Una estudiante judía tiene miedo de ir a su universidad

28/04/2024

3 min de lectura

Una estudiante judía enfrenta un miedo palpable en su campus universitario. ¿Cómo llegamos a esto?

"¿Crees que pueden darse cuenta de que soy judía?", preguntó una joven de 19 años a su madre, con la voz llena de miedo.

Esta conversación tuvo lugar en 2024, no en 1944.

Es una pregunta que lleva consigo el peso de la historia judía, una historia marcada por persecuciones y pogromos. La madre, una querida amiga nuestra, apenas podía creer el escenario que su hija estaba describiendo. Los miedos nacidos de los capítulos más oscuros de la historia humana aún resuenan en la vida de los judíos hoy en día.

Al igual que muchas de las manifestaciones que tienen lugar en los campus universitarios de Estados Unidos y de otros paises del mundo que supuestamente son pro-palestinas, la atmósfera que describió no era pro nada. Estos estudiantes no estaban manifestándose para ayudar a proporcionar alimentos a los necesitados en Gaza, ni trabajaban para asegurar la independencia del pueblo palestino.

Los cánticos de "Muerte a los judíos" y "Muerte a Israel" perforaban el aire haciendo claras y transparentes sus intenciones. Comprensiblemente, esta joven estudiante judía estaba aterrorizada. ¿Qué pasaría si descubren que es judía?

Mientras escuchaba a esta madre compartir el momento aterrador de su hija, me recordó la escena de "Una pequeña luz" donde Margot Frank intentaba unirse a su familia en la clandestinidad, pasando el control sin ser detectada por los guardias nazis. El miedo persistente de que pudieran descubrirla tratando de encajar y descubrir la verdad sobre quién es ella.

¿Cómo estamos, como sociedad, permitiendo que la historia se repita, haciendo que nuestros hijos oculten su identidad judía por miedo a ser agredidos?

¿Por qué las universidades permiten que estas protestas conviertan sus campus en caldos de cultivo de odio?

Este campus en particular llamó a la policía ya que su propio departamento de seguridad no pudo contener las viles "protestas", sin embargo, no han hecho nada para prevenir o detenerlas en primer lugar. Los estudiantes judíos todavía necesitan pasar por áreas donde sus compañeros les gritan mensajes de odio.

Los campus y las comunidades deben fomentar entornos donde el discurso político no se degrade en discursos de odio o alarmismo. Las instituciones educativas, comunidades e individuos deben trabajar juntos para mantener principios de respeto y comprensión. Solo mediante tales esfuerzos podemos esperar prevenir que los días más oscuros de la historia proyecten sus largas sombras sobre nuestro presente y futuro.

La coincidencia de este incidente durante la festividad de Pésaj, un tiempo en que los judíos conmemoran su liberación de la esclavitud y la opresión, añade una capa de ironía histórica y dolor. Particularmente durante la segunda mitad de la festividad, que celebra la división del Mar Rojo, un símbolo de superar barreras insuperables y la búsqueda de la libertad, el contraste entre los temas de Pésaj y los mensajes en las protestas no podría ser más pronunciado.

Las angustiosas experiencias de los estudiantes judíos en los campus universitarios necesitan atención y acción inmediatas. Es inaceptable que las instituciones educativas, lugares destinados al aprendizaje y al crecimiento, se conviertan en arenas donde los estudiantes temen por su seguridad basada en su identidad. El aumento de tales incidentes no solo amenaza el bienestar de los estudiantes judíos sino que también socava la integridad de nuestros sistemas educativos.

Los ecos de la historia deben servir como un severo recordatorio. Debemos tomar medidas decisivas para asegurar que nuestros campus sean refugios seguros para todos los estudiantes, independientemente de su origen. El compromiso de combatir el antisemitismo y todas las formas de odio debe ser inequívoco y manifestarse en medidas proactivas, no solo en respuestas a posteriori.

En este momento, se nos llama no solo a reflexionar sino a actuar, para asegurar que ningún estudiante tenga que susurrar con miedo sobre su identidad. Esto es una responsabilidad fundamental de nuestra sociedad. A medida que continuamos enfrentando estos desafíos, dejémonos guiar no por el miedo, sino por el coraje de defender lo que es correcto y justo.

Haz clic aquí para comentar sobre este artículo
guest
3 Comments
Más reciente
Más antiguo Más votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Mabel Corna
Mabel Corna
17 días hace

Gracias ya envío este mensaje

Miguel
Miguel
18 días hace

Inaudito, incomprensible, abominable, condenable, espero no teman y no se dejen llevar por delante, parece que estos descerebrados, no aprendieron nada.
Un abrazo.

Raul
Raul
19 días hace

Solo me queda compartir este mensaje en mis redes sociales

EXPLORA
ESTUDIA
MÁS
Explora
Estudia
Más
Contacto
Lenguajes
Menu
Donar
Únete a nuestro newsletter
Redes sociales
.