Home » Ciclo de vida » Buscando pareja

Ten cuidado con estas trampas comunes en las citas

.
30/11/2022 | por Liz Wallenstein

Ten cuidado o te arrepentirás.

Hay varios factores que pueden hacer que una relación parezca ser correcta, incluso cuando no lo es. En los primeros dos artículos de esta serie (haz clic aquí para la parte 1  y clic aquí para la parte 2) hablé sobre la importancia de poner ciertos límites para asegurar la objetividad en las citas. Con quién te casas puede llegar a ser la decisión más importante de tu vida, así que tienes que asegurarte de tener claridad cuando tomes esa decisión. En este artículo nos referimos a las trampas más comunes en que caen las personas en las citas, para que puedas tener cuidado y no tengas que arrepentirte.

Cuidado con "los opuestos se atraen".

Los opuestos a menudo se atraen, pero eso no siempre significa algo bueno. Depende de dónde viene.

A veces puede ser un problema de autoestima. Tú sientes una falta entonces te atraen las personas que aparentan ser buenas en ese aspecto, esperando de alguna manera que esa persona “te contagie” y por asociación poder asemejarte. Pero la otra persona puede sentir resentimiento por eso, no querer compartir eso contigo y sólo estar interesado en ti de la forma que eres. Por ejemplo, una persona callada e introvertida quiere ser extrovertida y más sociable. Pero a la persona extrovertida le gustas tal como eres, una persona callada que le permite ser el foco de atención, y le molesta cuando tratas de parecerte a ella.

Las mejores elecciones se toman desde un lugar en el que te sientes completo. Tienes que ver a la otra persona como el glaseado de tu pastel. Le agrega al pastel, pero tú eres delicioso incluso sin él. Es sólo un bono extra. No permitas que el otro sea la harina, el azúcar o los huevos, un ingrediente fundamental de quién eres.

Guíate por lo que la persona hace, no por lo que dice.

Las palabras son baratas. Son fáciles. Muchas veces hablamos de acuerdo con la versión ideal que tenemos de nosotros mismos, pero eso no es realmente lo que practicamos. No dejes que una persona te diga quién es;  tienes que decidir quién es al observar las cosas que hace y lo que no hace.

Por ejemplo, un hombre dice que tratará a su esposa como una reina. ¿Te está tratando de esa forma ahora? Si una mujer dice que es muy afectuosa y bondadosa… ¿La has visto comportarse de esa forma con otras personas (no sólo contigo)?

Las personas tienden a delatarse al comienzo, a menudo a través del humor.

Las personas tienden a delatarse al comienzo. Es gracioso cómo funciona esto, pero casi siempre te dejan saber desde el primer momento cuál es su problema principal… sólo que suelen decirlo de forma graciosa. Lo dirán como algo casual y al paso, pero tienden a hacerte saber en lo que te estás metiendo… mientras se ríen.

Por ejemplo, alguien bromea sobre cuán desorganizado y desordenado es o dice en chiste que si pudiera estaría todo el día mirando televisión. Presta atención cuando esto ocurra y tómalo en serio, incluso si no lo dicen de forma seria. Busca corroboración para ver si es verdad. Luego decide si para ti eso es o no un problema. Asegúrate de hablar respecto a qué hace esa persona para manejarlo.

Ten cuidado con los puntos ciegos.

Mantente atento ante una cualidad que es tan atractiva que puede llegar a cegarte ante lo demás. Algunas de las "trampas" más comunes son un buen aspecto, encanto, dinero, popularidad, una familia respetable, un lucrativo negocio familiar. He visto personas casarse de esta forma y luego todo explota.

Imagina que te casas con alguien porque es muy apuesto, pero resulta que su buen aspecto es TODO lo que tienes. No es una persona buena o amable. ¿Crees que casarte con alguien atractivo es suficiente para hacerte feliz?

Digamos que te casas con alguien de una familia respetable, pero después ellos se convierten en “tus dueños”. Tienen derecho a opinar en todo lo que haces y sientes que ya no tienes una vida propia. ¿Seguirás sintiendo que eso vale la pena?

Confía en ti más que en cualquier otra persona. Tú eres quien tiene que vivir con esa decisión.

Es bueno recibir consejo de otros en quienes confías y tienen más experiencia de vida, incluyendo Rabinos, padres, maestros y amigos casados. Pero asegúrate de ser siempre el piloto. Nadie debe influir más que tú mismo en la decisión de estar o no con esa persona.

A menudo, tu instinto es más importante que cualquier información que puedas transmitirle a otro.

Para otra persona es sencillo opinar sobre tu vida, porque no tiene que vivir con esa decisión. Tú eres el único que tiene que vivir con tu decisión. ¡Debes sentirte cómodo con ella!

No cometas el error de pensar que seguir el consejo de un Rabino o de un terapeuta es infalible. Ellos son humanos y cometen errores. Es excelente consultarlos, pero tienes que analizar si su consejo es adecuado para ti.

Si no te sientes suficientemente seguro respecto a tu habilidad para tomar decisiones, recibir la ayuda de un terapeuta para adquirirla puede ser muy valioso como preparación para el matrimonio.

Espero que estas advertencias sean útiles. Desgraciadamente, a veces no ves qué importantes pueden ser hasta que ya es demasiado tarde.


Para más información esencial, lee la parte 1 de esta serie Evita estos errores comunes en las citas para lograr crear un matrimonio duradero y la parte 2, “Creencias erradas de las citas que pueden llevar al divorcio.



linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram