5 lecciones que puedes aprender de este multimillonario judío

01/04/2024

3 min de lectura

El Dr. Iosef Walder tuvo un gran impacto en mí y en otras miles de personas.

La semana pasada perdimos a un gigante.

El Dr. Iosef Walder, un empresario, filántropo y hombre ejemplar, lamentablemente falleció después de luchar muchos años con su enfermedad.

El Dr. Walder comenzó su carrera como profesor de bioquímica en la Universidad de Medicina de Iowa antes de abrir su propia compañía (IDT) desde una oficina en la sinagoga.

Esa compañía comenzó a crecer cada vez más, y eventualmente la compró Private Equity por 1.800 millones de dólares en el 2018.

Conocí al Dr. Walder y él tuvo un gran impacto en mí y en otras miles de personas. Aquí hay cinco lecciones personales que aprendí de este gigante

1. Humildad

El Dr. Walder era uno de los hombres más simples y modestos que puedes llegar a encontrar. Si te presentaran a una fila de hombres, nunca serías capaz de identificar al multimillonario. Él no alardeaba. No se jactaba. De hecho, vivía en una casa bastante modesta teniendo en cuenta sus medios, y condujo su famoso Buick durante muchos años.

Lección: Riqueza no implica adquirir bienes materiales. El Dr. Walder era feliz con lo que tenía.

El Buick del multimillonario.

2. Caridad

Posiblemente el Dr. Walder hizo más que cualquier otro por la comunidad judía de Chicago. Él y su esposa construyeron decenas de escuelas, y proveyeron fondos para que muchas de ellas tuvieran becas. Él construyó programas que educaban a los niños pequeños sobre las ciencias.

Como dijo un Rabino: "El Dr. Walder es el único que venía y me alentaba para que le pidiera más ayuda. Me preguntaba: '¿Con qué más puedo ayudar?'".

Puedes ver la Fundación Walder, un fondo de los Walder para ayudar a muchas organizaciones diferentes.

Lección: Ya sea de forma material o con tu tiempo, da a los demás. Te recordarán por eso, no por tu BMW.

3. Bondad extrema

La amabilidad anterior es bastante infrecuente, pero aún así, ocurre. Lo que hacen el Dr. Walder y su esposa es ir más allá. Recuerdo que el Dr. Walder tenía siempre a su lado a Kalman, una persona con necesidades especiales. Kalman comía en su casa cada Shabat, iba con él a la sinagoga, etc.

Además, los Walder recibieron en su hogar a algunos niños que pasaban períodos difíciles en sus vidas. Cuando una madre murió en un accidente automovilístico, los Walder acogieron a Eliahu y a su hermana y financiaron sus vidas. Lamentablemente, tras casarse y ser padre, Elihau contrajo meningitis bacteriana y murió joven. Los Walders dedicaron dos escuelas a la memoria de su hijo adoptivo.

Puedes dar tu dinero y puedes dar todo tu ser para ayudar a los demás. No exagero cuando digo que el Dr. Walder se entregaba en cuerpo y alma para ayudar a los demás. Él decía que parte de lo que era asombroso sobre su empresa era que era capaz de dar trabajo a la gente.

Lección: Sé imprudentemente amable. Nunca, nunca, te arrepentirás. Te lo prometo.

Los Walders con Eliahu

4. Nunca se trataba de él

El Dr. Walder nunca se convirtió en el eje de atención. No hay ninguna historia sobre este multimillonario en las revistas, ni noticias sobre compras extravagantes después de la venta de su compañía. Cuando le pregunté a un Rabino sobre la generosidad de Dr Waslder, y si había más información en línea sobre su historia, me respondió: "No que yo sepa. Trabajé muy cerca de él para la cena [de la escuela] y nunca se trataba de él. Para él lo único que importaba era el éxito de la escuela".

Lección: Enfócate en ayudar a otros y en ser un instrumento.

5. Tecnología de punta

La compañía del Dr. Walder (IDT) tenía un kit que fue el primer test aprobado para el COVID por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades en febrero del 2020.

Si no lo crees, lee este artículo del Wall Street Journal.

El Dr. Walder trabajó incansablemente durante más de 30 años para construir una compañía increíble.

Ellos también son los líderes en el área de CRISPR, la técnica de ingeniería genética que permite a los científicos modificar el ADN de los organismos vivos.

Decir que el Dr. Walder estaba a la vanguardia es quedarse corto. IDT literalmente se adelantó a los acontecimientos.

Lección: Trabaja duro y logrará más de lo que imaginas.

Aprendamos estas lecciones valiosas del Dr. Walder: Sé humilde, sé amable, ten en cuenta las necesidades de los demás, no hagas que todo gire a tu alrededor y trabaja duro.

Haz clic aquí para comentar sobre este artículo
guest
1 Comment
Más reciente
Más antiguo Más votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
clara dolinko
clara dolinko
8 días hace

Admirar su humanidad

EXPLORA
ESTUDIA
MÁS
Explora
Estudia
Más
Contacto
Lenguajes
Menu
Donar
Únete a nuestro newsletter
Redes sociales
.