad judía propia en línea”.



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram